CONTRARRELATO

«Esto no es el ébola. No es SARS. Es la política jugando a la medicina, y ese es un juego muy peligroso«.

Por Anthony Colpo

El experto patólogo Dr. Roger Hodkinson dijo a los funcionarios del gobierno del estado canadiense de Alberta, durante una conferencia por zoom el 13 de noviembre, que la actual crisis de COVID-19 es «el mayor engaño que jamás se ha perpetrado contra un público desprevenido«.

Hodkinson hablaba, durante una reunión del Comité de Servicios Públicos y Comunitarios del Ayuntamiento de Edmonton el viernes pasado, sobre la medida de la ciudad de extender su reglamento sobre uso de coberturas para el rostro.

Hodkinson advirtió que lo que estaba a punto de decir era «lenguaje profano y contundente» y «contrario a la narrativa«, así que comenzó con un resumen de sus credenciales para asegurar a los miembros del comité que no era un «charlatán«.

Hodkinson es un especialista médico en patología, incluyendo virología, que se formó en la Universidad de Cambridge en Inglaterra. Patólogo certificado por el Royal College en Canadá, es ex presidente de la sección de patología de la Asociación Médica, ex presidente del Comité de Examen del Royal College of Physicians and Surgeons en Ottawa. También se ha desempeñado como patólogo en la Oficina del Médico Forense en Edmonton, determinando las causas de muerte, y como Profesor Adjunto en la Facultad de Medicina de la Universidad de Alberta.

Hodkinson tiene una buena reputación en el Colegio de Médicos y Cirujanos de Alberta, y ha sido reconocido por el Tribunal de la Corte de la Reina en Alberta como experto en patología.

Hodkinson es también Presidente Ejecutivo de Bio-ID Diagnostics, una compañía que produce las pruebas COVID-19 -por lo que tiene poco que ganar personalmente al calificar de falsedad al alarmismo sobre el coronavirus.

Hodkinson señaló que, gracias a su papel como CEO de una empresa de biotecnología que fabrica las pruebas de COVID, «de repente sé un poco sobre todo esto«.

«La conclusión es esta«, dijo Hodkinson después de enumerar sus credenciales, «hay una histeria pública totalmente infundada, impulsada por los medios de comunicación y los políticos. Es indignante, este es el mayor engaño jamás perpetrado a un público desprevenido«.

«No hay absolutamente nada que se pueda hacer para contener este virus, aparte de proteger a las personas mayores y más vulnerables«, dijo. «No se debe pensar en otra cosa que en una mala temporada de gripe«, dijo Hodkinson. «Esto no es el ébola. No es SARS. Es la política jugando a la medicina, y eso es un juego muy peligroso«.

«No se necesita ninguna acción de ningún tipo, excepto lo que sucedió el año pasado cuando nos enfermamos«, dijo. «Nos quedamos en casa, tomamos sopa de pollo, no visitamos a la abuela, y decidimos cuándo volveríamos al trabajo. No necesitábamos que nadie nos lo dijera«.

«Las máscaras son completamente inútiles. No hay ninguna base de evidencia para su eficacia en absoluto«, dijo.

«Las máscaras de papel y las máscaras de tela son simplemente señales de virtud. Ni siquiera se usan eficazmente la mayoría de las veces. Es completamente ridículo, ver a esta desafortunada gente sin educación – no lo digo en un sentido peyorativo – ver a esta gente caminando por ahí como lemmings obedeciendo, sin ninguna base de conocimiento para ponerse la máscara en la cara

Un estudio danés aleatorio y controlado, publicado recientemente en los Anales de Medicina Interna, encontró que la recomendación de usar mascarillas quirúrgicas cuando se está fuera de casa no produce una reducción estadísticamente significativa de la infección por COVID-19 en comparación con la recomendación de no usar mascarilla.

Esto se suma al ya significativo volumen de evidencia que sugiere que las mascarillas ofrecen poco o ningún beneficio en la prevención de la propagación de COVID-19.

De hecho, en un estudio realizado en Vietnam se comprobó que los trabajadores de la salud que llevaban máscaras de tela, tenían un mayor riesgo de infección en comparación con los que llevaban máscaras médicas, y con un grupo de «práctica habitual» (algunos de los cuales llevaban máscaras y otros no).

«El distanciamiento social también es inútil», dijo Hodkinson, «porque el virus se propaga por aerosoles, que viajan unos 30 metros antes de aterrizar«.

«Y los cierres han tenido consecuencias tan terribles e imprevistas«, dijo Hodkinson, «que todos los lugares deberían estar abiertos mañana, como se afirmó en la Declaración de Great Barrington» (una petición lanzada por epidemiólogos de Stanford, Harvard y Oxford que abogan por no restringir a los sanos y proteger a los vulnerables).

«Y unas palabras sobre las pruebas«, añadió Hodkinson. Recordando al comité que estaba en el negocio de las pruebas de COVID-19, «Quiero enfatizar que los resultados positivos de las pruebas PCR no significan, lo subrayo con caracteres fluorescentes, una infección clínica. Es simplemente alentar la histeria pública. Y todas las pruebas deben detenerse, a menos que alguien se presente en el hospital con algún problema respiratorio«.

Hodkinson dijo que todo lo que se debe hacer es «proteger a los vulnerables y darles a todos, en las casas de salud que están bajo su control, de 3 a 5.000 unidades internacionales de vitamina D cada día, lo que ha demostrado reducir radicalmente la probabilidad de infección«.

«Y les recuerdo a todos que usando las estadísticas de la provincia, el riesgo de muerte de menores de 65 años en esta provincia es de uno en 300.000… uno en 300.000… Hay que controlar esto. La escala de la respuesta que están llevando a cabo, sin pruebas para ella, es totalmente ridícula, considerando las consecuencias que tiene actuar de la manera que están proponiendo … Suicidios, cierres de negocios, funerales, bodas, etcétera, etc,.. Es simplemente indignante

«Es sólo una mala gripe más. Tienen que pensarlo así. Dejen que la gente tome sus propias decisiones

«Estoy absolutamente indignado de que esto haya alcanzado este nivel, todo debería terminar mañana«, concluyó el Dr. Hodkinson.

Las imágenes publicadas en YouTube de la presentación del Dr. Hodkinson fueron rápidamente eliminadas por el cada vez más censurado canal de medios sociales. Sin embargo, el video todavía puede ser visto en sitios como BitChute y Vimeo.

Compartir