REDACCIÓN EXTRAMUROS / La controversia actual sobre la supuesta contaminación por ADN de las vacunas COVID-19 implica cuestiones complejas y también muestra las dificultades para llegar a la verdad en el ambiente polarizado y politizado de hoy en día, escribe la doctora Jane Orient en el número de invierno de la revista Journal of American Physicians and Surgeons.
+

Por YAFFA SHIR-RAZ / El Ministerio de Sanidad israelí no contaba con un sistema de notificación de acontecimientos adversos para todo el año 2021. Encargaron a un equipo de investigación que analizara los informes de un nuevo sistema instituido en diciembre de 2021.
Seis meses más tarde, los resultados del estudio indicaron efectos secundarios a largo plazo, incluyendo algunos no enumerados por Pfizer, y una relación causal – por lo que el Ministerio de Salud publicó un informe manipulado, mintiendo que no se encontró ninguna nueva señal de alarma+

DRS MARTY MAKARY Y TRACY BETH / Los dirigentes de los CDC, la FDA y los NIH deberían acoger el debate interno -incluso la disensión- basado en las pruebas. Silenciar a los médicos no es “seguir la ciencia”. Menos absolutismo y más humildad por parte de los hombres y mujeres que dirigen nuestras agencias de salud pública ayudarían mucho a reconstruir la confianza del público.
+

SALVADOR GÓMEZ / Mientras tanto la prensa de la ortodoxia covid sigue repitiendo, como si nada, el discurso de siempre, totalmente inmune a los datos, e ignora lo que significa realmente esta eliminación del “pase verde” en todo el mundo. Lo que significa es un reconocimiento del fracaso total de las vacunas y de las estrategias no farmacológicas desplegadas.+