SANTIAGO AMIGORENA / La respuesta debe buscarse por otro lado; un lado que presuponga no la inteligencia del sistema, o de los gobernantes, sino su estupidez+