RICARDO ADRIÁN CURTI / Nuestra cultura está absolutamente impregnada de un fenómeno que ya no puede ser obviado: la NEGACIÓN ABSOLUTA E IRRACIONAL DE LA REALIDAD. +