MARIELA MICHEL / Mi hipótesis es que los espejos en los que nos estamos mirando actualmente reflejan una imagen distorsionada de la condición humana. Resulta muy difícil mantenerse inmune a un discurso omnipresente en medios de comunicación, redes sociales, centros educativos, instituciones estatales y para estatales, que nos describe insistentemente como seres discriminadores, racistas, violentos+