MITCH NEMETH / En la última década, el crecimiento de Internet y los medios sociales ha traído consigo un dramático repunte del sentimiento populista. Las instituciones heredadas han declarado la guerra al populismo, calificando sus afirmaciones de «desinformación» o «desinformación» y pidiendo al gobierno o a los actores adyacentes al gobierno (en lo sucesivo denominados «los censores») que repriman tales afirmaciones a medida que se extienden por Internet como un reguero de pólvora.+

ALDO MAZZUCCHELLI / ¿Cuáles son los factores del miedo? Basta con examinar las “narrativas” que se han ido poniendo una tras otra en el centro de la agenda global. Luego del “terrorismo islámico”, pasando -en un nivel de elite y menor- por la “amenaza del populismo”, llegamos a Covid, y ahora hemos pasado a instalarnos en el “cambio climático”. +

DIEGO ANDRÉS DÍAZ / La “Rebelocracia” engrosa en occidente la lista de puestas en escena sin costo donde un grupo reivindica ser víctima de la opresión de algo que no tiene mayor existencia real, a partir de manifestar de forma vociferante un fantasma que opera necesariamente en el campo de la retórica, así el supuesto opresor jamás se manifiesta a hacer su parte de esta película barata.+

DIEGO ANDRÉS DÍAZ / El pasado 14 de julio fue otro aniversario de la llamada “revolución francesa”. Para occidente, los eventos acaecidos en Francia desde 1789 tienen un evidente significado simbólico. Más allá de la conmemoración en sí y de su importancia, es interesante reflexionar sobre algunas de las incontables aristas que este hecho exhibe+

ALDO MAZZUCCHELLI / Lo primero es la respuesta humana elemental: hay que aplaudir y apoyar a Pereyra, por haber tenido la valentía de reconocer un error importante personal y profesional, y publicarlo sin buscar excusas.
En la vida de cada uno de nosotros todos nos hemos equivocado muchas veces. Es más importante que el error, la corrección, y en mi opinión siempre se debe dar prioridad a esta. Hay que saludar y abrazar, pues, al primer periodista mainstream que reconoce que el rey está desnudo, y que lo que se viene llevando como política informativa por parte de los grandes medios da asco, tanto profesional como humanamente. +

DIEGO ANDRÉS DÍAZ / Una de las características más evidentes del modelo “reseteado” que diariamente se nos informa de su inminente e inevitable desembarco, es que el mismo está asentado en una nueva-vieja religión: la estatolatría+