GEORGE D. O’Neill Jr. / Recientemente, la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, reveló sin miramientos el devastador coste de la guerra de Ucrania: ”Se calcula que hasta la fecha han muerto más de 20.000 civiles y 100.000 militares ucranianos”, dijo. El comentario provocó duras reacciones y la Comisión Europea lo borró posteriormente de las grabaciones de vídeo del discurso. La censura quedó sin explicación y demostró la confusión de los proveedores de la narrativa aprobada.
+

CHRISTELLE NÉANT / Seis meses después de que el expresidente ucraniano Petro Poroshenko dijera en una entrevista que nunca se planteó aplicar los acuerdos de Minsk, y que sólo eran una forma de que Ucrania ganara tiempo, la excanciller alemana Angela Merkel acaba de decir lo mismo en una entrevista al Zeit, acabando así con la poca credibilidad que tienen los países occidentales.
+

SALVADOR GOMEZ / Rusia decidió retirar sus tropas de la zona de Kherson al oeste del Dnieper, al tiempo que prepara una ofensiva de 300.000 soldados sobre una Ucrania devastada y debilitada por más de un mes de bombardeos a su infraestructura. La prensa mainstream occidental miente una “victoria inminente” ucraniana, mientras bajo cuerda quizá se negocia un fin del conflicto con ganancia para Rusia y Estados Unidos a la vez. También es posible una guerra muy larga si la negociación no avanza. Ucrania y Europa pierden en todos los escenarios posibles.+

SIMON BLACK / Más de 35.000 personas han comenzado a descender a la pintoresca ciudad turística egipcia de Sharm El Sheikh para participar en la 27ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, conocida como COP27. O como yo prefiero llamarla, la Conferencia Internacional de la Hipocresía y la Ignorancia.
+

PHIL BUTLER / Los rusos están perplejos ante la noticia de que las tropas se retirarán de la orilla derecha del río Dniéper. Teniendo en cuenta todos los reveses recientes, esto ha puesto nerviosos incluso a los patriotas más incondicionales de Moscú. Justo cuando se espera una ofensiva rusa importante, las fuerzas rusas vuelven a salir por la izquierda. Justo cuando el general Sergei “Armagedón” Surovikin tenía a Kiev lista para pedir clemencia y electricidad. +

WANG WEN / Un diálogo con el filósofo ruso Alexander Dugin, tras la trágica muerte de su hija Darya Dugina (Дарья Дугина 1992-2022) en un atentado terrorista en agosto. Cómo ve él, al que los medios de comunicación occidentales apodaron implacablemente “cerebro de Putin”, “pensador ruso” y “maestro de Estado”, el actual conflicto ruso-ucraniano y la situación actual de Rusia. ¿Cómo evalúa su relación con Putin? ¿Cómo ve el futuro de China tras el 20º Congreso Nacional del Partido Comunista Chino? ¿Qué consejo tiene para la generación más joven de China? +

EXTRAMUROS / Este fin de semana al abrir el Congreso del PCCh, Xi Jinping declaró: “La resolución de la cuestión de Taiwan es asunto propio de los chinos, y deben ser los chinos quienes la decidan. Persistiremos en trabajar (…) por una perspectiva de reunificación pacífica, pero nunca nos avendremos a renunciar al uso de la fuerza armada”+

DMITRY ORLOV / La potencia europea que es la economía alemana está ahora destruida. Todo el milagro económico alemán se basaba en la disponibilidad de un suministro constante de gas natural barato procedente de Rusia; sin él, la industria alemana está cerrando, despidiendo a cientos de miles de trabajadores y contemplando un nivel de angustia y malestar público que no se veía desde los tiempos de la República de Weimar. +

PEPE ESCOBAR / Ucrania está acabada como nación: ninguno de los dos bandos descansará en esta guerra. La única cuestión es si será un final al estilo afgano, o sirio. Un año después de la asombrosa humillación de EE.UU. en Kabul -y a punto de propinarle otro serio revolcón en el Donbass- hay razones para creer que Moscú se muestra receloso de que Washington busque venganza, bajo la forma de una “afganización” de Ucrania.
+

CHRIS MACINTOSH / La situación en la que nos encontramos ahora es una en la que Occidente se encuentra agobiado por una economía sobreendeudada, en la que la clase media depende del crédito para financiar su nivel de vida, y el gobierno depende de la emisión de deuda para financiar ese nivel de vida. No se me ocurre sistema más frágil que uno en que el crédito se utilice para el consumo y no para la producción.+