MAURO BAPTISTA VEDIA / Al ver la maravilla de esta serie sobre Coppola, uno vuelve a interrogarse sobre la paradoja argentina en relación al arte y a la política. ¿Como es posible que un país y un pueblo tan, pero tan “cascoteado”, castigado y cansado, continúe produciendo una cultura de esa calidad? ¿Cómo logran los argentinos hacer un cine y unas series que compiten en calidad con las mejores cosas hechas por los Estados Unidos, con muchísimo menos dinero?
+