JOSÉ LUIS MORANTE / Todo sueño cumplido es prematuro.
Su tácita presencia pone en duda
que hasta ayer mismo fuera
objeto de un afán cuyo rescoldo
no se apagara nunca.+

En el umbral de una casa —castigada
/por los elementos
Allí, en los márgenes
de una ciudad que devora
/nuestros sueños
una niña cepilla paciente
/su larga cabellera
+

Contra el alba del día,
contra el nuevo follaje de los árboles,
contra toda criatura de la tierra,
contra el coro impasible de los ángeles
y contra Dios, que enciende la esperanza.
Rabioso manifiesto de la muerte:
cierro los ojos, y no queda nada.+

Y qué es la presencialidad la parusía
en la plenitud de la rota omnipresencia
del ronquido inalámbrico del querubín
del dron de los rotores insuflados
con el reino del dios ese aquel después
en el ahora que habitamos
con la revelación de la consciencia
autoinmolando
a querosén a los profetas
de la distopía.+

CIRCE MAIA / La cortina deja pasar la luz en bandas
y después se mueve y las bandas tiemblan.
La luz se vuelve tela.
Lo mismo en el follaje allá arriba
se ha puesto un cuerpo verde.
Y si te da en los ojos
se pone tu mirada
como un traje castaño.+

LAWRENCE FERLINGHETTI / Sé el narrador de grandes historias, incluso de las más oscuras. / Dale una voz a las calles sin lengua. / Convertí las palabras comunes en poco comunes. / Peleate con el destino del hombre como lo hacen los amantes celosos. +

KARINA LERMAN / Desde el extremo del cielo
caían en serie las ansias:
corderos esquilaban el temor,
al pie de la madre. Extraños
desvelos junto al verdugo,+