ALASTAIR CROOKE / La orden absoluta de que debe haber una distinción inequívoca entre verdad y mentira y un significado único en relación con la cuestión palestina, además de ningún “mensaje pro-palestino”, refleja una profunda inseguridad en Occidente. Como si un mensaje unilateral pudiera ser el remedio a un choque civilizatorio. En el clima actual, incluso pedir un alto al fuego puede suponer la pérdida del puesto de trabajo
+