FEDERICO LEICHT / La evidencia sugiere que cuando se administra en un entorno clínico controlado y bajo supervisión adecuada, la psilocibina puede catalizar experiencias terapéuticas profundas que conducen a mejoras duraderas en la salud mental, presentándose como herramienta terapéutica valiosa frente al arsenal de tratamientos farmacológicos para la variedad y vastedad de trastornos mentales del presente.+