GEORGE D. O’Neill Jr. / Recientemente, la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, reveló sin miramientos el devastador coste de la guerra de Ucrania: ”Se calcula que hasta la fecha han muerto más de 20.000 civiles y 100.000 militares ucranianos”, dijo. El comentario provocó duras reacciones y la Comisión Europea lo borró posteriormente de las grabaciones de vídeo del discurso. La censura quedó sin explicación y demostró la confusión de los proveedores de la narrativa aprobada.
+

CHRISTELLE NÉANT / Seis meses después de que el expresidente ucraniano Petro Poroshenko dijera en una entrevista que nunca se planteó aplicar los acuerdos de Minsk, y que sólo eran una forma de que Ucrania ganara tiempo, la excanciller alemana Angela Merkel acaba de decir lo mismo en una entrevista al Zeit, acabando así con la poca credibilidad que tienen los países occidentales.
+

BARBARA MOENS / JAKOB HANKE / JACOPO BARIGAZZI / En este análisis aparecido en Politico, importante revista vinculada al Partido Demócrata norteamericano, finalmente se admite lo que los analistas independientes vienen afirmando desde febrero: Estados Unidos empujó la guerra en Ucrania para beneficiarse a expensas de sus “aliados” europeos, que son (junto a Ucrania) quienes pagan los costos+

SALVADOR GOMEZ / Rusia decidió retirar sus tropas de la zona de Kherson al oeste del Dnieper, al tiempo que prepara una ofensiva de 300.000 soldados sobre una Ucrania devastada y debilitada por más de un mes de bombardeos a su infraestructura. La prensa mainstream occidental miente una “victoria inminente” ucraniana, mientras bajo cuerda quizá se negocia un fin del conflicto con ganancia para Rusia y Estados Unidos a la vez. También es posible una guerra muy larga si la negociación no avanza. Ucrania y Europa pierden en todos los escenarios posibles.+

ALDO MAZZUCCHELLI / En lugar de agachar el lomo y aceptar la dictadura centralizada vía celular, es el ciudadano de Occidente mismo el que deberá empezar a abrirse -a la fuerza, probablemente, pues de otro modo no lo hará- a practicar la crítica del sistema como tal. Una crítica completa, radical, y sin cuartel, que tiene felizmente múltiples aristas que están ya discutidas y publicadas hace décadas.+

KIT KLARENBERG / El portal de noticias The Grayzone ha obtenido una presentación de abril de 2022 elaborada por altos funcionarios de la inteligencia británica que describe un elaborado plan para volar el puente de Kerch en Crimea con la participación de soldados ucranianos especialmente entrenados. Casi seis meses después de que se difundiera el plan, el puente de Kerch fue atacado en un atentado suicida el 8 de octubre, aparentemente supervisado por los servicios de inteligencia ucranianos SBU.+

CARLO MARIA VIGANÒ – GEORGE WEIGEL / Quiero reiterar enérgicamente que mis palabras no deben interpretarse como una legitimación de la guerra, cuyas principales víctimas son el pueblo ucraniano por la connivencia de su gobierno con el Estado profundo. Mis palabras pretenden ser, como lo fueron con motivo de la farsa pandémica, una llamada a la verdad, una denuncia de las mentiras y falsificaciones de la realidad, un llamamiento al uso del juicio crítico frente a la narrativa mediática.
+

PEPE ESCOBAR / Ucrania está acabada como nación: ninguno de los dos bandos descansará en esta guerra. La única cuestión es si será un final al estilo afgano, o sirio. Un año después de la asombrosa humillación de EE.UU. en Kabul -y a punto de propinarle otro serio revolcón en el Donbass- hay razones para creer que Moscú se muestra receloso de que Washington busque venganza, bajo la forma de una “afganización” de Ucrania.
+

TOM LUONGO / Lo triste es esto:  en Davos piensan que están ganando, porque mucho de esto va según el plan. Se están perdiendo las grandes partes de la destrucción de los EE.UU. demasiado rápido en el proceso. Rusia y China cortarán a Europa del comercio global. La Fed destruirá los mercados de eurodólares, la fuente del poder de Davos. Los vestigios del federalismo estadounidense todavía funcionan a un nivel lo suficientemente alto como para frustrar todos sus planes.+

SALVADOR GÓMEZ / Cómo cambia la narrativa oficial de EEUU, que ahora está apartándose de la derrota ucraniana: El New York Times que hablaba de “Russian debacle in Ukraine” hace pocos días, ahora habla de cualquier otra cosa
, y el Washington Post publica una nota en donde básicamente acusa a los ucranianos de no haber dicho la verdad sobre la guerra.
+

UWE PARPART Y DAVID P. GOLDMAN / Después de haber hecho múltiples declaraciones de que Rusia dejaría de ser una potencia mundial después de la guerra de Ucrania, el presidente Biden y sus altos funcionarios se centran ahora en el control de daños -advirtiendo a Ucrania, a través de terceros, que tendrá que sacrificar territorio para un alto el fuego.
+