SEYMOUR HERSH / El gobierno de Biden voló los oleoductos, pero la acción tenía poco que ver con ganar o detener la guerra en Ucrania. Fue el resultado de los temores en la Casa Blanca de que Alemania vacilara y se volviera contra el flujo de gas ruso, y que Alemania y luego la OTAN, por razones económicas, cayeran bajo el dominio de Rusia y sus extensos y baratos recursos naturales. Y así siguió el temor último: que Estados Unidos perdiera su primacía de larga data en Europa Occidental+

LADY BHARANI / Tres líneas marítimas del sistema de gasoductos Nord Stream sufrieron daños “sin precedentes” en un solo día, dijo el martes 27/09/22 el operador de la red Nord Stream AG, en lo que un funcionario alemán sugirió que fue un “ataque dirigido”. La empresa también dijo que es imposible estimar cuándo se restablecerá la capacidad de funcionamiento de la red de gas.
+

DMITRY ORLOV / La potencia europea que es la economía alemana está ahora destruida. Todo el milagro económico alemán se basaba en la disponibilidad de un suministro constante de gas natural barato procedente de Rusia; sin él, la industria alemana está cerrando, despidiendo a cientos de miles de trabajadores y contemplando un nivel de angustia y malestar público que no se veía desde los tiempos de la República de Weimar. +