ALDO MAZZUCCHELLI /Payasos falsos, huecos, ocupan puestos decisorios. El poder del dinero y del miedo controla todo. Y las empresas de usura tienen el desparpajo de usar valores como la «solidaridad» para estimular su robo a los más pobres, más necesitados en un tiempo como este en que debido a la criminal imposición de la «lógica PCR» han perdido horas de trabajo, o han perdido el trabajo.+