JOSÉ ASSANDRI / Sin embargo, nuestro autor, Jean-Baptiste Botul, nos recuerda que no sólo Kant fue soltero y no se le conoció mujer, sino que hizo de este asunto una pregunta más amplia: “¿Debe casarse un filósofo?” +

JOSÉ ASSANDRI / Las palabras mismas son bordes, nunca son suficientes. Entonces la escritura misma se vuelve un modo de diferir. Y de allí la resistencia de Platón a la escritura. La cultura oral es un modo de relación con el mundo, donde no sólo está puesto en juego la visión sino todos los otros sentidos… Y sin embargo no dejamos de escribir, y, por lo tanto, de diferir, de desear.+