EMIL CIORAN / “Vivir aquí es la muerte; allá, el suicidio. ¿Dónde ir? El único lugar del planeta en que la existencia parecía tener un sentido, está conquistado por la gangrena. Todos estos pueblos archicivilizados son nuestros proveedores de desesperación. En efecto, para desesperar basta con mirarlos, observar la actuación de su espíritu y la indigencia de su codicia, amortiguada y casi extinta” +