EXTRAMUROS / Docentes franceses llaman a hacer frente a la enseñanza por “competencia”, método que Uruguay tiene la desventaja de conocer desde hace ya mucho tiempo, dada la estrecha sujeción de sus instituciones y sus técnicos a agendas y criterios de los organismos crediticios, devenidos “pedagogos”. No obstante la falta de novedad local de la enseñanza por “competencia”, vale la pena atender el análisis y las consideraciones sobre el sentido de enseñar que ofrecen los docentes franceses, hoy inmersos en condiciones que, a grandes pasos, se acercan a las del otrora llamado “tercer mundo”. (Nota de la Traductora)
+

VINOD KOHSLA / Estoy de acuerdo en que necesitamos una educación más humanista, pero es difícil estar de acuerdo o en desacuerdo con el plan de estudios actual sin definir qué significa humanista. ¿Enseña realmente el pensamiento crítico, la lógica o el proceso científico, cosas que todo ciudadano debería saber para participar en la sociedad? ¿Permite el discurso inteligente o la toma de decisiones a través de un conjunto diverso de creencias, situaciones, preferencias y suposiciones?
+

ALDO MAZZUCCHELLI / La cuestión fundamental es quién de nosotros es capaz de disputar la legitimidad del éxito, y, como consecuencia de ello, quién financia la educación, dando su impronta con ello. Mientras el éxito tecnológico sea el único criterio de verdad humana porque es el único dador de dinero, las humanidades seguirán siendo incapaces de superar al tecnocratismo mental que expresa Kohsla y que guía la hegemonía ideológica contemporánea en todas partes.
+

ALMA BOLÓN / Las afirmaciones de Vinod Kohsla reúnen un buen número de los lugares comunes que, al menos desde el siglo XIX, pretenden ser la respuesta al “problema” de la enseñanza y a menudo denuncian su “inadecuación”. (Por ejemplo, lo inadecuado de enseñar algo más que un poco de cálculo, de lectura y de catequesis a quienes estarán destinados a labores que se suponen exclusivamente manuales; o lo inadecuado de enseñar lo que llegue a despertar deseos fuera de lugar, es decir deseos de ficción y de lirismo entre los trabajadores manuales, etc.)
+

DIEGO ANDRÉS DÍAZ / La educación centralizada está detrás del modelo de ciudadano moderno. En general, el desembarco de la ideología de pretensión hegemónica-estatal construye una lógica cultural donde las ciudadanos consideran automáticamente, sin mayor reflexión ni crítica, que cualquier expresión cultural -incluida la educación- se debe reglamentar, subvencionar, “profesionalizar” y encauzar discursivamente bajo los esquemas de esta misma ideología.+

JUAN FRIEDL y ANÓNIMO / Cualquier cosa que rompa la igualdad es vista como un autoritarismo. Los profesores están agotados de eso. Están clamando por un sistema más tradicional, pero lo más cómico es que la culpa de que el sistema se mantenga así, con igualitarismo extremo, se la achacan al gobierno nuevo, y no la asocian con las ideas de la izquierda+

ALMA BOLÓN / Me referiré a dos pares, “imperialismo y globalización”, “resistencia y adaptación”. Mi tesis será que el desplazamiento terminológico -la caída en desuso de los términos “imperialismo” o “neocolonialismo” y su reemplazo por “globalización” o “mundialización”- constituye una manera de liquidar la resistencia y de forzar la adaptación a lo que fundamentalmente sigue siendo “imperialismo” y “neocolonialismo”+

ALMA BOLÓN / Días atrás, la Universidad de la República rechazó someterse a la auditoría habitualmente exigida por el sistema partidario, mediático y empresarial (ese sistema que espera los resultados de este examen para exclamar: “siempre lo dijimos, en la Universidad son unos buenos para nada, lo que saben es gastar dinero”).
+

ALMA BOLÓN / ¿Qué tiene que estar pasando en Uruguay para que un millonario de Dubai que hizo fortuna en el negocio de comprar escuelas y de ponerlas a trabajar (para su bolsillo) tenga a su cargo la concepción y el dictado de cursos destinados a directores de liceos del sistema público uruguayo, en una amplia zona del territorio nacional, caracterizado por UPM como su “zona de influencia”?+

MURRAY N. ROTHBARD / La diversidad, y por ende la “desigualdad”, es un hecho fundamental de la raza humana. Entonces, ¿cómo explicamos el culto contemporáneo casi universal en el santuario de la “igualdad”, tanto que prácticamente ha borrado otros objetivos o principios de la ética?+

DIEGO ANDRÉS DÍAZ / Seguramente sea la educación -en su concepción amplia y general, o acotada a la actividad institucional o académica- uno de los termómetros más interesantes para rastrear, por lo menos de forma preliminar, el estado general de la civilización+