JEFF THOMAS / El objetivo final es obligar a depositar la mayor cantidad de dinero posible en los bancos, y luego llevárselo. Los EE.UU., la UE y algunos otros países han aprobado leyes de confiscación, permitiendo a los bancos carta blanca para confiscar y/o negarse a liberar los depósitos.+