JEFFREY A. TUCKER / El año 2020 nos presenta una nueva ideología con tendencias totalitarias. Tiene una visión del infierno, del cielo y un medio de transición. Tiene un aparato de lenguaje único. Tiene un enfoque mental. Tiene sistemas de señalización para revelar y reclutar adeptos. Esa ideología se llama encierro. También podríamos añadir el ismo a la palabra: lockdownismo.
+

NADIYA POPEL / Un testimonio de una doctora del Hospital General Mateu Orfila, Menorca, sobre varios modos en que se crearon «muertos Covid» en hospitales, a partir de un uso masivo de una PCR fraudulenta+

CJ HOPKINS / Por muy frustrante que haya sido para todos nosotros, esta sigue siendo una batalla por los corazones y las mentes. Esencialmente, es una guerra contra la realidad (o entre dos «realidades», si lo prefieres). Se está luchando en la cabeza de la gente, no en las calles.+

TEXTO ANÓNIMO / El papel de someter a los demás con una sonrisa. El verdadero poder, aquel al que se somete agradecido el sometido. Nunca tuvo tantas luces y micrófonos apuntándole a él. Mamando su saber, por así decirlo. Nunca tanto brillo sobre su gris existencia. El sólo quiere salvar vidas, ¿quien podría reprocharle algo?+

FERNANDO ANDACHT / Una rápida búsqueda de artículos con evaluación de pares sobre el uso de las máscaras o barbijos y su efecto en la comunicación o interacción social produjo un par de textos que cumplen con todos los requisitos de una publicación científica. Me voy a detener en uno de ellos, porque ese artículo me trajo una sorpresiva y bienvenida dosis de humor involuntario allí donde menos lo esperaba.+

CJ HOPKINS / Este es el período crucial para el movimiento totalitario. Necesita negar la vieja «realidad» para implementar la nueva, y no puede hacerlo con la razón y los hechos, así que tiene que hacerlo con miedo y fuerza bruta. Necesita aterrorizar a la mayoría de la sociedad en un estado de histeria masiva sin sentido que pueda volverse contra aquellos que se resisten a la nueva «realidad».+

HARALD WALACH et. al. / «La mayoría de las molestias comunicadas por los niños pueden entenderse como consecuencias de niveles elevados de dióxido de carbono en el aire inhalado. Esto se debe al volumen de espacio muerto de las mascarillas, que recoge rápidamente el dióxido de carbono exhalado al cabo de poco tiempo. Este dióxido de carbono se mezcla con el aire fresco y eleva el contenido de dióxido de carbono del aire inhalado bajo la mascarilla, y esto fue más pronunciado en este estudio para los niños más pequeños.»+

SCOTT W. ATLAS / Como estudioso de la política sanitaria durante más de 15 años y como profesor en las mejores universidades durante 30 años, ahora temo por nuestros estudiantes…+