MITCH NEMETH / En la última década, el crecimiento de Internet y los medios sociales ha traído consigo un dramático repunte del sentimiento populista. Las instituciones heredadas han declarado la guerra al populismo, calificando sus afirmaciones de «desinformación» o «desinformación» y pidiendo al gobierno o a los actores adyacentes al gobierno (en lo sucesivo denominados «los censores») que repriman tales afirmaciones a medida que se extienden por Internet como un reguero de pólvora.+

JACOB SIEGEL / En esta nota, una de las mejores y más importantes que creemos haber publicado en la historia de esta revista, el lector tiene un análisis completo, documentado, tranquilo y con gran sentido histórico, acerca de cómo estamos entrando -en base a sucesivas acciones de censura y control de narrativas en base a inteligencia artificial- en un régimen autoritario, mientras aun quedan los restos de la fachada democrática aparentemente en pie +

PAOLO TORTONESE / La solidaridad entre la enseñanza de una moral, de un pensamiento político, de una lengua y de una retórica era usual durante el Antiguo Régimen; se la barrió de la enseñanza moderna con las oleadas sucesivas de la secularización, del historicismo romántico, de la filología positivista, luego del psicoanálisis, del formalismo, del estructuralismo, etc. Los nuevos oscurantistas quieren que la enseñanza reencuentre la coherencia perdida desde hace dos siglos.+

GLENN GREENWALD / Una importante escalada en los regímenes oficiales de censura en línea está avanzando rápidamente en Brasil, con implicaciones para todos en el mundo democrático. Bajo el nuevo gobierno de Brasil encabezado por el Presidente Lula da Silva, el país está a punto de convertirse en el primero del mundo democrático en aplicar una ley que censure, prohíba y castigue no sólo las “noticias falsas” y la “desinformación” en línea, sino también a quienes se considere culpables de difundirlas+

KEN KLIPPENSTEIN Y LEE FANG / ¿Quiénes dentro de los poderes globales trabajan para manipular y crear el mundo falso en el que usted cree vivir?
Del presente informe se percibe la instalación de toda una neolengua indirecta y eufemística, cuya principal función es permitirle al gobierno censurar todo lo que decida, sin que parezca censura+

FERNANDO ANDACHT / Quizás la lección más positiva que extraigo de este incidente en apariencia menor – alguien pensará que al fin y al cabo se puede ver el registro en video, sólo que en una modalidad de marginación del resto de ponencias – es que la existencia de eXtramuros recibe así una justificación o validación importante. Sin una publicación que se atreve a “decir la verdad sin importarle estar en la verdad”, para citar una vez más a Foucault, todos los habitantes, aún aquellos que ni sospechan de su existencia, serían mucho más pobres y vulnerables a los excesos tiránicos del poder sanitario, político y mediático.
+

ALMA BOLÓN / Días atrás varios universitarios, profesores y/o profesionales, invitados por Claudio Martínez Debat a una mesa redonda, constataron cómo youtube censuraba la difusión de ese intercambio al considerarlo “desinformación médica”. Quienes leen eXtramuros desde su fundación, pueden imaginar que los universitarios incriminados por sus dichos -Aldo Mazzucchelli, Mariela Michel, Rafael Bayce, Fernando Andacht, Luis Anastasía- en este encuentro destinado a considerar críticamente la pétrea verdad que se instaló en el mundo desde la declaración de pandemia, justamente se dedicaron a eso, es decir, a considerar críticamente un asunto por demás opaco y quebradizo.
+

DIEGO ANDRÉS DÍAZ / El peligro sobre las libertades de pensamiento, expresión y prensa en todo occidente son reales, sea porque se invoca la legitimidad de la censura en nombre de proteger un sector social débil o victimizado, una “verdad oficial”, o combatir discursos de odio; sea porque intenta proteger la libertad de expresión aumentando los niveles de intervención y arbitrariedad de agencias políticas del Estado.+

DRS MARTY MAKARY Y TRACY BETH / Los dirigentes de los CDC, la FDA y los NIH deberían acoger el debate interno -incluso la disensión- basado en las pruebas. Silenciar a los médicos no es “seguir la ciencia”. Menos absolutismo y más humildad por parte de los hombres y mujeres que dirigen nuestras agencias de salud pública ayudarían mucho a reconstruir la confianza del público.
+

ALDO MAZZUCCHELLI / Mientras la guerra de Ucrania ruge, y avanza la desnazificación del Donbass, y las 80.000 páginas de Pfizer y el informe BionTech ante la SEC confirman que las “vacunas” han sido experimentación sobre seres humanos a gran escala, Barack Obama y Hillary Clinton reclaman que se legalice la criminalización de cualquiera que diga lo que a ellos no les parece.+

RAMÓN PARAVIS / Los defensores de la libertad se hacen notar por la acción avasalladora que pretenden los ofensores viscerales e inconscientes de la misma. La salud republicana se juega sus cartas principales en esta pulseada conceptual.
+

GLENN GREENWALD / En resumen, la censura -que en su día fue competencia de la derecha estadounidense durante el apogeo de la Mayoría Moral de la década de 1980- se produce ahora en casos aislados en esa facción. Sin embargo, en el liberalismo estadounidense actual, la censura es prácticamente una religión. Sencillamente, no pueden soportar la idea de que cualquier persona que piense o vea el mundo de forma diferente a la suya deba ser escuchada+