AURELIEN / Este ensayo tiene poco que ver con la guerra de Ucrania, y mucho más con la forma que adopte Europa después. Podría ser que, de una manera que nadie podría haber imaginado hace treinta y cinco años, finalmente nos estamos moviendo en la dirección que los franceses estaban presionando durante todo ese tiempo. Y tenemos que agradecérselo a los rusos. ¿No es curioso?+