XISELA FRANCO / Hay personas con las que, cuando conversas, ese diálogo te lleva a tan lugares tan sutiles y extraordinarios que el tiempo queda como en suspensión. Carlos Suárez, compositor, etnomusicólogo, es una de esas personas interesantes con las que quedas para hacer una entrevista que deriva en un paseo sonoro por el bosque, aprendiendo a escuchar, para luego dar pie a una conversación sustanciosa que no quieres que se acabe nunca. +

CARLOS SUÁREZ / El arte es atemporalidad trascendente, pero, paradójicamente, expone y controla la realidad del tiempo en el que transcurre. La música parece alimentarse de un principio sagrado que está más allá de lo material, se hace profunda en ese devenir espiritual, y a esto, se le suman las técnicas del oficio y las herramientas tecnológicas que le dan forma a la conciencia del oído
+

SANTIAGO TAVELLA / Volviendo sobre la cita a Mahler, objetivamente la materia física de las obras de Guadalupe no es pasible de ninguna putrefacción pero el clima metafórico que genera connota esta sensación. Se podría decir que hay dos tipos de connotación en su obra. Por un lado la referida putrefacción, decadencia, y otras percepciones que denotan el deterioro lento producido por el paso del tiempo. Por otro lado están esas roturas, aristas filosas, fragmentos de vidrios templados rotos, que connotan algo violento, pueden ser leídos como índices de una confrontación, de una contienda+

SANTIAGO TAVELLA / Una idea recurrente en quien escribe este artículo es que en esta contemporaneidad el horizonte no es un punto. Tal vez lo haya sido para las utopías de la modernidad, pero, se esté en un nuevo estado de la modernidad, o en una etapa de posmodernidad, parece claro que el horizonte, en cuanto metáfora de objetivo a alcanzar, adquiere hoy plenamente su dimensión circular, con sus trescientos sesenta grados de posibles direcciones a elegir a la hora de acercarnos o alejarnos de algo.+