ALMA BOLÓN / Me referiré aquí al caso de la contratación por parte de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación (Universidad de la República) del señor Alberto Spektorowski, invitado como especialista en “laicidad” a intervenir en un curso obligatorio de la maestría en Educación. Apoyándome en declaraciones en medios de prensa y en sus exposiciones en FHCE, mostraré su condición de propagandista del Estado genocida de Israel, condición reñida con los fines de la Universidad de la República+

ALDO MAZZUCCHELLI / si vamos a vivir en una sociedad con libertad de expresión, tiene que haber al menos un espacio en donde la adultez absoluta sea permitida. Y ese espacio es la universidad. Cuando digo adultez digo, simplemente, que alguien sea capaz de escuchar de todo, entendiendo que escuchar no compromete a quien escucha, sino que a lo sumo lo desafía a hacerse cargo de su posición, de su decisión, luego de escuchar+