– eXtramuros advierte: debido a la naturaleza de la información que maneja el sitio VAERS, no debe considerarse que los datos contenidos en este reporte permitan sacar conclusiones definitivas sobre ninguna de las vacunas en cuestión

La gran mayoría de reportados como fallecidos en conexión con la vacuna son de avanzada edad

CONTRARRELATO

Desde que comenzó la vacunación contra Covid-19 en diversos lugares del mundo hemos recibido y leído numerosos testimonios de efectos adversos graves y muertes, pero dado que no podíamos comprobarlos, no hemos publicado ninguno. Para intentar evaluar qué podría haber de cierto o de serio en este asunto -en el cual existen intereses comerciales muy grandes que operan entre las distintas compañías creadoras de estas vacunas- intentamos conseguir información oficial.


Por Aldo Mazzucchelli

Nos concentramos en el caso de Estados Unidos por ser uno de los países que comenzó primero con la campaña de vacunación (el 14 de diciembre de 2020) y que tiene sus datos más actualizados, y a disposición de los interesados.

Fuimos al sitio del Centers for Disease Control and Prevention (CDC) -el instituto público coordinador de control y prevención de enfermedades en los Estados Unidos- que, en administración conjunta con la FDA, tiene un sistema de reporte de eventos adversos vinculados a la vacunación que ocurre en el país, llamado Vaccine Adverse Event Reporting System (VAERS). 

El sitio del CDC permite el acceso público a esta información, con lo cual cualquier ciudadano puede hacer búsquedas y obtener resultados de eventos adversos, incluyendo muerte, relacionados -no necesariamente causados- con la administración de cada vacuna. El reporte se actualiza cada viernes. 

Accedimos al sitio el martes 2 de febrero de 2021, e hicimos primero la siguiente búsqueda simple:

Esta primera búsqueda general arroja que hasta esa fecha había reportados 9.815 «eventos adversos» -no especificamos detalles en esta primera búsqueda- para las vacunas COVID-19.

Luego, decidimos concentrarnos en los eventos que terminaron en fallecimiento, en donde además había habido vacunación COVID-19 -debe reiterarse que la existencia simultánea de dos eventos no significa que el primero haya causado el segundo. Estos fueron nuestros criterios:

En esta segunda búsqueda intentamos pues conocer, para todas las vacunas (es decir, de todos los fabricantes actualmente disponibles en el mercado norteamericano, y no solo vacunas contra COVID-19), y para todo el territorio norteamericano, las muertes reportadas en relación a la vacunación entre diciembre de 2020 y enero de 2021 -la vacunación contra Covid-19 comenzó el 14 de diciembre de 2020-. Agregamos a la búsqueda, además, la descripción del «efecto adverso» incluida por la persona que produjo el reporte -que varía, pudiendo ser un médico, el encargado de un residencial, personal de emergencias móviles o de hospitales, etc. Puesto que no hay líneas guía para elaborarlos, se trata de los apuntes que quien eleva el reporte decida incluir, dependiendo totalmente de su subjetividad la información recogida.

La cantidad de muertes asociadas a la administración de las vacunas de COVID-19 (no necesariamente, repetimos, causadas por ellas) supera hasta aquí los doscientos cuarenta casos, mientras que fueron 20 para todas las demás vacunas sumadas. Evidentemente, en este momento sólo se está haciendo una vacunación masiva contra COVID-19, con lo cual los números no son comparables con los de ninguna otra vacuna, por un lado. Por otro, estos números pueden ser juzgados como alarmantes o no desde el punto de vista estadístico, considerando que, de acuerdo al seguimiento hecho por NPR, se han administrado ya (actualizado al martes 2 de febrero) 32.2 millones de vacunas en los Estados Unidos. La cantidad de eventos adversos reportados (9.815) puede asimismo ser considerada o no estadísticamente significativa.

Nos decidimos a publicar esta información al notar que prácticamente no existe cobertura alguna sobre este fenómeno en la prensa local o internacional. El número de informes por sí solo, además, «no puede interpretarse ni utilizarse para llegar a conclusiones sobre la existencia, la gravedad, la frecuencia o las tasas de los problemas asociados a las vacunas», como lo aclara la página de VAERS.

El lector de eXtramuros puede hacer sus propias búsquedas si está interesado en profundizar en este asunto. Para ello debe ir a: https://wonder.cdc.gov/vaers.html.  Aceptando al final de la página el Disclaimer, luego en el botón VAERS Data Search puede introducir sus opciones y obtener rápidamente los resultados buscados.

El reporte

En el PDF que aparece a continuación, que es el resultado a nuestra pregunta, el lector puede observar cuatro columnas. De izquierda a derecha, aparece la vacuna administrada, la edad del fallecido, el número identificador de caso VAERS, y una descripción que varía en su nivel de síntesis y detalle, pues depende de lo que decida quien presenta el reporte.

INFORME-FINAL-VACUNAS-CDC-Copy

Fuente: United States Department of Health and Human Services (DHHS), Public Health Service (PHS), Centers for Disease Control (CDC) / Food and Drug Administration (FDA), Vaccine Adverse Event Reporting System (VAERS) 1990 – Previous Friday, CDC WONDER On-line Database. Accessed at http://wonder.cdc.gov/vaers.html on Feb 3, 2021 10:23:17 AM

Hemos traducido cada una de las descripciones individuales incluidas en el informe original. Debido a la sensibilidad inherente a ese material, lo hemos ubicado en documento aparte. Quien decida conocerlo, lo encontrará en este link.


Muertes conectadas a otras vacunas en el período considerado (diciembre 2020 – enero 2021):

VACUNA TOXOIDES DIFTERIA Y TÉTANOS y PERTUSIS ACELULAR + VACUNA POLIVIRUS HEPATITIS B INACTIVADO: 3

VACUNA HAEMOPHILUS B CONJUGADO (HIBV): 1

HEPATITIS A (HEPA): 1

HEPATITIS B (HEP): 1

VACUNA VIRUS INFLUENZA QUADRIVALENT (FLU4(ESTACIONAL)): 3

VIRUELA+PAPERAS+RUBEOLA (MMR): 1

PNEUMO (PREVNAR13): 2

ROTAVIRUS VIVO ORAL (RV1) 2

VARIVAX VIRUS DE VARICELA VIVO (VARCEL): 1

VACUNA SIN ESPECIFICAR (SIN MARCA): 5

TOTAL: 20


Advertencias incluidas en el sitio VAERS que traducimos y reproducimos aquí: 

* Se anima a los proveedores de vacunas a notificar al VAERS cualquier problema de salud clínicamente significativo tras la vacunación, independientemente de que crean que la vacuna ha sido la causa.

* Los informes pueden incluir información incompleta, inexacta, casual y no verificada.

* El número de informes por sí solo no puede interpretarse ni utilizarse para llegar a conclusiones sobre la existencia, la gravedad, la frecuencia o las tasas de los problemas asociados a las vacunas.

* Los datos del VAERS se limitan a las notificaciones de efectos adversos de las vacunas recibidas entre 1990 y la fecha más reciente de la que se dispone de datos.

* Los datos del VAERS no representan toda la información conocida sobre la seguridad de una vacuna y deben interpretarse en el contexto de otra información científica.