Exposición de la Dra. Lawrie en el encuentro «Truth Over Fear», 7 de mayo de 2021

INFORME ESPECIAL

Las autoridades ignoran los hechos. ¿Por qué no se utiliza la ivermectina? Pregúntese quién habría salido perdiendo si la gente hubiera tenido acceso a medicamentos genéricos eficaces en marzo del año pasado.

Por Dra. Tess Lawrie

Soy la Dra. Tess Lawrie, directora de The Evidence-based Medicine Consultancy Ltd y directora general de EbMCsquared [Bath, Reino Unido], una empresa de interés comunitario de reciente creación. Estoy muy contenta de participar en la Covid-19 Truth Over Fear y en la Great Reset Summit. Me formé como médico en Sudáfrica y ahora trabajo como consultor independiente de investigación externa para organizaciones como la Organización Mundial de la Salud. Mi empresa revisa rutinariamente cuerpos de evidencia y nuestra evidencia científica independiente se utiliza ampliamente para apoyar las recomendaciones médicas en todo el mundo. No tengo ningún conflicto de intereses.

¿Por qué no utilizamos la ivermección para el Covid?

Mi introducción al uso potencial de la ivermectina para el Covid fue a finales de diciembre, cuando vi el llamamiento del Dr. Pierre Kory al Senado del Estado de EE.UU., que hizo a principios de mes. Con la curiosidad de saber si la ivermectina funcionaba, revisé las pruebas por mí misma. El 4 de enero de este año, envié un informe urgente sobre la ivermectina al Reino Unido y a la Organización Mundial de la Salud, informándoles de que las pruebas científicas sobre la ivermectina demostraban que ésta previene y trata el Covid en todas las fases de la enfermedad.

El análisis que realicé, que incluía datos de ensayos aleatorios, sugería que la ivermectina podía reducir las muertes por Covid en un 83% y reducir la infección por Covid en un 88%. Llegué a la conclusión de que la ivermectina era una herramienta esencial en el arsenal contra el Covid y que, debido a su claro y gran efecto en la reducción de las muertes por Covid, no era ético realizar más ensayos controlados con placebo de este antiguo, barato y seguro medicamento para el Covid. Porque funciona. Lamentablemente, no recibí ninguna respuesta de las autoridades y los tiempos desesperados exigen medidas desesperadas. Así que hice un llamamiento urgente en vídeo al Primer Ministro del Reino Unido.

Esta es una carta que envié al Sr. Boris Johnson:

«Estimado Primer Ministro. Me llamo Dra. Tess Lawrie y soy la directora de The Evidence-based Medicine Consultancy en Bath. Mi empresa realiza síntesis de pruebas médicas independientes de la industria para apoyar las directrices internacionales de práctica clínica. Mis principales clientes son el Servicio Nacional de Salud y la Organización Mundial de la Salud. Recientemente he redactado un informe titulado Ivermectin for preventing and treating Covid-19, una revisión rápida para validar las conclusiones de la Front Line COVID-19 Critical Care Alliance.

En relación con sus conclusiones, envié una correspondencia urgente al Sr. Hancock y a otros miembros del Parlamento el lunes 3 de enero. Desgraciadamente, aún no he recibido respuesta y, debido a las implicaciones urgentes del informe, estoy tratando de llegar a ustedes a través de este vídeo.

La buena noticia es que ahora tenemos pruebas sólidas de un tratamiento eficaz para el Covid-19. Se llama ivermectina. La ivermectina es un medicamento antiparasitario muy seguro y eficaz que se utiliza ampliamente en los países de ingresos bajos y medios para tratar las lombrices, los piojos y la sarna tanto en adultos como en niños. Existe desde hace décadas y no solo está en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud, sino que es un medicamento ganador del premio Nobel [2015] debido a su creciente utilidad en una serie de enfermedades diferentes.

Entre Navidad y Año Nuevo, revisé de forma independiente 27 estudios presentados por la Front Line COVID-19 Critical Care Alliance como evidencia de la eficacia de la ivermectina. La evidencia resultante es consistente e inequívoca. La ivermectina funciona bien tanto en la prevención de las infecciones por Covid como en la prevención de las muertes en las mismas dosis utilizadas para tratar los piojos y otras infecciones parasitarias. Me complace informarles de que estas pruebas corroboran sólidamente la recomendación del FLCC de que la ivermectina se adopte de forma global y sistemática para la prevención y el tratamiento del Covid-19.

Porque sé que hay muchas noticias falsas. Me gustaría asegurarles que pueden confiar en la integridad de mi informe porque soy un consultor de investigación médica independiente y con experiencia, cuyo trabajo se utiliza habitualmente para respaldar las directrices internacionales de práctica clínica. Además, no tengo ningún conflicto de intereses y no he recibido financiación para este informe. Pero sobre todo, pueden confiar en mí porque también soy ante todo un médico, con el deber moral de ayudar a la gente, de no hacer daño y de salvar vidas.

Por favor, ¿podemos empezar a salvar vidas ahora? Muchas gracias por su ayuda. La oficina del Sr. Hancock debería tener mis datos.

Todavía no he recibido respuesta.

***

Las revisiones sistemáticas Cochrane se consideran una de las formas más elevadas de evidencia médica. Así que reuní un equipo de revisión sistemática, que incluía tres revisores sistemáticos experimentados, un economista de la salud, dos clínicos especializados y un representante de los consumidores para realizar una revisión Cochrane. Juntos reevaluamos las pruebas desde el principio, siguiendo la estricta metodología Cochrane, que incluía el uso exclusivo de ensayos controlados aleatorios, la evaluación del riesgo de sesgo de cada ensayo y la evaluación de la certeza de las pruebas generales mediante el enfoque de grado.

Esta vez encontramos 18 ensayos aleatorios sobre la ivermectina para el Covid y los resultados, de los que informamos en un manuscrito científico a principios de febrero, eran coherentes con mi informe original que mostraba grandes reducciones en las muertes e infecciones por Covid cuando se utilizaba la ivermectina.

Esta figura se denomina Forest Plot, que aquí muestra los datos agrupados de 15 ensayos aleatorios incluidos en el metaanálisis de las muertes. La evidencia muestra que para las personas involucradas en estos ensayos, la tasa de mortalidad fue de alrededor del 2% si recibieron ivermectina y del 8% si no lo hicieron.

En general, nuestra revisión sistemática y metaanálisis fechados sugieren que la ivermectomía probablemente reduce el riesgo de muerte por Covid en una media del 62%. Conlleva una mayor probabilidad de que los síntomas de Covid mejoren en un plazo determinado y una menor probabilidad de que los síntomas empeoren. Todos estos beneficios con poca o ninguna diferencia en los efectos adversos graves.

Para compartir las pruebas sobre la ivermectina, reunimos a un grupo internacional de 65 profesionales de la salud y otras partes interesadas basándonos en el proceso descrito en el Manual para la elaboración de directrices de la OMS, un libro con el que estoy muy familiarizado como resultado de mi experiencia en la elaboración de directrices. La reunión, a la que llamamos British Ivermectin Recommendation Development o BIRD, se celebró el 20 de febrero de este año. En la reunión, el panel de partes interesadas emitió juicios sobre las pruebas. Y el resultado fue la siguiente recomendación.

El panel BIRD recomienda la ivermectina para la prevención y el tratamiento de Covid-19 para reducir la morbilidad y la mortalidad asociadas a la infección por Covid-19 y para prevenir la infección por Covid-19 entre las personas de mayor riesgo.

Sin embargo, a pesar de la montaña de pruebas acumuladas sobre la ivermectina, Merck, el titular original de la patente de la ivermectina, se pronunció firmemente en contra de su uso afirmando que no había base científica para su uso en Covid y una preocupante falta de datos de seguridad.

Dado que Merck llevó a cabo los estudios originales de seguridad de la ivermectina y ha informado previamente de que es segura -incluso a una dosis 10 veces superior a la habitual-, esto fue realmente muy sorprendente. Merck ya no tiene la patente de la ivermectina. La ivermectina es un medicamento genérico que cuesta tan sólo 3 céntimos el comprimido en algunos países y cualquier empresa farmacéutica puede fabricarlo. Así que esto puede explicar la posición de Merck.

Además, Merck tiene nuevos medicamentos competidores en desarrollo en esta industria multimillonaria de Covid, de la que espera sacar miles de millones. Así que quizás la declaración de Merck no sea tan sorprendente. Y Merck no es la única que espera ganar miles de millones.

Otras empresas también están en las primeras fases de desarrollo de nuevos tratamientos. Así que el hecho de que la ivermectina prevenga y trate el Covid parece ser una verdad bastante incómoda.

Se ha sugerido que Big Pharma está utilizando la estrategia solapada de la industria del tabaco para sacar provecho de la pandemia de Covid. Si a la gente le cuesta creer que las empresas farmacéuticas puedan ser tan insensibles en este momento, en el que muchas personas están muriendo innecesariamente, recuerden cómo las empresas tabacaleras difuminaron y confundieron los hechos sobre el tabaquismo y el cáncer de pulmón para beneficiar a sus accionistas.

Este artículo del Dr. Justus Hope fue retirado de The Economic Standard este mes horas después de su publicación. El Dr. Hope sugiere que las grandes farmacéuticas y sus beneficiarios están desplegando las mismas tácticas para promocionar los nuevos medicamentos frente a las alternativas genéricas baratas, seguras y eficaces.

Otra estratagema descrita en este artículo es la de las partes interesadas de la industria que se ofrecen a financiar investigaciones importantes. Y esto es lo que está ocurriendo con la ivermectina. Estoy convencido de las pruebas derivadas de una montaña de ensayos dirigidos por médicos en al menos 15 países, las autoridades reguladoras están actualmente a la espera de los resultados de un ensayo financiado por la industria sobre la ivermectina frente al placebo, llamado Together Trial. Como dice el autor de este artículo: «Al controlar el estudio también se pueden controlar los resultados».

¿Por qué la ivermectina representa una amenaza para la industria farmacéutica? Al fin y al cabo, ¿qué es una autorización de uso urgente? ¿Y cuándo se puede conceder?

Este folleto de información al consumidor afirma que la FDA puede emitir una EUA cuando se cumplan ciertos criterios, entre los que se incluye que no haya alternativas adecuadas, aprobadas y disponibles. Así pues, cuando se apruebe el uso de la ivermectina y otros medicamentos genéricos para la prevención y el tratamiento del Covid, es posible que no sea necesario desarrollar tratamientos novedosos contra el Covid ni tampoco la vacunación masiva. De hecho, en muchos países habría que considerar y tal vez retirar las autorizaciones comunitarias de los nuevos tratamientos, que se someterían a pruebas de eficacia y seguridad más rigurosas antes de su aprobación.

En febrero y marzo, a pesar de agilizar las autorizaciones comunitarias para los nuevos tratamientos, las autoridades sanitarias mundiales han tardado mucho en actuar con respecto a la ivermectina, insistiendo en que no hay pruebas suficientes. Además, subrayan que tomar ivermectina podría ser peligroso. Por ejemplo, esta declaración de la FDA, que dice La FDA no ha revisado los datos para apoyar el uso de la ivermectina en pacientes con Covid-19 para tratar o prevenir el Covid. Sin embargo, se están llevando a cabo algunas investigaciones iniciales. Tomar un medicamento para un uso no aprobado puede ser muy peligroso. Esto también es cierto para la ivermectina.

La prensa, aparentemente informada por las autoridades sanitarias, también ha destacado habitualmente que las agencias sanitarias han dicho en repetidas ocasiones que la ivermectina sigue siendo principalmente de uso veterinario y que el consumo humano podría ser altamente tóxico. Se trata de una desinformación muy grave.

Quizás debería haber dicho al principio, para los que no sepan qué es la ivermectina, que ésta se utiliza desde hace casi 40 años y se han administrado alrededor de 4.000 millones de dosis a humanos. En 2015 sus descubridores ganaron el premio Nobel de Medicina, porque este medicamento ha proporcionado un beneficio inconmensurable a la humanidad. Por ello, la ivermectina figura en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud.

Dados los evidentes conflictos de intereses de Merck, lo que sorprende es la aceptación generalizada de la declaración de Merck sobre la ivermectina como un hecho por parte de las autoridades sanitarias. En una correspondencia con el Grupo de Trabajo Terapéutico Covid del Reino Unido, se nos informó recientemente de que la posición del Reino Unido de no desplegar la ivermectina está corroborada por la declaración de Merck en contra del uso de la ivermectina.

La declaración de Merck también es citada textualmente por el Centro Africano para el Control y la Prevención de Enfermedades en su asesoramiento a los Estados miembros de la Unión Africana.

Otra tergiversación de la ciencia sobre la ivermectina que se utiliza comúnmente y que sugiere que se necesitarían dosis más altas de ivermectina para actuar contra el Covid es la siguiente: Aunque la ivermectina inhibe la replicación del SARS-CoV-2 en estudios de laboratorio, las dosis utilizadas en los estudios de laboratorio para producir esos resultados son cien veces superiores a las aprobadas para su uso en humanos.

Este argumento fue presentado por primera vez por los NIH y se extendió como un reguero de pólvora entre las autoridades sanitarias de todo el mundo para apoyar sus argumentos contra la ivermectina. Sin embargo, los estudios clínicos en seres humanos, y no en células de mono, demuestran que la ivermectina es muy eficaz contra el Covid y ahora también hay multitud de estudios de laboratorio que corroboran su mecanismo de acción contra el Covid a dosis normales.

¿Cuál es, entonces, la posición actual de la Organización Mundial de la Salud sobre la ivermectina? El 31 de marzo 2021, la OMS anunció que la ivermectina no se recomienda para el tratamiento del Covid fuera de un ensayo clínico. Esta recomendación se basó en una revisión sistemática realizada recientemente por la Universidad de McMaster que encontró pruebas insuficientes de que la ivermectina funcione en el Covid. El grupo de McMasters también encontró que la ivermectina hizo la asociación con el aumento de los eventos adversos de la serie que podría conducir a la interrupción del tratamiento.

De hecho, las pruebas mostraron que la ivermectina redujo las muertes en un 81% y el metaanálisis de tres ensayos no encontró diferencias en los eventos adversos graves con la ivermectina. Así que la interpretación de estos resultados es sorprendente.

Examinemos el perfil de seguridad de la ivermectina, según la base de datos de farmacovigilancia de la Universidad de Uppsala de la OMS. Desde 1992 y hasta el 19 de abril de este año, sólo se han registrado 5.215 efectos adversos y 19 muertes en la base de datos de la OMS para la ivermectina. Compárese esto con los más de 500.000 efectos adversos y más de 3.440 muertes registrados para las vacunas Covid en los últimos meses. En las últimas cuatro décadas se han administrado miles de millones de dosis de ivermectina y sólo se han administrado millones de dosis de la vacuna actual. Teniendo en cuenta los datos, ¿por qué las autoridades no expresan su preocupación por la seguridad de las vacunas Covid? Deben a los médicos y al público una explicación urgente sobre este doble rasero.

¿Conoce el Access to Covid Tool Acceleration? Lanzado a finales de abril de 2020, el acelerador ACT de la OMS reúne a gobiernos, científicos, empresas, sociedad civil, filántropos y organizaciones sanitarias mundiales. El Acelerador ACT requiere un total de 38.100 millones de dólares estadounidenses para financiar plenamente su labor de desarrollo de pruebas, tratamientos, vacunas y sistemas sanitarios para hacer frente al Covid a escala mundial. Aunque los donantes se comprometen a financiar la ampliación de la herramienta del Acelerador ACT, advierten que es fundamental contar con financiación adicional para apoyar su éxito. Esta financiación adicional necesaria se sitúa actualmente en torno a los 22.000 millones de dólares.

Sugiero humildemente que la financiación adicional de la herramienta ACT Accelerator puede no ser necesaria cuando se aprueben medicamentos genéricos, como la ivermectina que cuesta tan solo 3 céntimos el comprimido, para su uso contra el Covid.

Mientras tanto, nos enteramos de que Gran Bretaña va a lanzar un esfuerzo a gran escala para encontrar una píldora para el Covid de inicio temprano, de leve a moderado.

Una supuesta superpíldora que combate los efectos del virus y que puede tomarse en cuanto alguien dé positivo.

Y los comisarios de la FDA están de acuerdo y declaran que una buena arma para el arsenal de Covid sería un medicamento seguro y eficaz que pudiera tomarse en casa.

Así que, desde mi punto de vista, parece que tenemos una montaña de pruebas sobre la seguridad de la ivermectina y muy pocas pruebas sobre la seguridad de los nuevos tratamientos.

Y lo contrario es el caso de los costos. Hay una montaña de costos para los nuevos tratamientos, mientras que la ivermectina cuesta relativamente poco.

Las autoridades ignoran los hechos. ¿Por qué no se utiliza la ivermectina? Pregúntese quién habría salido perdiendo si la gente hubiera tenido acceso a medicamentos genéricos eficaces en marzo del año pasado.

Como médicos y científicos, actualmente nos encontramos en un lugar peculiar de la historia de la medicina. Donde la evidencia científica rigurosa, la pericia y la experiencia de los médicos, los fundamentos de nuestra práctica han sido socavados por una implacable embestida de desinformación. ¿Por qué las autoridades sanitarias del mundo y los gobiernos de los países desarrollados no aprueban la ivermectina para el Covid? Lo dejaré para que lo averigüen. Pero si pudiera ofrecer un consejo de mi corazón al suyo, por favor, asuma la responsabilidad de su salud. Deje de subcontratarla.

Gracias.

Compartir

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.