Estudio definitivo confirma la presencia de óxido de grafeno, metales, parásitos y otras anomalías en las vacunas de Pfizer, Moderna, Astrazeneca, y Janssen.

La microscopía de contraste de fase, la microscopía electrónica de transmisión y de barrido y la espectroscopia de rayos X de energía dispersiva revelan los ingredientes de las vacunas contra el CoV-19.

INFORME ESPECIAL

Por Dr. Robert O Young – CPC, MSc, DSc, PhD (*)

Resumen

Actualmente hay cuatro grandes empresas farmacéuticas que fabrican vacunas contra el SRAS-CoV-2, ahora llamado SRAS-CoV-19.  Estos fabricantes y su vacuna son Pfizer–BioNTech mRNA Vaccine, Moderna-Lonza mRNA-1273 Vaccine, Serum Institute Oxford Astrazeneca Vaccine y Janssen COVID -19 Vaccine, fabricada por Janssen Biotech Inc, una empresa farmacéutica de Johnson & Johnson, un adenovirus recombinante e incompetente para la replicación de tipo 26 que expresa la proteína de espiga del SARS-CoV-2.  La finalidad de estas vacunas es proporcionar inmunidad frente al denominado nuevo coronavirus infeccioso o virus del SRAS-CoV – 2, ahora llamado SRAS-CoV – 19.  Estas cuatro empresas farmacéuticas no han proporcionado la divulgación completa de la FDA en su caja de la vacuna, hoja de datos de inserción o etiqueta para muchos de los ingredientes principales y / o menores contenidos en estas llamadas vacunas.  El propósito de este artículo de investigación es identificar los ingredientes principales y secundarios específicos contenidos en la Vacuna Pfizer, la Vacuna Moderna, la Vacuna Astrazeneca y la Vacuna Janssen, utilizando varias pruebas científicas anatómicas, fisiológicas y funcionales para cada vacuna contra el SARS-COV-2-19.  Como derecho humano, regido por el Código de Nuremberg de 1947, la información sobre los ingredientes específicos de la vacuna es crítica, requerida y necesaria de conocer para que cualquier persona de cualquier país del mundo pueda tomar una decisión informada sobre si consiente o no la inoculación del SAR-CoV-2-19.  Hemos llevado a cabo las pruebas científicas de cada vacuna y hemos identificado varios ingredientes o adyuvantes que no han sido revelados y que están contenidos en estas cuatro vacunas contra el SARS-CoV – 2 -19. En la actualidad, estas vacunas se están administrando a millones de seres humanos en todo el mundo en virtud de una Autorización de Uso de Emergencia (EUA) emitida por cada país sin la plena divulgación de todos los ingredientes y, en algunos casos, por mandato de los gobiernos o los empleadores, en violación de los derechos humanos individuales en virtud del Código de Nuremberg de 1947.

Metodología y técnicas

Se analizaron cuatro «vacunas» que son la de Pfizer-BioNtech, la de Moderna-Lonza mRNA-1273 Vaccine, la de Vaxzevria de Astrazeneca, la de Janssen de Johnson & Johnson, utilizando diferente instrumentación y protocolos de preparación según los nuevos enfoques tecnológicos de nano partículas. Los diferentes instrumentos incluyen Microscopía Óptica, Microscopía de Campo Brillante, Microscopía de Contraste de pHasa, Microscopía de Campo Oscuro, Espectroscopía de Fluorescencia y Absorbancia UV, Microscopía Electrónica de Barrido, Microscopía Electrónica de Transmisión, Espectroscopía de Energía Dispersiva, Difractómetro de Rayos X, Resonancia Magnética Nuclear, instrumentos que fueron utilizados para verificar las morfologías y contenidos de las «vacunas». Para las mediciones de alta tecnología y el cuidado de la investigación, se activaron todos los controles y se adoptaron mediciones de referencia para obtener resultados validados.

Contraste de fases de la sangre viva y microscopía de campo oscuro

Posteriormente se obtuvieron imágenes de las fracciones acuosas de las vacunas para evaluar visualmente la posible presencia de partículas de carbono o grafeno. 

Las observaciones bajo microscopía óptica revelaron y abundancia de objetos laminares 2D transparentes que muestran gran similitud con las imágenes de la literatura (Xu et al, 2019), y con las imágenes obtenidas del estándar de rGO (SIGMA)(Figuras 1, 2 y 3). 

Se obtuvieron imágenes de grandes láminas transparentes de tamaño y formas variables, mostrándose onduladas y planas, irregulares. Las láminas más pequeñas de formas poligonales, también similares a las escamas descritas en la literatura (Xu et al, 2019) pueden ser reveladas con microscopía de contraste de pHasa y de campo oscuro (Figura 3). 

Todos estos objetos laminares estaban extendidos en la fracción acuosa de la sangre (Figura 1) o de la muestra de la vacuna (Figuras 2 y 3) y ningún componente descrito por la patente registrada puede asociarse a estas láminas.

En la Figura 1 se puede ver el aspecto de una bomba de racimo de óxido de grafeno reducido (rGO) en la sangre humana viva no teñida después de una inoculación de CoV-19 ¡que provoca una coagulación sanguínea patológica![1][2][55][56][57]

La figura 1 es una micrografía de un racimo de carbono de óxido de grafeno reducido (rGO) visto en la sangre humana viva sin teñir con microscopía de contraste de pHasa a 1500X. Nótese que los glóbulos rojos se coagulan dentro y alrededor del cristal de rGO en una condición conocida como Rouleau. Una palabra francesa que significa encadenar
La Figura 1a Micrografía bajo Microscopía de Contraste de Fase revela el estado normal de salud de los glóbulos rojos que son uniformes en color, en forma y en tamaño. Los glóbulos rojos en su estado sano miden anatómicamente 7 micras de diámetro.
Figura 1b La micrografía tomada bajo Microscopía de Contraste de Fase revela que la sangre viva 24 horas después de la Vacuna de ARNm ahora contiene glóbulos rojos cristalizados, transformaciones biológicas de los glóbulos rojos y blancos, grandes simplastos de cristales de óxido de grafeno al centro y cristales de ácido orótico en la esquina superior derecha de la micrografía.

¿Cuáles son los ingredientes no revelados que contienen las llamadas vacunas CoV-19 de Pfizer, Moderna, Astrazeneca y Janssen?

Para responder a esta pregunta, se tomó una fracción acuosa de las vacunas de Pfizer, Moderna, Astrazeneca y Janssen de cada frasco y se observó por separado bajo microscopía de contraste de pHasa con aumentos de 100x, 600x hasta 1500x, mostrando evidencia anatómica de partículas de óxido de grafeno reducido (rGO) que se compararon con las micrografías de rGO de Choucair et al, 2009 para su identificación y verificación[3].

Pasos del análisis de las fracciones acuosas de la vacuna

Las muestras refrigeradas se procesaron en condiciones estériles, utilizando una cámara de flujo laminar y material de laboratorio esterilizado. 

Los pasos para los análisis fueron 

1. 1. Dilución en solución salina fisiológica estéril al 0,9% (0,45 ml + 1,2 ml) 

2. 2. Fraccionamiento de la polaridad: 1,2 ml de hexano + 120 ul de muestra RD1 

3. Extracción de pHasa acuosa hidrofílica 

4. Exploración por absorbancia UV y espectroscopia de fluorescencia

5. Extracción y cuantificación del ARN de la muestra 

6. Microscopía electrónica y óptica de la pHasa acuosa

Ingredientes no revelados de la «Vacuna» de Pfizer

Las micrografías de las Figuras 2 y 3 se obtuvieron utilizando microscopía óptica de contraste de pHasa de 100X, 600X y 1500X, de campo oscuro y de campo brillante[3]. 

A la izquierda de cada micrografía se ven micrografías obtenidas de la fracción acuosa de la vacuna de Pfizer que contiene rGO.

A la derecha de cada micrografía verá una coincidencia de fuentes conocidas que contienen rGO para la validación anatómica.

Las observaciones bajo un microscopio de contraste de pHasa, de campo oscuro, de campo brillante, de transmisión y de electrones de barrido del producto vacunal de Pfizer, incluyendo productos de vacunas de Moderna, Astrazeneca y Janssen revelaron algunas entidades que pueden ser tiras de grafeno, como se ve en la Figura 3.

La figura 2 muestra una imagen de la fracción acuosa de la muestra de la vacuna de Pfizer (izquierda) y del estándar de óxido de grafeno reducido (rGO) (derecha) (Sigma-777684). Microscopía óptica, 100X
Figura 3 – Imagenes de fraccion acuosa de oxido de grafeno de una muestra de la vacuna Pfizer (izq) y estandar (der) de oxido de grafeno reducido (rGO) sonicado (Sigma 777684). Microscopio de contraste optico de fase, 600X. Además, el reporte de Muestra RD1, La Quinta Columna, 28 junio 2021; Deteccion de Oxido de Grafeno en suspension acuosa; Delgado Martin, Campra Madrid, confirma nuestros hallazgos.
La figura 4 muestra la cápside liposomal que contiene rGO y que Pfizer utiliza para su producto para vehicular el óxido de grafeno uniendo la cápside liposomal a moléculas específicas de ARNm para conducir el contenido liposomal de fGO a órganos, glándulas y tejidos específicos, a saber, los ovarios y testículos, la médula ósea, el corazón y el cerebro. La imagen se obtuvo mediante una preparación SEM-Cryo.

Para una identificación definitiva del grafeno por TEM, es necesario complementar la observación con la caracterización estructural mediante la obtención de una muestra patrón de difracción de electrones característica (como la figura ‘b’ que se muestra a continuación)[4].

La muestra patrón correspondiente al grafito o al grafeno tiene una simetría hexagonal, y generalmente presenta varios hexágonos concéntricos.

La figura 4b revela el patrón de difracción de rayos X de las partículas de grafeno. [4]

Utilizando la Microscopía Electrónica de Transmisión (TEM) observamos una intrincada matriz o malla de láminas flexibles de rGO plegadas y translúcidas con una mezcla de aglomeraciones multicapas más oscuras y monocapas desplegadas de color más claro como se ve en la Figura 5. [3][4]

La figura 5 muestra un grupo de nanopartículas de grafeno en una vacuna de Pfizer. Parecen estar agregadas.

Las zonas lineales más oscuras de la figura 5 parecen ser una superposición local de láminas y una disposición local de láminas individuales en paralelo al haz de electrones[5]. 

Tras la malla, aparece una alta densidad de formas claras redondeadas y elípticas no identificadas, que posiblemente correspondan a agujeros generados por el forzamiento mecánico de la malla de rGO durante el tratamiento, como se ve en la Figura 6.[4][5]

Figura 6 es una observacion de microscopia TEM mostrando donde estan presentes las particulas de oxido de grafeno reducido en una «vacuna» Pfizer. La difractometria de rayos X revela su naturaleza de nanoparticulas rGO cristalinas basadas en carbono. Esta evidencia se encontro inicialmente por Muestra RD1, La Quinta Columna, 28 junio 2021; Deteccion de Oxido de Grafeno en suspension acuosa; Delgado Martin, Campra Madrid [4]

La respuesta inmunitaria a las micro y nanopartículas orgánicas e inorgánicas inoculadas en la dieta, el metabolismo y el medio ambiente

El cristal de sangre de color naranja brillante que se ve a continuación es ácido úrico solidificado debido a la ingestión de una dieta alta en proteínas procedentes de carne animal, sangre y fluidos intersticiales.  Observará que hay varios neutrófilos que intentan limpiar y eliminar esta masa tóxica.  Este es el propósito principal de los glóbulos blancos para gestionar y mantener el delicado equilibrio del pH de los fluidos corporales.

La respuesta inmunitaria a las micro y nanopartículas orgánicas e inorgánicas inoculadas en la dieta, el metabolismo y el medio ambiente

El cristal de sangre de color naranja brillante que se ve a continuación es ácido úrico solidificado debido a la ingestión de una dieta alta en proteínas procedentes de carne animal, sangre y fluidos intersticiales.  Observará que hay varios neutrófilos que intentan limpiar y eliminar esta masa tóxica.  Este es el propósito principal de los glóbulos blancos para gestionar y mantener el delicado equilibrio del pH de los fluidos corporales.

Al ver el vídeo de arriba se ven dos neutrófilos (los neutrófilos constituyen 2/3 del total de los glóbulos blancos) nadando por el plasma sanguíneo.  El neutrófilo de la izquierda se mueve hacia abajo para recoger una transformación biológica de una levadura en forma de Y, como Candida albicans. En aproximadamente un minuto verá cómo este neutrófilo expulsa esta levadura de forma Y altamente tóxica de vuelta al plasma sanguíneo. 

Dos neutrofilos fluyendo a traves del plasma capturando un patogeno o transformaciones biologicas de bacterias y levaduras de degeneracion celular de lo que eran celulas sanas del cuerpo.

Esta es la función principal de los neutrófilos para recoger micro y nano partículas orgánicas y no orgánicas, como el ácido láctico, el ácido úrico, las bacterias, la levadura, el moho e incluso el óxido de grafeno, como se ve en la micrografía de abajo etiquetado GO a la derecha y un neutrófilo etiquetado NET a la izquierda.

Una vez más, los neutrófilos son glóbulos blancos que intentan aislar y luego recoger y eliminar el óxido de grafeno, un patógeno ácido tóxico que está contenido en todas las llamadas vacunas contra el CoV – 2 – 19 como se ve en la micrografía de campo oscuro de abajo.

La micrografia de campo oscuro de arriba revela el oxido de grafeno (GO) y el envenenamiento y destruccion de los neutrofilos (NET – que representa mas del 60 por ciento de todos los globulos blancos) diseñados para capturar y eliminar residuos quimicos toxicos, y biologicos. Los cientificos del Karlinska Institute, la Universidad de Manchester, la Chalmers University of Technology, y el Equipo Cientifico del Dr. Robert O. Young han mostrado que el sistema inmune humano maneja el oxido de grafeno del mismo modo que las bacterias, levaduras y moho.

La espectroscopia de energía dispersiva de rayos X revela la presencia de rGO en la vacuna de Pfizer[5][6][7]

La fracción líquida de la vacuna de Pfizer fue analizada para determinar su contenido químico y elemental mediante espectroscopia de energía dispersiva de rayos X (EDS), como se observa en la figura 6.  El espectro EDS mostró la presencia de Carbono, Oxígeno verificando los elementos del rGO y Sodio y Cloruro ya que la muestra mostrada en las Figuras 2, 3, 5 y 6 fueron diluidas en una solución salina.

Figura 7 mostrando un espectro EDS de una «vacuna» Pfizer bajo un microscopio ESEM acoplada con una microsonda de rayos X EDS (eje X=KeV, eje Y= cuenta) identificando Carbon, Oxigeno, Sodio y Clorito

La cuantificación del ARNm en la vacuna Pfizer

La cuantificación del ARNm en la muestra de Pfizer se llevó a cabo con protocolos convencionales (Fisher). 

Según el software específico de comprobación de calibración del espectrofotómetro NanoDropTM 2000 (Thermofisher), el espectro de absorción UV de la fracción acuosa total se correlacionó con 747 ng/ul de sustancias absorbentes desconocidas. 

Sin embargo, tras la extracción de ARN con un kit comercial (Thermofisher), la cuantificación con la sonda de fluorescencia Qbit específica para ARN (Thermofisher) mostró que sólo 6t ug/ul podían relacionarse con la presencia de ARN. El espectro era compatible con el pico del rGO a 270 nm. 

Según las imágenes microscópicas presentadas aquí, la mayor parte de esta absorbancia podría deberse a las láminas similares al grafeno, abundantes en la suspensión de fluidos de la muestra. 

Las conclusiones se apoyan además en la alta fluorescencia de la muestra con un máximo a 340 nm, de acuerdo con los valores del pico del rGO. Hay que recordar que el ARN no muestra fluorescencia espontánea bajo la exposición a los rayos UV.

Figura 8 – Espectro UV de una fraccion acuosa de una muestra de la vacuna Pfizer [1][2][3][5][6]

Prueba de fluorescencia ultravioleta de la fracción acuosa de Pfizer para el óxido de grafeno reducido (rGO)[6]

Los espectros de absorción y fluorescencia ultravioleta se obtuvieron con el espectrofotómetro Cytation 5 Cell Imaging Multi-Mode Reader (BioteK). El espectro de absorbencia UV confirmó un pico máximo a 270 nm, compatible con la presencia de partículas de rGO. 

El máximo de fluorescencia UV a 340 nm también sugiere la presencia de cantidades significativas de rGO en la muestra (Bano et al, 2019).

Figura 9 – Los espectros de absorción UV y fluorescencia se obtuvieron con el espectrofotómetro Cytation 5 Cell Imaging Multi-Mode Reader (BioteK). El espectro de absorbencia UV confirmó un pico máximo a 270 nm, compatible con la presencia de rGO. El máximo de fluorescencia UV a 340 nm también sugiere la presencia de cantidades significativas de rGO en la muestra (Bano et al, 2019).
Figura 10 – El análisis de espectroscopia UV mostró una adsorción debida a la presencia de óxido de grafeno reducido, lo que se confirma por la observación bajo microscopía ultravioleta visible.

Las figuras 11 y 12 siguientes muestran una micrografía de diferentes micro y nano partículas que han sido identificadas en las llamadas «vacunas» de Pfizer, Moderna, Astrazeneca y Janssen, y analizadas bajo un Microscopio Electrónico de Barrido Ambiental (SEM) acoplado a una microsonda de rayos X de un Sistema de Energía Dispersiva (EDS) que revela el tamaño de las partículas, la distribución de la composición y la naturaleza química de las micro y nano partículas observadas bajo observación[6][7][8].

La figura 11 muestra restos afilados de 20 um de longitud identificados en la llamada «vacuna» de Pfizer que contienen carbono, oxígeno, cromo, azufre, aluminio, cloruro y nitrógeno.
La figura 12 muestra una partícula de 20 micras de longitud identificada en la llamada «vacuna» de Pfizer. Está compuesta por carbono, oxígeno, cromo, azufre, aluminio, cloruro y nitrógeno.

Las figuras 13 y 14 muestran una micrografía de diferentes micro y nano partículas que han sido identificadas en las llamadas «vacunas» de Pfizer, Moderna, Astrazeneca y Janssen, y analizadas bajo un Microscopio Electrónico de Barrido Ambiental (SEM) acoplado a una microsonda de rayos X de un Sistema de Energía Dispersiva (EDS) que revela el tamaño de las partículas, la distribución de la composición y la naturaleza química de las micro y nano partículas observadas.

¿Hay parásitos en las «vacunas» de Pfizer?

Un cuerpo alargado de 50 micras, como se ve en la figura 13, es una presencia misteriosa y nítida en la vacuna de Pfizer. Aparece y se identifica anatómicamente como un parásito Trypanosoma cruzi del que varias variantes son letales y es una de las muchas causas del síndrome de inmunodeficiencia adquirida o SIDA [Atlas of Human Parasitology, 4ª edición, Lawrence Ash y Thomas Orithel, páginas 174 a 178][9].

La figura 13 muestra un parásito de tripanosoma de aproximadamente 50 micras de longitud encontrado en la llamada «vacuna» de Pfizer. Está compuesto por carbono, oxígeno, cromo, azufre, aluminio, cloruro y nitrógeno.
Una micrografía de microscopía de contraste de pH de sangre viva con parásito Trypanosoma cruzi[9]

La figura 14 identifica una composición de nano partículas incluyendo carbono, oxígeno, cromo, azufre, aluminio, cloruro y nitrógeno que también se encuentran en las «vacunas» CoV-19.

La figura 13 identifica un compuesto de nanopartículas

Las figuras 15 y 16 muestran una micrografía de diferentes micro y nano partículas que han sido identificadas y analizadas con un microscopio electrónico de barrido ambiental (SEM) acoplado a una microsonda de rayos X de un sistema de dispersión de energía (EDS) que revela la naturaleza química de las micro y nano partículas observadas y su morfología.

La partícula blanca de 2 micras de longitud está compuesta por bismuto, carbono, oxígeno, aluminio, sodio, cobre y nitrógeno.

La figura 15 muestra las partículas nano y micrónicas identificadas en la «vacuna» de Pfizer. La partícula blanca de 2 micras de longitud está compuesta por bismuto, carbono, oxígeno, aluminio, sodio, cobre y nitrógeno.
La figura 16 muestra que las partículas blancas de 2 micras que se encuentran en la llamada «vacuna» de Pfizer están compuestas de bismuto, carbono, oxígeno, aluminio, sodio, cobre y nitrógeno.

Las figuras 17 y 18 muestran la identificación de partículas de carbono orgánico, oxígeno y nitrógeno con un conjunto de nanopartículas incrustadas que incluyen bismuto, titanio, vanadio, hierro, cobre, silicio y aluminio, todas ellas encontradas en la llamada «vacuna» de Pfizer.

Figura 17 – muestra un agregado orgánico (carbono-oxígeno-nitrógeno) con nanopartículas incrustadas de bismuto, titanio. vanadio. hierro, cobre, silicio, aluminio incrustadas en la «vacuna» de Pfizer.
Figura 18 – muestra un agregado orgánico (carbono-oxígeno-nitrógeno) con nanopartículas incrustadas de bismuto, titanio. vanadio. hierro, cobre, silicio, aluminio incrustadas en la «vacuna» de Pfizer.

Los ingredientes no revelados de la «vacuna» de Astrazeneca

Las figuras 19 y 20 muestran un agregado de ingeniería de hierro, cromo y níquel, también conocido como acero inoxidable, de micro y nano partículas incrustadas e identificadas en la «vacuna» de Astrazeneca, vistas bajo Microscopía Electrónica de Transmisión (TEM) y cuantificadas con una microsonda de rayos X de un Sistema de Dispersión de Energía que revela la naturaleza química de las micro y nano partículas observadas y su morfología. 

Figura 19 – Agregado de ingeniería de hierro, cromo y níquel también conocido como acero inoxidable.
La figura 20 muestra las nano partículas cuantificadas en la «vacuna» de Astrazeneca con una microsonda de rayos X de un Sistema de Energía Dispersiva que revela la naturaleza química de las micro y nano partículas observadas.

Para evaluar los adyuvantes de la «vacuna» de Astrazeneca se utilizó el instrumento XRF (fluorescencia de rayos X), que identificó las siguientes moléculas de histidina, sacarosa, polietilenglicol (PEG) y alcohol etílico, también contenidas en las «vacunas» de Pfizer y Moderna.  Los resultados de esta prueba pueden verse en la figura 20.[10]

La inyección de PEG y alcohol etílico son conocidos como cancerígenos y genotóxicos[10]. El PEG fue el único adyuvante declarado en la hoja de datos que enumera los ingredientes de la «vacuna» de Astrazeneca, pero contenido en las «vacunas» de Pfizer y Moderna.

La figura 21 identifica el espectro de los adyuvantes para vacunas de AstraZeneca. Se utilizan diferentes colores para las cuatro moléculas identificadas mediante espectros de referencia. La concentración relativa se calcula sobre las integrales de señales de referencia para las moléculas en un espectro cuantitativo adquirido con un ciclo de trabajo de 5 segundos
con el T1 calculado más largo de 5 segundos.

Los ingredientes no revelados de la «vacuna» de Janssen

Las figuras 22 y 23 muestran un agregado orgánico-inorgánico identificado en la «vacuna» de Janssen. Las partículas están compuestas de acero inoxidable y están pegadas con un «pegamento a base de carbono» de óxido de grafeno reducido.[11] Este agregado es altamente magnético y puede desencadenar la coagulación patológica de la sangre y la creación del «Efecto Corona» o «Efecto Proteína de Pico» a partir de la degeneración de la membrana celular debido a las interacciones con otros dipolos.[11] Se pueden ver estas reacciones biológicas o transformaciones celulares en la sangre viva bajo Contraste de pHasa y Microscopía de Campo Oscuro en las Figuras 24, 25 y 26.[1][12]

Figura 22 Una agregación de carbono, oxígeno, hierro y níquel en acero inoxidable con óxido de grafeno
La figura 23 muestra elementos de carbono, oxígeno, hierro y níquel unidos al óxido de grafeno.

El Efecto Corona y el Efecto de la Proteína Espiga

El «Efecto Corona» y la «Proteína de Pico» creados endógenamente SON causados por el envenenamiento químico y de radiación del óxido de grafeno reducido y la radiación de microondas![12]

Las figuras 24 y 25 muestran el «EFECTO CORONA» en los glóbulos rojos y la figura 26 muestra el «EFECTO PROTEÍNA PICADA», ambos causados por la acidosis descompensada de los fluidos intersticiales y vasculares debido a un estilo de vida ácido y, específicamente, a la exposición a campos electromagnéticos pulsantes tóxicos de 2,4 gHz o superiores, al envenenamiento químico de los alimentos y el agua ingeridos, a la contaminación atmosférica tóxica y ácida, a las estelas químicas y, para colmo, a la inoculación de partículas químicas cargadas de CoV-19.  Por favor, comprueba tus sentimientos y falsas creencias en la puerta antes de que te causes daño prematuramente[12].

Figura 24 El efecto corona y la creación endógena de exosomas debido al envenenamiento químico y por radiación de los fluidos vasculares e intersticiales del intersticio
La figura 25 muestra «El efecto corona» y el nacimiento endógeno de los picos de proteína S1 causados por la radiación y el envenenamiento químico o lo que yo llamo el «efecto de los picos de proteína»
Figura 26 Esta micrografía muestra la creación endógena de la «proteína de la espiga» como una infección externa y no como una infección.

Los ingredientes no revelados de la «vacuna» Moderna

Las figuras 26 y 27 identificaron una entidad mixta de materia orgánica e inorgánica contenida en la «vacuna» Moderna.  

La microscopía electrónica de transmisión (TMS) y la cuantificación con una microsonda de rayos X de un sistema de energía dispersiva (EDS) revelaron la naturaleza química de las micro y nano partículas observadas.

La llamada «vacuna» de Moderna es un sustrato de óxido de grafeno reducido a base de carbono en el que están incrustadas algunas nanopartículas. Las nanopartículas están compuestas de carbono, nitrógeno, oxígeno, aluminio, cobre, hierro y cloro[13].

Figura 26 La microscopía electrónica de transmisión revela un compuesto de óxido de grafeno con materia orgánica y no orgánica incrustada
La figura 27 revela las nanopartículas citotóxicas incrustadas

Las figuras 27 y 28 muestran un análisis que también se realizó bajo Microscopía Electrónica de Transmisión (TEM) y se cuantificó con una microsonda de rayos X de un Sistema de Energía Dispersiva (EDS) y reveló la naturaleza química de las micro y nano partículas observadas. Se identificaron muchos cuerpos extraños con una morfología esférica con algunas cavidades en forma de burbuja.  

La figura 29 muestra que están compuestos de carbono, nitrógeno, oxígeno, silicio, plomo, cadmio y selenio. Esta composición de nano partículas altamente tóxicas son puntos cuánticos de seleniuro de cadmio que son citotóxicos y genotóxicos[14][15].

La figura 27 revela los nanopuntos en el óxido de grafeno que se encuentra en la «vacuna» de Moderna
La figura 28 revela los nanopuntos en el óxido de grafeno encontrado en la «vacuna» de Moderna
La figura 29 revela el compuesto citotóxico y genotóxico de las nanopartículas de óxido de grafeno encontradas en la «vacuna» Moderna

Las figuras 30 y 31 muestran un análisis más detallado de la llamada «vacuna» de Moderna, en el que se aprecia un compuesto de nano partículas de óxido de grafeno reducido de 100 micras. El rGO está compuesto de carbono y oxígeno con contaminación de nano partículas de nitrógeno, silicio, fósforo y cloro[16].

Figure 30 Transmission Electron Microscopy Reveals a Large 100 micron Symplast Composite of Reduces Graphene Oxide



La figura 31 revela el complejo de nanopartículas que contiene la «vacuna» Moderna

Las figuras 32 y 33 muestran entidades de grafeno reducido a base de carbono en la «vacuna» Moderna mezclada con agregados rellenos de nanopartículas de silicato de aluminio[17].

La figura 32 revela un complejo de óxido de grafeno y silicato de aluminio mediante microscopía electrónica de transmisión
La figura 33 revela los nanoelementos de óxido de grafeno y silicato de aluminio que contiene la «vacuna» Moderna

Discusión

La pandemia de SARS-CoVid-2-19 indujo a las industrias farmacéuticas a desarrollar nuevos fármacos que llamaron vacunas.

El mecanismo de acción de estos nuevos fármacos, tal como lo declara la industria farmacéutica, junto con lo que se informa en la hoja de datos de los productos de las vacunas, NO está claro para que los sabios médicos actuales comprendan que esos nuevos fármacos producidos por Pfizer -BioNTech mRNA Vaccine, la Moderna-Lonza mRNA-1273 Vaccine, la Serum Institute Oxford Astrazeneca Vaccine y la Janssen COVID -19 Vaccine, fabricada por Janssen Biotech Inc, una empresa farmacéutica de Johnson & Johnson, NO son vacunas, sino medicamentos nanotecnológicos que funcionan como terapia genética. 

El nombre de «vacuna» es probablemente un engaño utilizado por razones burocráticas y tecnocráticas con el fin de recibir una aprobación urgente, ignorando todas las reglas normales necesarias para los nuevos medicamentos, especialmente para aquellos que implican novedosos mecanismos nanotecnológicos que nunca han sido desarrollados ni experimentados por los seres humanos en ningún lugar, en ningún momento de la historia del mundo. 

Todas estas llamadas «vacunas» están patentadas y, por lo tanto, su contenido real se mantiene en secreto incluso para los compradores, que, por supuesto, están utilizando el dinero de los contribuyentes. Así pues, los consumidores (contribuyentes) no tienen información sobre lo que están recibiendo en sus cuerpos mediante la inoculación. La humanidad se mantiene en la oscuridad en lo que respecta a los procesos tecnológicos de nano partículas involucrados, en los efectos negativos sobre las células del cuerpo, pero sobre todo en el posible efecto magnetotóxico, citotóxico y genotóxico de nano-interacción en la sangre y las células del cuerpo. 

El presente estudio de investigación, mediante el análisis directo de las llamadas «vacunas» antes mencionadas, a través de la instrumentación tecnológica de nano partículas, revela información perturbadora y que altera la vida en lo que respecta a la verdad sobre el contenido ácido tóxico real de las llamadas vacunas.

Los medicamentos de Pfizer, Moderna, Astrazeneca y Janssen NO son «vacunas», sino agregados de nano partículas complejas de óxido de grafeno de diversos nano elementos unidos a ácidos nucleicos genéticamente modificados de ARNm de células animales o vero y células fetales humanas abortadas, como se ha visto y descrito anteriormente. Una vez más, los ingredientes de estas supuestas vacunas son altamente magnetotóxicos, citotóxicos y genotóxicos para las membranas celulares de las plantas, los insectos, las aves, los animales y los seres humanos, así como para su genética, lo que ya ha provocado graves lesiones (estimadas en más de 500 millones) y/o la muerte eventual (estimada en más de 35 millones)[17][18] hasta [55].

Los llamados «expertos» o «sabios de la medicina» te dicen que las vacunas contra el CoV-2-19 son la ÚNICA manera de detener la propagación del CoV-19… ¡incluso cuando no hay NINGUNA EVIDENCIA de su existencia y NINGUNA EVIDENCIA de su propagación según el método científico de los postulados de Koch o Rivers![54].

Desmontando la teoria viral

Que son seguras – a pesar de que las pruebas documentadas indican lo contrario…[54]

Que son efectivas – a pesar de que millones de personas con «doble pinchazo» se están enfermando, exponiéndose teóricamente a un VIRUS NO EXISTENTE llamado CoV – 19, y muriendo…[55] NO por alguna infección viral fantasma sino por el MIEDO o la falsa evidencia que parece real y el contenido ácido tóxico del óxido de grafeno reducido entregado a través del ARNm genéticamente modificado a objetivos específicos del cuerpo humano que conducen a la coagulación patológica de la sangre, la privación de oxígeno, la hipercapnia, la hipoxia y luego la muerte por asfixia. [56][57][58]

Que DEBES recibir por lo menos dos vacunas MÁS «refuerzos» para vivir una «vida normal»…

Y pronto, te dirán que no tienes más remedio que cumplir con TODOS sus MANDATOS, incluso cuando el CDC y otros gobiernos, universidades e institutos médicos han admitido por escrito que no tienen ningún «estándar de oro» para aislar el virus CoV – 2 ahora llamado CoV – 19![55].

Coagulación intravascular diseminada (CID) o coagulación sanguínea patológica [57][58]

NO HAY VIRUS CORONA y NUNCA LO HUBO.[56]

Recuerda…

¡NO DEJES QUE NADIE TE QUITE TU LIBERTAD DE SALUD!

¡Es TU cuerpo, TU vida y TU elección!

El conocimiento es poder. Y es la clave para entender por qué las vacunas experimentales contra el CoV-19 son tan peligrosas – a pesar de la narrativa oficial de los medios de comunicación corporativos que suprime y censura a cualquiera que se atreva a hablar.

Usted tiene el control de su propia salud. No sea víctima de los gobiernos y burócratas mundiales que presionan a todo el mundo para que se vacune. El multimillonario «filántropo» Bill Gates y los multimillonarios activistas de las Grandes Tecnologías creen que saben lo que es mejor para ti y tu familia.

Debes ser libre de decidir lo que es correcto para ti. NO dejes que los gobiernos y los empleadores te obliguen a «vacunarte» «por tu propio bien». 

Y nunca dejes que la cultura de la cancelación te haga tener demasiado miedo para defender tus derechos.

En palabras del gran médico y científico francés, Antione BeChamp, «no hay nada tan falso que NO contenga un elemento de verdad y así es con la teoría de los gérmenes».  En este caso la teoría viral, de las vacunas y de la inmunidad![59]

Para aprender más sobre los virus, las vacunas y la teoría viral, por favor lea y estudie, Un segundo pensamiento sobre los virus, las vacunas y la hipótesis del VIH-SIDA.  Puede pedir este libro en 

Lea y aprenda más sobre los virus, las vacunas y la teoría viral en los siguientes artículos científicos[60][61][62]


1. Los resultados de la microscopía electrónica de barrido y transmisión revelan la presencia de óxido de grafeno en las vacunas contra el CoV-19 – Una entrevista con el Dr. Robert O. Young.

Una revelación absolutamente sorprendente e importante sobre lo que hay en las vacunas, con el uso de microscopía electrónica y otros tipos de microscopía de la investigación original del Dr. Robert Young y su equipo, confirmando lo que los investigadores de La Quinta Columna encontraron: contenido nanometálico tóxico con efectos citotóxicos y genotóxicos, así como un parásito identificado. ¡Esta es una gran revelación: por favor, manténgase en sintonía para un artículo importante que informa de esto en ECC, mientras tanto, por favor, comparta este video ampliamente!

https://rumble.com/vlonug-electron-microscopy-reveals-graphene-oxide-in-cov-19-vaccines.html

https://odysee.com/@DrRobertYoung:7/MicroscopyEvidenceofGOinVaccineszoom_0:c?r=DwWt6qy5ACY9nSS1q6nAqSpAYbuZDjWf

2.  The Epidemic Curves of the Most Vaccinated Countries https://www.drrobertyoung.com/post/world-health-organization-who-publishes-epidemic-curves-of-the-most-vaccinated-countries 

3.  Sweden Is Following the Biological Science NOT the Political Science https://www.drrobertyoung.com/post/sweden-is-following-the-biological-science-not-the-political-science

4.  What is Happening in India https://www.drrobertyoung.com/post/what-happened-in-india 

\

5.  Surviving the Plague of Corruption https://www.drrobertyoung.com/post/surviving-the-plague-of-corruption 

6.  Dismantling the Viral Theory https://www.drrobertyoung.com/post/dismantling-the-viral-theory 

7.  Corona on Trial https://www.drrobertyoung.com/post/corona-on-trial-explosive-and-exclusive 

8.  The Havana Cuba Syndrome Caused by Directed Pulsating EMF Microwaves  https://www.drrobertyoung.com/post/the-havana-syndrome-pulsating-microwaves

9.  CDC NOW Admits NO ‘Gold Standard’ for the Isolation for ANY Virus! – https://www.drrobertyoung.com/post/cdc-now-admits-no-gold-standard-for-the-isolation-for-any-virus?postId=60c4dbc74f7fc9002ba2507e 

10.  Freedom of Information Responses on CoV – 2 Now Called CoV – 19 – https://www.drrobertyoung.com/post/freedom-of-information-responses-on-cov-2 

11. Why Viruses Do Not Exist! – https://www.drrobertyoung.com/post/why-viruses-do-not-exist  

12. Report 255 | Dr. Robert Young: All Disease is Outfection Not Infection–Vaccine Nano is Bioweapon!

https://www.bitchute.com/video/rdQhuY455VmK

13.  Report 255 | Dr. Robert Young: All Disease is Outfection, not Infection | The Vaccine’s Lipid Nanoparticles with Graphene Plus Radiation is the Bioweapon–No COVID Virus Exists!

https://www.brighteon.com/250210af-c8a3-47a1-8922-c960342fe2fb

14. Report 255 | Dr. Robert Young: All Disease is Outfection Not Infection–Vaccine Nano is Bioweapon!

https://odysee.com/@RamolaDReports:8/Report-255—Dr.-Robert-Young-Explains-Disease-by-Outfection,-Lipid-Nanoparticles-with-Graphene-the:4

15.  Forget Everything Else! Look at THE VAER’s NUMBERS on Injuries and Deaths!  https://www.drrobertyoung.com/post/forget-everything-else-you-ve-heard-just-look-at-the-numbers 

16. Dr. Robert O. Young ITNJ Testimony


Referencias

[1] Ou, L., Song, B., Liang, H. et al. Toxicity of graphene-family nanoparticles: a general review of the origins and mechanisms. Part Fibre Toxicol13, 57 (2016). https://doi.org/10.1186/s12989-016-0168-y

[2] Young RO (2016) Pathological Blood Coagulation and the Mycotoxic Oxidative Stress Test (MOST). Int J Vaccines Vaccin 2(6): 00048. DOI: 10.15406/ijvv.2016.02.00048

[3] Xu et al, (2019) Identification of graphene oxide and its structural features in solvents by optical microscopy, RSC Adv., 9, 18559-18564

1-Extracction RNA Kit https://www.fishersci.es/shop/products/ambion-purelink-rna-mini-kit7/10307963

2- NanoDrop™ https://www.thermofisher.com/order/catalog/product/ND-2000#/ND-2000

3- QUBIT2.0: https://www.thermofisher.com/es/es/home/references/newsletters-andjournals/bioprobes-journal-of-cell-biology-applications/bioprobes-issues-2011/bioprobes-64-april2011/the-qubit-2-0-fluorometer-april-2011.html

[4] Muestra RD1, La Quinta Columna Report, June 28, 2021; Graphene Oxide Detection in Aqueous Suspension; Delgado Martin, Campra Madrid.

[5] Kim et al, Seeing graphene-based sheets, Materials Today,Volume 13, Issue 3,2010,Pages 28- 38,ISSN 1369-7021,https://doi.org/10.1016/S1369-7021(10)70031-6

[6] Bano, I. et al , 2019. Exploring the fluorescence properties of reduced graphene oxide with tunable device performance,Diamond and Related Materials,Volume 94,59-64,ISSN 0925- 9635,https://doi.org/10.1016/j.diamond.2019.02.021.

[7] Biroju, Ravi & Narayanan, Tharangattu & Vineesh, Thazhe Veettil. (2018). New advances in 2D electrochemistry—Catalysis and Sensing. 10.1201/9781315152042-7.

[8] Choucair, M., Thordarson, P. & Stride, J. Gram-scale production of graphene based on solvothermal synthesis and sonication. Nature Nanotech 4, 30–33 (2009). https://doi.org/10.1038/nnano.2008.365

[9] Atlas of Human Parasitology, 4th Edition, Lawrence Ash and Thomas Orithel, pages 174 to 178

[10] Mano, S.S.; Kanehira, K.; Sonezaki, S.; Taniguchi, A. Effect of Polyethylene Glycol Modification of TiO2 Nanoparticles on Cytotoxicity and Gene Expressions in Human Cell Lines. Int. J. Mol. Sci.2012, 13, 3703-3717. https://doi.org/10.3390/ijms13033703

[11] Srivastava AK, Dwivedi N, Dhand C, et al. Potential of graphene-based materials to combat COVID-19: properties, perspectives, and prospects. Mater Today Chem. 2020;18:100385. doi:10.1016/j.mtchem.2020.100385

[12] Young, RO, «The Effects of ElectroMagnetic Frequencies (EMF) on the Blood and Biological Terrain.» https://www.drrobertyoung.com/post/the-effects-electromagnet-frequencies-on-the-blood-and-biological-terrain

[13] Gatti AM, Manti A, Valentini L, Montanari S, Gobbi P, et al. (2016) Nano biointeraction of particulate matter in the blood circulation. Frontiers 30: 3.

[14] Nikazar, S., Sivasankarapillai, V.S., Rahdar, A. et al. Revisiting the cytotoxicity of quantum dots: an in-depth overview. Biophys Rev 12, 703–718 (2020). https://doi.org/10.1007/s12551-020-00653-0

[15] Ritesh Banerjee, Priya Goswami, Manoswini Chakrabarti, Debolina Chakraborty, Amitava Mukherjee, Anita Mukherjee, Cadmium selenide (CdSe) quantum dots cause genotoxicity and oxidative stress in Allium cepa plants, Mutation Research/Genetic Toxicology and Environmental Mutagenesis, Volume 865, 2021, 503338,ISSN 1383-5718, https://doi.org/10.1016/j.mrgentox.2021.503338.

[16] Wanjun Cao, Lin He, Weidong Cao, Xiaobing Huang, Kun Jia, Jingying Dai, Recent progress of graphene oxide as a potential vaccine carrier and adjuvant, Acta Biomaterialia, Volume 112, 2020, Pages 14-28, ISSN 1742-7061, https://doi.org/10.1016/j.actbio.2020.06.009. (https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1742706120303305)

[17] Concise Encyclopedia of Composite Materials, ed. Anthony Kelly, MIT Press, 1989, ISBN0-262-11145-4

[18] L. Harivardhan Reddy, José L. Arias, Julien Nicolas, and Patrick Couvreur, «Magnetic Nanoparticles: Design and Characterization, Toxicity and Biocompatibility, Pharmaceutical and Biomedical Applications.»
Chemical Reviews 2012 112 (11), 5818-5878
DOI: 10.1021/cr300068p

[19] US Dpt of health and human services (1996) Report Update: Vaccine Side Effects, Adverse Reactions, Contraindications, and Precautions. CDC 45(RR-12): 1-35.

[20] Ottaviani G, Lavezzi AM, Matturri L (2006) Sudden infant death syndrome (SIDS) shortly after hexavalent vaccination: pathology in suspected SIDS? Virchows Arch 448(1): 100-104.

[21] Taylor B, Miller E, Farrington CP, Petropoulos MC, Favot-Mayaud I, et al. (1999) Autism and measles, mumps, and rubella vaccine: no epidemiological evidence for a causal association. Lancet 353(9169): 2026-2029.

[22] Demicheli V, Rivetti A, Debalini MG, Di Pietrantonj C (2012) Vaccines for measles, mumps and rubella in children. Cochrane Database Syst Rev 15(2): CD004407. New Quality-Control Investigations on Vaccines: Micro- and Nanocontamination 13/13 Copyright: ©2016 Gatti et al. Citation: Gatti AM, Montanari S (2016) New Quality-Control Investigations on Vaccines: Micro- and Nanocontamination. Int J Vaccines Vaccin 4(1): 00072. DOI: 10.15406/ijvv.2017.04.00072

[23] Carola Bardage, Ingemar Persson, Åke Örtqvist, Ulf Bergman, Jonas F Ludvigsson, et al. (2011) Neurological and autoimmune disorders after vaccination against pandemic influenza A (H1N1) with a monovalent adjuvanted vaccine: population based cohort study in Stockholm, Sweden. BMJ 343: d5956.

[24] Johann Liang R (2012) Updating the Vaccine Injury Table following the 2011 IOM Report on Adverse Effects of vaccines. HRSA, pp. 1-27.

[25] L Tomljenovic, CA Shaw (2011) Aluminum Vaccine Adjuvants: Are they Safe? Current Medicinal Chemistry 18(17): 2630-2637.

[26] Shaw CA, Petrik MS (2009) Aluminum hydroxide injections lead to motor deficits and motor neuron degeneration. J Inorg Biochem 103(11): 1555-1562.

[27] Authier FJ, Sauvat S, Christov C, Chariot P, Raisbeck G, et al. (2006) AlOH3-adjuvanted vaccine-induced macrophagic myofasciitis in rats is influenced by the genetic background. Neuromuscul Disord 16(5): 347-352.

[28] Exley C, Esiri MM (2006) Severe cerebral congophilic angiopathy coincident with increased brain aluminium in a resident of Camelford, Cornwall, UK. J Neurol Neurosurg Psychiatry 77(7): 877- 879.

[29] Wills MR, Savory J (1985) Water content of aluminium, dialysis dementia, and osteomalacia. Environ Health Perspect 63: 141-147.

[30] Brinth L, Pors K, Theibel AC, Mehlsen J (2015) Suspected side effects to the quadrivalent human papilloma vaccine. Danish Medical J 62(4): 1-12.

[31] Palmieri B, Poddighe D, Vadalà M, Laurino C, Carnovale C, et al. (2016) Severe somatoform and dysautonomic syndromes after HPV vaccination: case series and review of literature. Immunol Res.

[32] Visani G, Manti A, Valentini L, Canonico B, Loscocco F, et al. (2016) Environmental nanoparticles are significantly over-expressed in acute myeloid leukemia. Leuk Res 50: 50-56.

[33] Artoni E, Sighinolfi GL, Gatti AM, Sebastiani M, Colaci M, et al. (2016) Micro and nanoparticles as possible pathogenetic co-factors in mixed cryoglobulinemia. Occupational Medicine.

[34] T Hansen, L Klimek, F Bittinger, I Hansen, A Gatti, et al. (2008) Mast cell reiches Aluminium granuloma Pathologe 29(4): 311-313.

[35] Gatti AM, Manti A, Valentini L, Montanari S, Gobbi P, et al. (2016) Nano biointeraction of particulate matter in the blood circulation. Frontiers 30: 3.

[36] Tenzer S, Docter D, Rosfa S, Wlodarski A, Kuharev J, et al. (2011) Nanoparticle size is a critical physicochemical determinant of the human blood plasma corona: a comprehensive quantitative proteomic analysis. ACS Nano 5(9): 7155-167.

[37] Radauer Preiml , Andosch A, Hawranek T, Luetz-Meindl U, Wiederstein M, et al. (2015) Nanoparticle-allergen interactions mediate human allergic responses: protein corona characterization and cellular responses. Fibre toxicology 13: 3.

[38] Cedervall T, Lynch I, Lindman S, Berggård T, Thulin E, et al. (2016) Understanding the nanoparticle-protein corona using methods to quantify exchange rates and affinities of proteins for nanoparticles. PNAS 104 (7): 2050-2055.

[39] Lynch I, Cedervall T, Lundqvist M, Cabaleiro-Lago C, Linse S, et al. (2007) The nanoparticle-protein complex as a biological entity; a complex fluids and surface science challenge for the 21st century. Advances in Colloid and Interface Science 134-135: 167-174.

[40] Gatti AM, Quaglino D, Sighinolfi GL (2009) A Morphological Approach to Monitor the Nanoparticle-Cell Interaction. International Journal of Imaging and Robotics 2: 2-21.

[41] Urban RM, Jacobs JJ, Gilbert JL, Galante JO (1994) Migration of corrosion products from modular hip prostheses. Particle microanalysis and histopathological findings. The Journal of Bone and Joint Surgery 76(9): 1345-1359.

[42] Kirkpatrick CJ, Barth S, Gerdes T, Krump-Konvalinkova V, Peters (K 2002) Pathomechanisms of impaired wound healing by metallic corrosion products. Mund Kiefer Gesichtschir 6(3): 183-190.

[43] Lee SH, Brennan FR, Jacobs JJ, Urban RM, Ragasa DR, et al. (1997) Human monocyte/macrophage response to cobalt-chromium corrosion products and titanium particles in patients with total joint replacements. J Orthop Res 15(1): 40-49.

[44] Shaw CA, Seneff S, Kette SD, Tomljenovic L, Oller Jr JW, et al. (2014) Aluminum-Induced Entropy in Biological Systems: Implications for Neurological Disease. Journal of Toxicology 2014: 491316.

[45] Shaw CA, Kette SD, Davidson RM, Seneff S (2013) Aluminum™s Role in CNS-immune System Interactions leading to Neurological Disorders. Immunome Research 9: 069.

[46] Seneff S, Swanson N, Chen Li (2015) Aluminum and Glyphosate Can Synergistically Induce Pineal Gland Pathology: Connection to Gut Dysbiosis and Neurological Disease. Agricultural Sciences 6(1): 42- 70.

[47] Pegaz B, Debefve E, Ballini JP, Konan-Kouakou YN, van den Bergh HJ (2006) Effect of nanoparticle size on the extravasations and the photothrombic activity of meso(p-tetracarboxyphenyl)porphyrin. J Photochem Photobiol B 85(3): 216-222.

[48] Brinth LS, Pors K, Hoppe AG, Badreldin I, Mehlsen J (2015) Is Chronic Fatigue Syndrome/Myalgic Encephalomyelitis a Relevant Diagnosis in Patients with Suspected Side Effects to Human Papilloma Virus Vaccine? International Journal of Vaccines and Vaccination 1(1):1-5.

[49] Moos WH, Faller DV, Harpp DN, Kanara I, Pernokas J, et al. (2016) Microbiota and Neurological Disorders: A Gut Feeling. Biores Open Access 5(1): 137-145.

[50] Sekirov I, Russell SL, Caetano L, Antunes M, Brett (2010) Gut Microbiota in Health and Disease. Physiological Rev 90(3): 859-904.

[51] Umbrello G, Esposito S (2016) Microbiota and neurologic diseases: potential effects of probiotics. J Transl Med 14(1): 298.

[52] Kinoshita T, Abe RT, Hineno A, Tsunekawa K, Nakane S, et al. (2014) Peripheral sympathetic nerve dysfunction in adolescent Japanese girls following immunization with the human papillomavirus vaccine. Intern Med 53(19): 2185-2200.

[53] Zhang L, Richards A, Khalil A, Wogram E, Ma H, Young RA, Jaenisch R. SARS-CoV-2 RNA reverse-transcribed and integrated into the human genome. bioRxiv [Preprint]. 2020 Dec 13:2020.12.12.422516. doi: 10.1101/2020.12.12.422516. PMID: 33330870; PMCID: PMC7743078.

[54] Young, RO, «Forget Everything Else! Look at THE VAER’s NUMBERS on Injuries and Deaths!.» https://www.drrobertyoung.com/post/forget-everything-else-you-ve-heard-just-look-at-the-numbers5

[55] Young, RO, «CDC NOW Admits NO ‘Gold Standard’ for the Isolation for ANY Virus!» https://www.drrobertyoung.com/post/cdc-now-admits-no-gold-standard-for-the-isolation-for-any-virus

[56] Young, RO, «The Genesis of Severe Acute Respiratory (Syndrome) or SARS & Corona Virus or COVID – 19.» https://www.drrobertyoung.com/post/the-genesis-of-severe-acute-respiratory-syndrome-or-sars-corona-virus-or-covid-19

[57] Young, RO, «What Causes Oxygen Deprivation of the Blood(DIC) and Then Lungs(SARS – CoV 2 & 19)?» https://www.drrobertyoung.com/post/what-causes-oxygen-deprivation

[58] Young RO, Migalko G (2020) What Causes Oxygen Deprivation of the Blood(DIC) and Then Lungs(SARS – CoV 2 & 12)?. Integ Mol Bio Biotechnol 1: 001-007. http://sciaeon.org/articles/What-Causes-Oxygen-Deprivation-of-the-Blood-DIC-and-Then-Lungs-SARS-CoV2and12.pdf

[59] Young RO (2016) Who Had Their Finger on the Magic of Life – Antoine Bechamp or Louis Pasteur?. Int J Vaccines Vaccin 2(5): 00047. DOI: 10.15406/ijvv.2016.02.00047

[60] Young RO (2016) Second Thoughts about Viruses, Vaccines, and the HIV/AIDS Hypothesis – Part 1. Int J Vaccines Vaccin 2(3): 00032. DOI: 10.15406/ijvv.2016.02.00032
https://medcraveonline.com/IJVV/second-thoughts-about-viruses-vaccines-and-the-hiv-aids-hypothesis—part-1.html

[61] Young RO (2016) Second Thoughts Concerning Viruses, Vaccines and the HIV/AIDS Hypothesis – Part 2. Int J Vaccines Vaccin 2(3): 00034. DOI: 10.15406/ijvv.2016.02.00034
https://medcraveonline.com/IJVV/second-thoughts-concerning-viruses-vaccines-and-the-hivaids-hypothesis—part-2.html

[62] Young RO (2016) Second Thoughts Concerning Viruses, Vaccines and the HIV/AIDS Hypothesis – Part 3 HIV/AIDS and the Monomorphic Disease Model. Int J Vaccines Vaccin 2(3): 00035. DOI: 10.15406/ijvv.2016.02.00035
https://medcraveonline.com/IJVV/second-thoughts-concerning-viruses-vaccines-and-the-hivaids-hypothesis—part-3-hivaids-and-the-monomorphic-disease-model.html


(*) Publicado originalmente el 20 de agosto 2021, actualizado al 31 agosto 2021. https://www.drrobertyoung.com/post/transmission-electron-microscopy-reveals-graphene-oxide-in-cov-19-vaccines

Compartir

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.