ENSAYO

Por Marcos Antonio María González

Vivimos un momento histórico en donde la hiper oralidad, junto al infovideo y la infoimagen, se han impuesto para destronar a la escritura.

Con la escritura fuimos capaces de debatir sobre la historia, sobre ciencias, política, deporte, arte…. Con la sana y pequeña distancia que proporciona un texto firmado por su autor. Con respeto del autor y por el autor. Con la digestión pausada de la propia acción de una lectura consciente. Con la posibilidad permanente de una mayor riqueza en el lenguaje, así como una mayor heterogeneidad, que no relativismo.

Hoy, la hiper oralidad con anonimato, hace que, cualquiera que haya visto dos videos y tres fotos, sobre la franja de Gaza, por poner un ejemplo, pueda influenciar a decenas de entornos de la sociedad, a través de las redes sociales. Si bien es un tesoro hacia un mayor grado de libertad de expresión, el hecho de la existencia de redes como “telegram”, en donde se pueden hallar infinidad de expresiones diferentes a la gran narrativa hegemónica, no es menos cierto que, por ahí, se puede colar de todo. Desde informantes con techo de información, pasando por revolucionarios del mal menor, hasta llegar a referentes funcionales al sistema que dicen combatir.

Es en este momento donde deseo romper mi anonimato. Es necesario hacerme cargo y responsable de estas líneas. Mi nombre es Marcos Antonio María González, soy un ciudadano cualquiera, asturiano, quizás un poco exquisito en cuanto a la búsqueda de referentes, puede que algo cansino a la hora de cotejar la información, y totalmente negado a dialogar en el lenguaje de los hechos, si no es haciendo pie en el lenguaje de las causas.

Como casi todos somos seres de rebaño, la tendencia será a ponerme una etiqueta del catálogo: idealista, disidencia controlada, y más, que dejo a su imaginación. Dejo claro de antemano que, para mí, ese ejercicio liviano y secuestrador de debate libre que supone el etiquetado, no siento que me defina, no me es hiriente en ningún grado, ya que tomo en consideración de dónde y por qué puede nacer. A estas alturas de mi vida, con cuarenta y ocho primaveras y una mediocre experiencia, creo saber quién soy.

Hace unos días, y valga como ejemplo, he podido dialogar con varios compañeros, muchos conocidos y unos poquitos amigos, todos en el orbe de lo que ahora se da en llamar “disidencia”, ese término que nos ha bautizado sin ni tan siquiera preguntarnos por qué, ni quienes nos han bautizado así. Nuestro dialogo versó sobre el paradigma de la emigración en el marco de las recetas de la agenda 2030.

Pues bien. Que si toma video sobre vandalismo musulmán en Cataluña, que si mira las fotos de los subsaharianos con una ropa deportiva estupenda, preparados para viajar a la península, con todos los gastos pagos por el gobierno español, que si los inmigrantes viven financiados por el erario público en hoteles, que si nuestro gobierno les regala los permisos de trabajo, que si consiguen pagas antes que tú y que yo. Que nos están invadiendo los moros de nuevo, que si España está dejando de ser España por esta razón.

Tras escuchar y discriminar mensajes entre tanto lenguaje de los hechos, por cierto, en buena medida fundados, se me da por argumentar lo siguiente:

_ Esta parte de la sociedad, quienes intentamos libre pensar, habríamos de empezar a dar cada vez más pasos en sacar a la palestra, todas aquellas redes clientelares, estados profundos, cargos políticos, multinacionales, fundaciones, ongs, y demás que se benefician de esta creciente inmigración recetada, desenmascarando así a los autores de la receta. Con ello trasladaríamos a nuestros conciudadanos algunos ingredientes, más allá del miedo y la repulsión, hacia los hechos acaecidos en nuestras calles, al respecto de esta actual situación des-estructurante de sociedades y culturas, tanto receptoras como emisoras de emigración.

La respuesta a mi intervención fue un saco mayor de noticias de desestructuración de España a manos de la población inmigrante, principalmente de origen musulmán. Intuyo que me han tratado, al menos la mayoría, como un pobrecito ignorante al que hay que bombardear más aún, porque no ha entendido nada.

Cierta invasión de desencanto personal aderezado con un respeto profundo a la opinión del otro, a sus propios ritmos y pasos, hicieron que mis silencios argumentativos fueran cada vez, más numerosos y largos, hasta que la llama del debate terminó por apagarse. Quizás mala praxis por mi parte, aun no lo sé. Pondré por delante que, algunas de las noticias que se expusieron son procedentes de canales de “telegram”, como “Espíritu Templario Noticias”, por ejemplo. Canales como estos, están llenos de sensacionalismo en altas dosis, donde parece existir una consigna implícita de traslado de una serie de amenazas reales, que apuntalen la sensación de miedo a la pérdida cultural, espiritual, de territorio, y más profundamente a la perdida de la propia institución de la familia tal y como la conocemos.
Para tratar de ser justo con estos canales me he interpuesto una serie de interrogantes que den profundidad al análisis:

  1. ¿Para qué orquestar el traslado de grandes masas poblacionales, en apariencia inmiscibles, y digo solo en apariencia, hacia lugares concretos situados a las antípodas culturales y religiosas de la población que es trasladada?
  2. ¿Quiénes tienen esa capacidad de infraestructura, el poder y el dinero necesarios?
  3. ¿Por qué orquestar algo tan peligroso como retorcido?

He ido resolviendo a lo largo de los meses que los contenidos de estos canales, no me hacen comprender, ni me desnudan a los responsables, ni mucho menos a la maquinaria estructural que provoca todo esto.

Soy un terco que no escucha bombardeos interminables de recuentos realistas de amenazas ni de hechos. Sobre todo, cuando estos recuentos ponen el foco en que hagamos florecer en nosotros miedo, repulsión, y odio hacia otras personas. Por más oscuros, involucionados, y hasta salvajes, que me quieran pintar a los grupos poblacionales inmigrantes y sus culturas. Por más desdibujada que se vislumbre mi cultura en el medio plazo, por más colonizadas que puedan quedar nuestras familias, a los ojos de este mundo simplista y deseoso de recetas, que abunda afuera. Siempre termino en el mismo lugar:

_¡Y que, si fuese así! . Qué sentido tuvo la creación de mi familia y la de mi propia existencia, si, para una supuesta salvaguarda de lo mío y los míos, he de odiar a otras personas y tenerles miedo. Por qué estas plataformas no ponen la misma cantidad de esfuerzo en que ambas partes, nos situemos frente a la casa de la estructura de poder, frente al cónclave que idea, frente a las billeteras que financian. Pero no, a lo más que llegan en esa línea, es a darle madera y palo al capataz de la hacienda, a ese que, des ajustadamente se le llama presidente. Mi conclusión al respecto de esta última pregunta la dejaré para el cierre.

El camino de la ilustración recogió uno de sus grandes frutos en los padres fundadores de la patria, y con ellos se precipitó la creación de lo que hoy conocemos como EEUU, ese espejo espejito en el que se mira occidente. Todo aparentó ser una serie de movimientos de liberación para transitar hacia el hombre responsable, el que responde a los avatares de la vida. La historia del movimiento obrero, base, obreros, personas inherentemente ansiosas de fraternidad, está cargada de esos hechos de responsabilidad político-social, y de solidaridad que pudo estar en la cabeza y el corazón de algún hijo de la ilustración, pero que casi nunca llego a la categoría de ser “gran estructura”. El porqué de esto, daría para otro análisis.

Hoy, las sociedades occidentales, continuamos penando en busca de recetas, de gran hermano mayor, de líder que nos saque de esta mierda. De tal manera que, de este lado de la conciencia o de la aparente conciencia se producen en grandes cantidades, inducción a la rabia y el miedo.

Un informante de “telegram”, Nauzet Morgade, en un programa de radio llamado “radio 5”, afirma que el 15M nació puro y fresco, y que fueron los lidercitos de turno de la mano de “Podemos”, tras su creación, los que corrompieron y vulneraron la pureza del movimiento.

Nada más lejos de la realidad, ya que existe sobrada información contrastada que nos muestra como el 15M está infiltrado y orquestado desde sus inicios. Esto ha supuesto una manipulación del sano musculo social de una ciudadanía que parecía pretender la libertad.

Unos periodistas de una web de referencia llamada “La quinta columna”, alertan sobre la presencia de grafeno, y añaden el término “vacunas”, en todos los viales covid 19. Una afirmación muy grandilocuente e imposible de confirmar para todos toditos los viales tóxicos de cada uno de los laboratorios. Esto, lo han acompañado de etiquetar una cagada como si fuera una trufa, es decir, donde quise decir tóxico, siempre dije vacunas.

De este lado del charco, supuesto lado de la consciencia, corren decenas de videos e imágenes, que son utilizados de manera sensacionalista para narrar medias verdades, del mismo modo que los medios hegemónicos nos vendieron ciertos bombardeos rusos en suelo ucraniano con video montajes de un videojuego.

Los que hace casi un año, me invitaron a salir a la calle, reenviándome para ello información del canal de Alvise Pérez, para denunciar que nunca ha habido democracia en España, en donde el régimen del 78 es una contrastada estafa política, esos mismos, a través del mismo canal, hace un mes, me han invitado a manifestarme con organizaciones albaceas del espíritu democrático español, basado en el engendro nacido en el 78, contra una amnistía y otras mierdas impulsadas por Pedro Sánchez, el capataz actual de la hacienda. A ver si el caso va a ser manifestarse. Perdón por la guasa. Sobra decir que a ninguna fui. Mi abuela me enseñó que con el diablo no se va a ningún lugar por más honesto que parezca el viaje. También me enseñó, dicho sea de paso, que si rastreo el dinero daré con la verdad más confiable.

Hace unos días, un bastión de la escritura, Cristina Martín Jiménez, hizo unas declaraciones en su canal de telegram, a colación del resultado de las elecciones argentinas en favor de Milei. Cito textualmente sus afirmaciones: “Esto es Agenda 2030, privatizar las riquezas que hacen soberanas a las naciones y a las personas”. Esta afirmación, la realiza a modo de reflexión en base a un artículo del diario “El País”, el cual abre argumentando: Milei, el ultraderechista argentino, que tomará posesión el 10 de diciembre, adelanta que venderá la petrolera YPF, la empresa de energía ENARSA y los medios de prensa públicos.

Y digo yo: ¿qué pinta aquí realizar una relación y reduccionismo tan grande para un problema de gobernanza tan complejo?¿ Desde cuándo, el resultado de una serie de movimientos de privatización, suponen, solo y exclusivamente por su realización, que se esté andando en la senda de la Agenda 2030? Claro que Milei se presume cercano a las premisas de dicha agenda, pero no como consecuencia de tan pobre reflexión. Para ello se deberían poner más ingredientes argumentativos encima de la mesa de análisis. En un segundo momento desgrano la frase de Cristina: “privatizar las riquezas que hacen soberanas a las naciones”. Según ella, tenemos que comernos con patatas que los medios de comunicación estatales hegemónicos, que dicho sea de paso no estaría mal que desaparecieran por cuanto tienen de estructura de terror, la petrolera YPF, con una deuda que asciende a 6989 millones de dólares, lo que supone un tercio de la deuda de Argentina al FMI, y la de la energética ENARSA, con una deuda que asciende a 202 millones de dólares, son ahora, porque lo dice una referencia mundial en investigación sobre el poder, y vuelvo a citar textualmente: “las riquezas que hacen soberanas a las naciones”. Es para morirse de la risa, o no parar de llorar, por el calado de cuento chino que tienen estas afirmaciones. En este punto he de añadir dos detalles, para que sirvan a la reflexión de quien así lo estime. El primero, es el bajo porcentaje, en muchos canales que se dicen de la disidencia, de referencias bibliográficas, fuentes de datos por pares, contextualización, así como enlaces a la información completa a la que hacen referencia en sus publicaciones. Y segundo, por qué una parte nada despreciable de estos medios continúan apoyándose para sus podcast, columnas, artículos, videos, etc, en arquetipos inoperantes como, izquierda, derecha, progresismo, socialismo… ya que, realizando un análisis comparativo de historia de los mismos, podemos concluir que estas corrientes, axiomas, cliches, subdivisiones, etiquetas, ó como se quieran adjetivar, ya no son los que en su día pudieron haber sido, eso si es que se puede afirmar que hubiesen salido en algún momento de la historia, del orbe del ideario, a la praxis total. Abro un paréntesis para decir que esto también daría para varios profundos análisis. Éstos, hoy, y quizás tras la caída del muro de Berlín, no han ofrecido respuesta alguna, ni justa ni fraterna a los principales problemas sociales y humanos de nuestro tiempo: el hambre, el desempleo, la trata de personas, la esclavitud infantil, los genocidios programados disfrazados de guerras.

Izquierda, derecha, socialismo, comunismo, …, parecen ser invitados permanentes a la mesa del poder, instrumentos vasallos, necesarios para estructurar la opresión, para proteger las redes clientelares, en definitiva, para ser parte del problema. Por eso no parece sensato pensar que, ningún nuevo partido, con nuevos líderes frescos, nos puedan sacar de esta mierda. El adn de la maquinaria, está compuesto de putrefacción para corromper, y batallar con un partido, en un marco opresor, como es la sala de máquinas de un “estado” no parece ser una tarea fructífera, por más buenas intenciones que tengan, la frescura de esos nuevos partidos y sus militantes. Si hoy tuviese que hacer un dibujo político-estructural de España considero que somos algo así como una: “Dictadura tecno-neo-feudal” ó “simple protectorado”.

Para finalizar, rescato la pregunta: ¿Por qué algunos honestos referentes para una revolución, no ponen todo el foco, en que el músculo social, vaya dirigido a desnudar las causas de las opresiones e injusticias actuales, colaborando así, a la destrucción de las verdaderas estructuras de terror que nos esclavizan, y con ello ponernos en el camino de creación de unas nuevas más fraternas? .

Quizás haya algún medio o personas referente, que estén en nómina de ciertos poderes estructurales. Desconozco concreciones de esto, por lo que de momento lo coloco en modo posibilidad, tan solo. Mis conclusiones a día de hoy, van más en la idea, de que todo ser humano, queremos tener, y me pongo el primero, nuestra pequeña parcelita de gloria en la vida.

Para algunos referentes de los medios alternativos de comunicación, el lenguaje de los hechos, es un vehículo fantástico para estar presente en el ideario y la vida pública de un país, de una zona, de un entorno. El lenguaje de los hechos, para estos, supone una franja argumentativa y de acción, que combate en algún grado al sistema. El lenguaje de los hechos es propicio para una ciudadanía, que, aunque disidente, crítica, ó consciente, también está ávida de líderes y recetas. El lenguaje de los hechos es visual y más deseado para anexionarse. El lenguaje de los hechos es más tolerable para el imperio y sus sistemas. El lenguaje de los hechos es una permanente carrera cortoplacista con miras y análisis muy parcelados. Quizás alguno de estos referentes, se han podido quedar enredados en la maraña de sostener y alimentar a unas cuotas de seguidores, que, de haberse situado en el lenguaje de las causas, ellos creen que no tendrían, y quizás tengan razón.

Las sociedades occidentales actuales no poseen demasiada capacidad de análisis, y mucho menos de debate profundo y libre. Desde nuestra cuna se nos ha adoctrinado hacia este lenguaje de los hechos, y es por ello, que solo queremos de este menú.

Unos pocos, de entre los que no estoy, abordan valientemente la información y la acción, en la clave del lenguaje de las causas. Es por ellos y su loca cordura, que podemos dar gracias, porque en parte y aunque no sea de una manera sencilla de visualizar, este imperio globalista de occidente, que se cree unipolar e infalible, se tambalea. Si no, para que necesitan infundir tanta, opresión, persecución, muerte, y censura.

Como digo siempre, esto es solo mi análisis, sin más pretensiones.

En Asturias, a 16 de diciembre de 2023