ENTREVISTA

Catherine Austin-Fitts (Philadelphia, 1950) tiene un MBA de Wharton, es inversora y ex servidora pública, habiendo sido Gerente de Dillon Read & Co. Ha denunciado múltiples niveles de fraude a nivel del gobierno de George W. Bush, del que fue funcionaria como Subsecretaria de Vivienda y Desarrollo Urbano. 
Fitts ha investigado y comentado el gasto público. En un estudio publicado en 2004 en «World Affairs: The Journal of International Issues«, buscó «pruebas de que una proporción muy grande de la riqueza de la nación se está desviando ilegalmente desde hace varias décadas hacia canales y programas secretos y sin rendir cuentas con fines no especificados, incluyendo operaciones encubiertas y subversiones en el extranjero y la I+D militar clandestina en casa. Las instituciones públicas han sido infiltradas y tomadas por grupos oscuros al servicio de poderosos intereses privados y creados, a menudo a expensas del bien común«.
Ha donado dinero a campañas tanto de algunos políticos demócratas como republicanos. Fundó y es Directora Ejecutiva de Solari, una firma de inversiones. Es editora del Solari Report.


Por Catherin Austin-Fitts. Entrevista de Andrew Torba

Esta entrevista en video realizada y producida por Andrew Torba ha sido transcripta al castellano (en los pasajes vinculados al tema central) exclusivamente por eXtramuros. El original está disponible aquí:

https://tv.gab.com/channel/a/view/catherine-austin-fitts-planet-lockdown-60276b164995281fa7bad55b

– ¿Qué piensa que está pasando económicamente como resultado de toda esta crisis?

– Lo que está pasando… Acabo de publicar un enorme estudio sobre el estado de nuestra moneda. Está el hecho de que por muchos años el dólar ha sido la moneda de reserva. Y el sistema está, yo diría, ya desdentado, y los banqueros centrales están buscando implementar un sistema nuevo, pero estamos en un período de gran cambio e incertidumbre, en el que los banqueros están intentando mantener el sistema dólar corriendo, estirar su vida, al tiempo que van tratando de acelerar la implementación de un nuevo sistema. Tienen que implementar el nuevo sistema sin que nadie realmente se dé cuenta de cuál es. 

De modo que tenemos un sistema de moneda de reserva mundial, el dólar, y se precisa que evolucione y cambie. Hay mucha insatisfacción con el sistema, y los bancos centrales están intentando crear un nuevo sistema. Están tratando de extender el viejo y acelerar el nuevo, y es algo muy caótico, puesto que mucho del nuevo está siendo sometido a pruebas y eso involucra muchas industrias distintas. Yo describiría el nuevo sistema como el fin de la moneda. No es traer a la existencia una nueva moneda: es esencialmente traer un nuevo sistema de transacciones que será completamente digital, y por tanto el fin de la moneda tal como la conocemos. 

Así que lo que están tratando de hacer es alcanzar toda la moneda en el planeta, de modo que es grande, es complicado, es un lío, y el problema que tienen es cómo vender un sistema que, si la gente lo entendiera, nadie lo querría. 

Por supuesto, el modo de hacerlo es a través de la crisis sanitaria.

– ¿Qué tiene la crisis sanitaria que ver con eso?

– En general, si un grupo pequeño de gente quiere controlar todo el dinero, el problema fundamental es cómo hacer para pastorear todas las ovejas y que entren al matadero sin darse cuenta ni resistirlo. Lo que es perfecto para eso son los enemigos invisibles. Así es que tuvimos la guerra contra el terrorismo, con terroristas invisibles. Y ahora el virus es perfecto, es invisible y no se puede probar que no existe, precisamente porque es invisible.  Así que los enemigos invisibles siempre son los preferidos, especialmente si dan miedo a la gente; uno puede introducir miedo, y luego la gente precisa que la protejan de ese enemigo invisible. 

La segunda táctica que siempre es muy eficaz es «divide y conquista». Si uno puede usar los medios -y los medios están jugando un rol fundamental- y uno puede enfrentar mujeres y hombres entre si, blancos y negros entre si… se azuza a la población general contra los inmigrantes, y luego se necesita al gobierno para que se ponga entre medio… Todo esto, sea enemigos invisibles o divide y conquista, mete miedo en la población, y la hace que acepte las cosas que se le imponen. Un virus imposible permite controlar mucho a la población, uno puede impedir las reuniones, la organización, impedir que la gente se reúna y discuta lo que está pasando, y si se le agrega el rastreo de contactos uno puede controlar quién está hablando con quién; si uno puede trasladar todo el trabajo y toda la educación a mecanismos online, uno literalmente puede escuchar todo lo que las personas hablen. De modo que uno puede instalar una cantidad impresionante de vigilancia, bajo el argumento de que está en realidad protegiendo de un virus físico. Es muy astuto, y vemos que está funcionando para mucha gente. No toda, pero mucha. 

Para mi -y no quiero subestimar la capacidad de la elite para introducir patógenos, de modo que no afirmo que la gente no enferme y muera- pero esencialmente lo que se está tratando de hacer es convencer a la gente para que acepte una solución antes de que sea capaz de percibir a dónde la va a llevar al final. Porque estamos hablando de un sistema de transacciones que ya no es un sistema de moneda, es un sistema de control. De modo que es como un crédito que las compañías …si los diferentes bancos centrales aparecen con una moneda digital diferente, tienen la capacidad de habilitar o deshabilitar su dinero personal. De modo que si usted no se porta bien, está listo. Y como sabemos quieren combinar esto con transhumanismo, lo que significa literalmente que uno requerirá darse inyecciones que equivalen a instalar un sistema operativo en nuestro cuerpo, a fin de que esté conectado al sistema financiero de modo literalmente físico. 

– ¿Cuál es el efecto real de las medidas de encierro?

Lo que están tratando de hacer… Es como la Patriot Act… donde había la concentración y control del flujo de dinero; y este es un proceso muy similar, usted trata de centralizar dramáticamente el control económico y político. Déjeme que le dé un ejemplo. Tenemos 100 comercios en la calle principal en una comunidad. Usted los declara no esenciales de golpe y los cierra. De pronto Amazon y Walmart y las grandes tiendas llegan y se apropian de todo el mercado. Pero mientras tanto la gente en la calle tiene que seguir pagando sus tarjetas de crédito y sus hipotecas. De modo que ahora están endeudados y atrapados. Y están desesperados por hacer flujo de caja para cubrir, básicamente, sus deudas y sus gastos diarios. Mientras tanto, usted tiene a la Reserva Federal instituyendo una forma de afloje cuantitativo, donde están comprando bonos corporativos, y los tipos que se están quedando con todo el mercado básicamente pueden financiar ese 0 a 1%, mientras que todo el mundo de la calle principal está pagando 15 o 16% de interés, sin tener ingresos. De modo que básicamente se han quedado con todo el mercado, y los otros básicamente no pueden hacer lo que quieren porque están demasiado ocupados tratando de conseguir comida para alimentar a sus hijos. 

En el ciclo electoral de 2016 vimos que la población en general apoyó a candidatos que de diversos modos pueden considerarse populistas. Bernie Sanders era un populista en relación a los demás candidatos; Donald Trump era un populista en relación a los demás candidatos. Literalmente lo que la crema del capital globalista entendió es que tenían un problema que podía resolverse destruyendo el ingreso independiente de las pequeñas empresas, los profesionales independientes, y la gente que vive a partir de un ingreso que obtiene de formas independientes. De modo que si usted es un médico, un abogado, un contador público, y usted tiene su propia práctica independiente, usted va a apoyar en general al candidato populista. El modo de acallar a los candidatos populistas es acallar su fuente de ingreso y apoyo, lo que significa fundir a los de la calle principal, y así no habrá nadie para financiar a Bernie Sanders o Donald Trump. No habrá ya quien los pueda apoyar. 

– ¿Entonces las medidas de cierre son más una medida económica que algo relativo al virus?

– Esta es una guerra económica. Uno básicamente tenía al 1% al tope- Desde abril hemos visto a ese 1% incrementar su valor neto un 27%. Ahora, lo que eso prueba, es que esto ha sido una movida económica global muy exitosa. Lo que uno tiene es esta suerte de clase capitalista global… Pero no debería llamarlo capitalismo, porque no lo es. Es totalitarismo económico. Lo que uno ve es que han sido capaces de consolidar cantidades fantásticas de riqueza económica, no solo borrando los ingresos de la clase media y consolidando cada una de sus compañías, sino mejorando sustancialmente la riqueza y poder de los países desarrollados más grandes del G7, así como China vis-à-vis los mercados asiáticos. De modo que los países con tecnología más avanzada y acceso a software de IA y software y sistemas digitales, espaciales incluidos, están consolidando dramáticamente su poder económico, en comparación a los demás países. De modo que estamos viendo una consolidación del poder económico, una centralización, tanto en los más ricos como en las naciones más avanzadas, y básicamente en el 1% que las controla. 

De modo que yo describiría así. Lo que es el Covid-19 es la institucionalización de los controles necesarios para llevar al planeta a convertirse, de uno con procesos democráticos, a una tecnocracia.

Es decir, lo que estamos presenciando es un cambio en el control, y la creación de una nueva ingeniería de sistemas de control. Piense en esto como un golpe de Estado. Es más un golpe de Estado que un virus. 

Durante veinte o más años, hemos sufrido en los Estados Unidos un golpe de Estado financiero. Y supimos a finales de 1995 que se había tomado la decisión de mudar la mayoría del dinero y los bienes fuera del país, y eso era parte de una especie de creación de burbuja en la economía global y la globalización, y ellos sabían que una vez que hubiesen terminado de sacar todo eso para afuera, iban a tener que consolidar y cambiar el sistema fundamental. Fue así que luego del golpe financiero, usted terminó de robar todos los sistemas de pensión, terminó de robar todo el dinero del gobierno, y ahora, en lugar de decirle a la gente «les robamos su dinero», usted necesita una excusa que le permita consolidar lo suyo, y cambiar luego el sistema fundamental. De modo que ahora tenemos un virus mágico. Y debido al virus mágico, es «mire, ahora gracias al virus mágico tenemos que cambiar el sistema fundamental; gracia al virus mágico no hay dinero en los fondos de pensión; gracias al virus mágico no hay más dinero en el Tesoro; usted ha obtenido su excusa mágica perfecta.

Es sorprendente, porque todas las implicancias del golpe de Estado financiero han quedado mágicamente solucionadas con el virus mágico. 

Si usted tiene una cabeza financiera y mira el mundo a través de las matemáticas y el dinero, le parece bastante sorprendente que alguien les crea; pero les creen. Es en parte lo que C.J. Hawkins llama «el culto conveniente». El virus mágico hizo desaparecer la seguridad social; el virus mágico hizo que su fondo de pensión no resulte suficiente, el virus mágico blablabla.

– ¿A qué piensa que se parecerá la tecnocracia a la que nos estamos viendo conducidos?

– La tecnocracia a la que nos están empujando es lo que se llama transhumanismo. Se usarán inyecciones para inyectar materiales en el cuerpo que crearán el equivalente a un sistema operativo.Todo el mundo conoce la noción de Microsoft haciéndote bajar una versión nueva de su sistema operativo, el que le da a Microsoft y otra serie de jugadores una puerta trasera para entrar a su computador. Y una vez por mes, o cada dos o tres, hay una «actualización» debido a los «virus» mágicos, y la actualización puede solucionar los problemas. 

Este es un sistema similar para su cuerpo. Uno tiene materiales en su cuerpo que crean un sistema operativo, con receptores, y literalmente puede enganchar a todo el mundo a la nube. Y esto incluye engancharlos de tal modo que básicamente sea capaz de identificar digitalmente y rastrear a la gente en relación a sus transacciones financieras. Es decir que es un mundo de privacidad cero. Pero más importante, lo que interesa entender es que si luego uno instituye uno o más bancos centrales con cripto, uno está hablando de uno o más sistemas donde cualquier banco central en el mundo puede desconectarlo a usted de toda posibilidad de hacer transacciones, si usted no se porta bien. 

Mucha gente conoce el sistema de crédito social vigente en China. Es algo muy similar. Si uno instala este sistema inteligente ahora ya literalmente en su cuerpo, uno obtiene vigilancia 24/7, y si la gente no dice lo que uno quiere, no se porta como uno dice, uno puede cortarle el acceso a su dinero. Y también tiene control espacial. Digamos que uno no puede moverse por fuera de un radio de 5 millas, listo. Porque usted está en un sistema de vigilancia digital completo. Y está controlado por los banqueros centrales. Todo digitalizado, pero incluye el cuerpo humano y la vida humana. Viene no solo con la capacidad de validar sus transacciones financieras, lo que viene adjunto a su cuerpo, sino también un sofisticado sistema de control mental a través de los media y esas conexiones a la red. De modo que estamos hablando de conectarlo a usted al Borg. Por tanto transhumanismo y tecnocracia van de la mano. Describiría esto como un sistema de esclavitud.

Estamos hablando pues de pasar de un sistema de libertad, donde tenemos libertad para movernos y libertad para decir lo que queramos, a un sistema de completo control, 24/7, incluyendo control mental. 

Ahora bien, el desafío que tenemos por delante es si el «comité que dirige el mundo», llamémosle Mr. Global… si Mr. Global quiere llevarnos a un sistema de esclavitud, y nosotros queremos seguir siendo una civilización humana, entonces tenemos un desacuerdo fundamental. Ese es el desacuerdo que tenemos por delante. 

– Usted nos muestra un diagrama aquí…

– Si miramos lo que está ocurriendo, tenemos a la gente de Big Tech que construye la nube y las telecomunicaciones. 

Tenemos a los militares haciendo la cuestión espacial, y la Operación Warp Speed (la fabricación acelerada de las vacunas Covid-19). Los satélites.

Luego tenemos Big Pharma haciendo las inyecciones, donde están usando ingredientes desconocidos y aparentemente modificadores del ADN, y por lo que sabemos causando infertilidad. 

Y luego tenemos los medios esparciendo la propaganda. 

Y luego los banqueros centrales creando los sistemas encriptados de transacciones. 

Así es que tenemos todas estas capas, estos sistemas, y es importante en el día a día, especialmente viendo lo que van diciendo los media, cómo siempre tratan de mantenerlos separados, de modo que no se vea cómo están combinados en un sistema que básicamente está integrado en nuestras mentes y cuerpos.

¿Con qué propósito?

– Para instituir el sistema de esclavitud. En otras palabras, si yo quiero correr todo a través de una rejilla inteligente (Smart Grid), tengo que instalarla en tu vecindario, y en tu cuerpo. La cosa es, ¿cómo voy a meterla en tu vecindario y en tu cuerpo sin que lo percibas? Es por eso que intentan mantener todas esas capas separadas. Si uno escucha a los de los bancos centrales, tratan de mantenerse todo lo más lejos que pueden de las otras conversaciones. Estaba escuchando una conferencia, y la jefe del FMI menciona el sistema digital global de identificación, y el jefe de la Reserva Federal …. casi energéticamente se mueve y le indica con los brazos «no no no!»… En unos 330 millones de norteamericanos hay más de 325 millones de armas de fuego, y no quieren que nadie perciba estas cosas hasta que la trampa se haya cerrado y ya sea demasiado tarde. 

¿Nos están poniendo en una trampa aquí?

– Si. Pero la puerta no está cerrada aun. Estamos hablando, porque la transparencia puede arruinarles el juego. Es interesante porque a comienzos de año, cuando escribí el artículo «Injection Fraud», y dije «Bill Gates está intentando bajarle un sistema operativo en su cuerpo y controlar su mente, y usar virus como excusa para hacer upgrades para hacerle a usted trabajar para su puerta trasera todo el tiempo», tres meses más tarde Corbyn prepara una gran serie sobre Gates, y otra gente sale y reafirma esto, fue en otoño que Yahoo Finance hizo una encuesta pública que mostraba que 44% de los republicanos pensaba que Gates querría inyectarles eso. O sea que pensé «estoy progresando». Es exactamente entonces que Gates como que desapareció, y apareció la operación Warp Speed… Y es interesante que la persona que eligieron para correr la operación Warp Speed fue antes un experto en interfases cerebro-máquina inyectables. Antes de eso investigó con Glaxo y es un experto en investigación de la interfase cerebro-máquina. 

Buen curriculum para ese trabajo…

– ¡Perfecto curriculum para ese trabajo! Mire, esta es una de las cosas más importantes que ocurrió en 2019 -aparte de la aprobación del plan por parte de los directores de bancos centrales en Jackson Hall- fue la determinación por parte del Ministerio de Defensa de la JEDI Cloud a Microsoft

De modo que uno tiene a Amazon recibiendo… Amazon es esencialmente un contratista de la CIA. Empezaron a recibir grandes beneficios cuando entraron en un contrato con la CIA para proveer, no solo a la CIA sino a las 17 agencias de inteligencia norteamericanas, a través de ese contrato paraguas. Así es que usted ahora tiene a Amazon corriendo la nube de las agencias de inteligencia; este año, mejor dicho a fines de 2019, ARL hizo un gran contrato con la Navy, y luego el Departamento de Defensa hace el contrato de la nube con Microsoft. Esos tres contratos le dan a usted la capacidad, luego de tener a todo el mundo conectado, controlar radicalmente cómo funcionan las transacciones. De modo que uno puede tener controlado todo, cerrar todos los comercios chicos o casi, poner a todo el mundo en la renta básica universal -que es esencialmente un mecanismo de control- y correr todo eso a través de la nube militar. 

De modo que usted puede ver la dirección en la que vamos. Pero es algo no totalmente claro el por qué...

– Es simple. La tecnología le da a usted la posibilidad de implementar un sistema de control total, control económico y político centralizado. Le pongo un ejemplo. La razón por la que el tráfico de esclavos afroamericanos terminó se debe a dos factores, en mi opinión. Una es usted no pudo perfeccionar las colaterales. Los bancos perdían constantemente dinero porque los dueños de las plantaciones, cuando el mercado de bienes estaba bajo, vendían los esclavos al oeste, y los bancos no podían ir y obtener sus colaterales. Es decir que financiaban la compra de los esclavos, digamos 50%, y cuando el mercado bajaba vendían los esclavos, declaraban que se habían escapado, y jodían a los bancos. Y los bancos no podían probar que Harry era su esclavo. De modo que ese era el primer factor. El segundo, los haitianos se rebelaron, y los europeos mandaron varios ejércitos a ahogar la rebelión, y nunca lo consiguieron. Los haitianos eran demasiado buenos. Pues bien, ahora, si usted mira a la tecnología, ahora puede perfeccionar la colateral. Y con el tipo de armamento espacial que hay a disposición, y los sistemas de vigilancia satelital, usted puede ahogar cualquier rebelión. ¿Verdad? De modo que las razones por las que el negocio de la esclavitud era el más lucrativo… en la historia de la humanidad la esclavitud ha sido siempre el sistema más lucrativo. Más que la minería, más que los narcóticos, más que todas las adicciones. De modo que si usted ahora tiene la capacidad tecnológica para implementar la esclavitud… la actitud que ellos tienen es, creo..: «ok, hagámoslo»-.

Y la razón es, creo, que la tecnología también hace mucho más fácil que un grupo pequeño de personas puedan agruparse y ser muy poderosos. Por ejemplo, si descubren una tecnología de energía nueva revolucionaria, el peligro es que un grupo pequeño de gente la pueda convertir en un arma. La tecnología es poderosa, y cuanto más poderosa, más peligroso es que pierdas el control de ella. 

Hay otras teorías acerca de por qué alguna gente querría control total. Le doy otra. Dada la complejidad de alimentar a una población que está volviéndose cada día más grande, si ahora usted tiene tecnología que le permitirá al Mr. Global vivir 150 años, usted no puede mantener eso en secreto -si los ricos viven 150 años y nosotros no, usted no puede mantener eso en secreto- entonces por qué no disminuir la población, integrar robots y usar robots para todo, y usted puede tener una vida muy rica y muy lujosa sin todos los problemas de gerenciarlo. ¿No?

– O sea. romper la sociedad en distintas clases… ¿O en una nueva clase y un vasto proletariado hecho de robots?

– Si. Pienso que lo que está pasando es Mr. Global usando la tecnología para asistir con IA, robots y software, un grupo muy chico puede controlar a la mayoría con muchos menos dolores de cabeza y miedo. Usted debe recordar siempre: Mr. Global tiene mucho, mucho miedo de la población general. Porque muchas veces me han informado de que el liderazgo de Estados Unidos se ha juntado a discutir cómo rompemos el secreto. Y cada vez, llegan a la conclusión de que es imposible. Usted no puede romper el secreto, porque las consecuencias serían demasiado enormes. De modo que si usted es el Pantano, y es culpable de todas las cosas de las que el Pantano es culpable, e intenta abrir la ventana con respecto al secreto, corre riesgos tremendos. Usted tiene miedo del pueblo, del público en general. La historia del gobierno es: cada tanto, el pueblo se da vuelta y mata a los que mandan. De modo que los 330 millones de norteamericanos son más armas. 

Es por esto que la Segunda Enmienda es una cosa tan conflictiva. Mucha gente no entiende por qué tanta gente en América está tan irritada con el deseo de la gente de tener armas. La primera razón por la que están furiosos con quienes tienen armas es que no entienden el poder del control mental. Si yo puedo instituir un control mental total, las armas de fuego ya no son tan peligrosas para mí. Pero para que el liderazgo pueda hacer lo que quiere hacer, les sería muy muy conveniente si pudiesen retirar las armas. Y si los demócratas ganan las elecciones, esa es lo primero que intentarán hacer, después de hacer a todo el mundo ponerse una mascarilla. Van a controlar o retirar las armas.  

La característica definitoria de la vida en el planeta tierra es que el sistema de gobierno real es un misterio. Piénselo. Es algo fenomenal que vivamos en un planeta y no exijamos saber exactamente cómo de veras funciona el sistema de gobierno. De modo que tengo muchas especulaciones sobre eso, pero por ahora le llamaré Mr. Global. Mr. Global está implementando ahora la robótica, esa es realmente una de las nuevas tecnologías que está empezando a hacer una diferencia enorme. Por supuesto, la pregunta para Mr. Global es: ¿cuál, el robot o el humano, es más eficiente haciendo qué? En otras palabras, si se supone que voy a gerenciar el planeta y aprovechar sus recursos naturales, y cosecharlos para mi beneficio propio, y asegurarme que reduzco mis riesgos, cuánto preciso los robots y cuánto la gente. Y lo brillante de enganchar a todo el mundo en la nube con un sistema cripto, es que con IA y software, puedo hacer que los humanos le enseñen a los robots a trabajar y hacer lo que ellos hacían. De hecho recuerdo una conversación en 2017, una discusión con un capitalista de riesgo, del tipo del que tiene más de mil millones, y el tipo me mira con unos ojos sorprendentemente muertos y me dice «Cariño, ya sabés, puedo automatizar completamente cada una de mis compañías con software y robótica, y echar a todos los trabajadores. No los precisamos más

En una tecnocracia tenemos dos visiones distintas del mundo. Mi visión del mundo es que los humanos son individuos soberanos y eso es dado por derecho divino. Los derechos, la constitución, todo eso gira alrededor de este punto. 
En la visión de la tecnocracia, un ser humano es un recurso natural. Como un pozo de petróleo. Y para usarlo de ese modo. No son individuos soberanos, son trabajo. Son o más, o menos eficientes que un robot, para distintas funciones. 

En otras palabras, lo que estoy diciendo es que Mr. Global ve a la raza humana como ganado, no como alguien por el que tienen empatía. No nos ven como la misma especie que ellos. Y de hecho, con mucho de la biotecnología, ellos se dan cuenta que van a vivir vidas mucho más largas que las nuestras, y muy diferentes a las que nosotros vivimos.

De modo que uno de los desafíos con el secreto, a medida que uno de los grupos se vuelve más y más avanzado tecnológicamente, se separa culturalmente, legalmente, financieramente de todos los otros grupos. En otras palabras, literalmente han roto y creado una civilización diferente. Ya no piensan en sí mismos como parte de nuestra civilización. 

– ¿Y quién es «ellos»?

– Bueno, ese es el gran misterio. Es por eso que le llamo a este grupo «Mr. Global» y yo, de mis experiencias personales con mucha gente distinta de este grupo, puedo decir que hay facciones distintas, pero al final no puedo decirle quién realmente controla. Lo que sí le diré es que este planeta es controlado por la fuerza. Y que al final la pregunta es quién tiene el arma más poderosa. Y eso se resuelve en el espacio. Quién tiene la presencia espacial más fuerte, las mejores armas espaciales, y quién controla los lazos oceánicos. Tradicionalmente el control de las reservas financieras venía del control de los lazos oceánicos, pero a medida que hemos ido moviéndonos hacia el espacio se ha transformado en el control de los lazos oceánicos y el control de los satélites. La pregunta es quién controla cuáles, y qué armas tiene. No lo sabemos. Lo que sabemos es que en la lucha entre China y Estados Unidos, el poder que tenga mayor presencia en el espacio es el que tendrá el control del planeta. 

Los chinos tienen un sistema llamado de crédito social y ligan sus transacciones financieras y distintas posibilidades de viajar y demás, a su comportamiento. hay distintos programas de televisión hablando de estos sistemas. Pero en China hablamos de un sistema en donde la mayoría de la gente está vigilada 24/7 y sus incentivos financieros y poder financiero depende de qué tan bien se porten. Y yo describiría esto como, esencialmente, un sistema esclavista. Porque allí no hay libertad personal. 

Esencialmente lo que la tecnocracia hará es mudarnos a un sistema similar al sistema de crédito social vigente en China. 

– Donde si usted se porta mal, puede ser castigado

– En teoría uno tiene que tener cierto trabajo para obtener cierta cantidad de dinero. En el nuevo sistema usted tiene que trabajar para cierta compañía y adquirir cierta importancia para que lo dejen moverse más de 10 millas de la casa. O para ser capaz de volar. O sea que habrá una orden que controlará su libertad de volar o de recorrer, o qué tanto acceso usted tiene a los recursos. Cuánto dinero usted puede hacer. Pero recuerde que vamos a un sistema donde si ellos creen que pueden manejar todo con robots, software e IA, va a ser mucho más difícil para usted tener participación en la riqueza y los beneficios del sistema, porque el grupo central va a poder extraer mucho más. En otras palabras: ellos tienen un vidrio espejo. Ellos pueden ver todo lo que usted hace. Usted no puede siquiera ver quiénes son ellos. 

Lo que es importante entender acerca de lo que está pasando es que la mayoría de la gente ha estado construyendo y apoyando y financiando el sistema de transhumanismo y esclavitud. Cuando miro a los ejecutivos de Big Pharma… ¿por qué están construyendo un sistema en que sus propios hijos y nietos serán esclavos? ¿Por qué lo hacen los banqueros…?  Hay una vieja idea en América de que si hago suficiente dinero puedo salvarme, puedo tener un pase libre, comer orgánico, no comer los alimentos genéticamente modificados, y así mis nietos no precisarán vacunarse. Pero si usted mira quién está implementando todas estas cosas, somos nosotros que estamos construyendo nuestra propia esclavitud. Por tanto, tenemos el poder de parar de hacerlo. En otras palabras: no tenemos por qué financiar las compañías que están haciendo esto, no tenemos por qué trabajar para ellas, y de hecho ni siquiera tenemos por qué pagar más impuestos, porque el gobierno está violando todas las leyes respecto de la administración. Nosotros tenemos el poder de hacerlos responsables. 

De modo que estamos construyendo la prisión y financiándola. Y eso nos da el poder de parar. Y es por eso que es tan importante que veamos a dónde está yendo el sistema. No habrá excepciones.

– Entonces cuál es la solución…

– La solución es, primero, traer transparencia respecto de lo que está pasando. Entender a dónde está yendo el sistema. ¡Y luego dejar de construirlo! Si usted está contribuyendo a eso, pare. Busque otra cosa que hacer. Construya un sistema de comida fresca, y por lo menos tendrá buena comida. Deje de financiarlos. Hable de a dónde está yendo esto, y sobre todo, a dónde queremos ir. Porque vamos a tener que reconstruir la economía desde abajo, si es que queremos evitar la centralización. 

Una vez estaba firmando un cheque en mi chequera de mi cuenta en JP Morgan Chase, y al mismo tiempo litigando en 6 casos a la vez para intentar parar el robo de la crisis inmobiliaria. Y de repente me di cuenta y me dije a mi misma «por qué estoy teniendo una cuenta en JPMorgan Chase, que es el banco que ha impulsado todo este robo a la gente«. Y decidí que cerraría esa cuenta. Si un día todos los americanos decidimos dejar de tener cuentas y operar con JPMorgan Chase y nos vamos al Credit Union local de nuestra ciudad, o a otros bancos, eso sería una revolución total.

Si veinte mujeres mirasen a veinte ejecutivos de Big Pharma y les dijesen «sos un asco. Se terminó el sexo para vos», sería una revolución. Tenemos el poder de cambiar esto. Pero vamos a tener que sincerarnos, porque somos todos cómplices en la implementación de esto.  No son ellos, somos nosotros.