POIESIS / 30 Por Ramón Paravís La obra poética de Jorge Aulicino (Buenos Aires, 1949) regala enseguida ese lenguaje indeterminado y preciso que convida a la relectura. Hay una elaborada textura en la que se hilan cada poema y cada libro de los que la componen; todo lo que se+

POIESIS / 29 Por José Luis Morante Autor de una extensa obra ensayística expandida por publicaciones académicas, practicante del relato corto y escritor de teatro, Gerardo Rodríguez Salas (Granada, 1976) es profesor titular de Literatura Inglesa en la Universidad de Granada. Tras anticipar algunos poemas en revistas y volúmenes colectivos,+

POIESIS / 28 Por Roberto Echavarren Pocas veces hay en la poesía de Melisa Machado versos encabalgados. Cada verso tiene su propia fuerza y tiraje; juntos forman el bosque del poema, un ámbito donde estar, una atmósfera, pero cada uno es contundente, definitivo.  En este libro, la voz lírica habla+

POIESIS / 27 Por Roberto López Belloso Decir que un poeta es un poeta peruano es poner un punto de partida que suele implicar un sustrato de calidad. Como si dijéramos clavadista china, jinete húngaro, esquilador uruguayo. Un axioma relativo que parece postular, aunque no sea cierto por completo, pero+

Selección de poesía de la autopsia POIESIS / 26 Por Cecilia Juárez y Raquel Lanseros En la serie Mitológicas. Selección de poesía de la autopsia, Zeuxis Vargas teje los textos en el sentido más primordial de la palabra, moviendo hilos para ver en el telar una historia confeccionada con episodios+

Las palabras dicen lo que dicen y no más POIESIS / 25 Por Gerardo Ciancio Desde su inicial libro de poemas La flor difícil (1999) y hasta el póstumo Polcasola (2016), Enrique Bacci construyó con enorme paciencia, múltiples y desordenadas lecturas, y un verdadero taller de experimentación del lenguaje poético,+

GABRIELA CLARA PIGNATARO AGNOLI / Que me basten tan sólo las líneas de la mano
para decidir si librar el cuerpo al viento
o construirme un puente de papel hacia el ego.+

JOSÉ LUIS MORANTE / Todo sueño cumplido es prematuro.
Su tácita presencia pone en duda
que hasta ayer mismo fuera
objeto de un afán cuyo rescoldo
no se apagara nunca.+

En el umbral de una casa —castigada
/por los elementos
Allí, en los márgenes
de una ciudad que devora
/nuestros sueños
una niña cepilla paciente
/su larga cabellera
+

Contra el alba del día,
contra el nuevo follaje de los árboles,
contra toda criatura de la tierra,
contra el coro impasible de los ángeles
y contra Dios, que enciende la esperanza.
Rabioso manifiesto de la muerte:
cierro los ojos, y no queda nada.+

Y qué es la presencialidad la parusía
en la plenitud de la rota omnipresencia
del ronquido inalámbrico del querubín
del dron de los rotores insuflados
con el reino del dios ese aquel después
en el ahora que habitamos
con la revelación de la consciencia
autoinmolando
a querosén a los profetas
de la distopía.+

CIRCE MAIA / La cortina deja pasar la luz en bandas
y después se mueve y las bandas tiemblan.
La luz se vuelve tela.
Lo mismo en el follaje allá arriba
se ha puesto un cuerpo verde.
Y si te da en los ojos
se pone tu mirada
como un traje castaño.+

LAWRENCE FERLINGHETTI / Sé el narrador de grandes historias, incluso de las más oscuras. / Dale una voz a las calles sin lengua. / Convertí las palabras comunes en poco comunes. / Peleate con el destino del hombre como lo hacen los amantes celosos. +