DIEGO ANDRÉS DÍAZ / El “wokismo”, verdadera expresión de esta pseudo – religión moderna, se nos presenta de la forma más moralista y avasallante a través de los medios de comunicación, las redes sociales, las oenegés y los organismos internacionales, propagando un totalitarismo soft que, en última instancia, justifica la intervención gubernamental y el globalismo.+

ALMA BOLÓN / Para poder creer, es imprescindible que el objeto de la creencia no exista, o que se lo dé por inexistente. Y es ante esa inexistencia que uno puede declararse creyente en su existencia. Por esto sucede que algunas personas se declaran creyentes en la existencia de los marcianos, pero un poco inesperado sería si alguien se declarara creyente en la existencia de los terrícolas, o de los montevideanos.+

ANDREA GRILLO / “¿Bajo qué condiciones una persona obedecería a una autoridad que le ordenara acciones que fueran contra su conciencia?”. “El conflicto surge cuando el hombre que recibe el shock comienza a indicar que está experimentando malestar. A los 75 voltios, el “alumno” gruñe [2]. A los 120 voltios se queja verbalmente; a los 150 demanda ser liberado del experimento. Sus protestas continúan a medida que los shocks aumentan, cada vez más vehementes y angustiantes. A los 285 voltios su respuesta solo puede ser descrita como un grito agonizante”+

MARIELA MICHEL / Una más de las contradicciones de esta llamada “pandemia” es que las medidas de distanciamiento social han convertido a los contenedores en uno de los raros lugares de encuentro de los barrios. Encuentros indirectos, es cierto, pero encuentros más carnales que los intermediados por pantallas. Justamente, uno de los espacios más impresentables de la ciudad se ha vuelto uno de los pocos ámbitos de sociabilidad en los cuales todos nos encontramos, y nos sentimos conectados de modo concreto y palpable.+

ALDO MAZZUCCHELLI / Los hechos, pese a su grandeza, son mezquinos con un hombre siempre mayor que sus hechos. Pese a ello, la obra probablemente sea lo único que importa de una vida, lo único real. No me refiero solo a la obra literaria -el entusiasmo de Eugenio le hacía leernos sus poemas y pequeños textos en cualquier ocasión. Lo que importa es lo que pueden decir quienes vivieron con él en sus distintas fases, y que en general no escribirán. La obra de Eugenio es también en parte la vida de ellos, de todos nosotros.+

DIEGO SANGUINETTI / Ya en latín, el significado de “pagus” está vinculado a un territorio, noción que permanece en el derivado “país”. En cambio “pagano”, otro derivado, se relaciona con los habitantes de estos territorios, por la resistencia que presentaron ante la cristianización.+

SANTIAGO CARDOZO / En un importante libro para la lingüística como ciencia del lenguaje, Jean-Claude Milner dice que “no se dice todo”. Las diversas lecturas de esta afirmación van desde lo real de la gramática de una lengua (Lacan decía que lo propio de cada lengua es la integral de sus equívocos, allí donde verdaderamente se diferenciaban entre sí) hasta la moral de esa “gramática social” que dicta formas correctas e incorrectas de decir las cosas, aun cuando su fuerza, alcance e importancia sean, en no pocos casos, menores.
+

ALDO MAZZUCCHELLI /Payasos falsos, huecos, ocupan puestos decisorios. El poder del dinero y del miedo controla todo. Y las empresas de usura tienen el desparpajo de usar valores como la «solidaridad» para estimular su robo a los más pobres, más necesitados en un tiempo como este en que debido a la criminal imposición de la «lógica PCR» han perdido horas de trabajo, o han perdido el trabajo.+

SANTIAGO CARDOZO / El modo de entender la oposición oralidad/escritura y, antes que nada, la oposición comunicación/lenguaje, es decisivo a la hora de pensar la enseñanza como un fenómeno político, dentro del cual la escritura debería poseer un lugar preponderante, el lugar del que, en cierta medida, ha sido expulsada. +

JUAN FRIEDL / Para contrarrestar el empuje a la creación de nuevas castas sacerdotales, considero que es deseable aprovechar el «envión» dado por las circunstancias, para revalorizar la búsqueda descentralizada del conocimiento (y los principios de una sociedad abierta en general). Creo que para esto la ventana temporal es breve, si es que no se cerró ya.+

ALMA BOLÓN / Algo anda mal, cuando la relación que los hablantes mantienen con su idioma se reduce, fundamentalmente, a vínculos policiales, de exclusiva búsqueda y condena de los infractores. Y peor se anda cuando se dice “bueno, por lo menos queda eso, es mejor que nada”.+

DIEGO SANGUINETTI / El laberinto representa una prueba iniciática que transforma al hombre en héroe. En este, redactado por las alucinaciones de un lógico victoriano, las armas de la heroína son su sensatez y su inocencia imperturbables, y su moraleja, la belleza y el asombro.+

ANDRÉS IRASUSTE / Ya es hora de despertar hacia el vértigo de la verdad, y dejar atrás este horrible nihilismo del siglo XX que tanto daño nos ha provocado. La salud mental no se negocia. Es hora de limpiar nuestras costas y playas. Que nos hablen de derechos humanos, pues. Que sean un millón de persas contra un puñado de espartanos, no importa. Esparta triunfa eternamente. +

DIEGO ANDRÉS DÍAZ / El espíritu jacobino instala en la política la insoportable hediondez del mesianismo, de la superioridad moral de la causa, de la representatividad absoluta de cuerpos sin existencia ontológica real (“pueblo”) y de la “resistencia” como lucha eterna.+

FERNANDO ANDACHT / La proclama patriótico-comercial que lanza a todo pulmón y mucho paisaje uruguayo Yerba Canarias en su spot publicitario “La libertad de tomar lo que te gusta” es una adhesión abyecta a lo nuevo-anormal con sabor a mate sumiso, pero disfrazado de grito emancipatorio.+