EMIL CIORAN / “Vivir aquí es la muerte; allá, el suicidio. ¿Dónde ir? El único lugar del planeta en que la existencia parecía tener un sentido, está conquistado por la gangrena. Todos estos pueblos archicivilizados son nuestros proveedores de desesperación. En efecto, para desesperar basta con mirarlos, observar la actuación de su espíritu y la indigencia de su codicia, amortiguada y casi extinta” +

MARIELA MICHEL / La perspectiva de género se coló en la intimidad de las familias, con el objetivo de decidir sobre su bienestar, sin necesidad de profundizar su nivel de conocimiento sobre sus integrantes. La perspectiva de género lo sabe todo. ¿Y si no tuvieran razón? ¿Y si esa sólida seguridad estuviera equivocada? Qué pasaría en el futuro con “elle”. ¿Será que les importa?
+

FERNANDO ANDACHT / Si de sembrar tempestades de temor y de alarma irrestricta se trata, el género informativo ya dio pruebas más que contundentes de que puede hacerlo, y que lo hizo con funesta energía a partir de marzo de 2020. Cuatro años después, sólo puedo celebrar este momento mínimo de luz destellante sobre una escena en la que todos muestran su humanidad mejor. +

DIEGO ANDRÉS DÍAZ / Más allá de las valoraciones que yo pueda realizar de forma preliminar, la cuestión es lo demasiado importante para soslayarla: la crisis del modelo reformista desde el Estado no desencadenó su muerte, sino una agonía larga y destructiva en cámara lenta, que derrumbó las bases económicas y sociales del país -y con ellas la paz y la convivencia- para proteger su propio mito, su legado memorístico como “edad dorada”, para salvarse como tradición política-estatal.+

DIEGO ANDRÉS DÍAZ / Una de las características de manifestación más transversal en nuestra sociedad es la que se construye a partir de la adhesión consciente o inconsciente a la religión del estado y que tiene su representación estelar en lo que de forma bastante cínica se nos vende como “etapa electoral”, siendo que básicamente, los actores políticos y culturales de los países occidentales hacen de la campaña política su actividad diaria año a año, haciendo ridícula cualquier diferenciación al respecto.
+

MAURO BAPTISTA VEDIA / Al ver la maravilla de esta serie sobre Coppola, uno vuelve a interrogarse sobre la paradoja argentina en relación al arte y a la política. ¿Como es posible que un país y un pueblo tan, pero tan “cascoteado”, castigado y cansado, continúe produciendo una cultura de esa calidad? ¿Cómo logran los argentinos hacer un cine y unas series que compiten en calidad con las mejores cosas hechas por los Estados Unidos, con muchísimo menos dinero?
+

MATÍAS CALERO / La distribución universal de la libertad personal permite que una persona no adhiera ni participe en el mecanismo de repetición y transmisión de una tradición, pero no la habilita a impedir su desarrollo cuando ella no perjudica derechos de terceros, así como tampoco a solicitar la intervención estatal para lograr su prohibición.+

FERNANDO ANDACHT / Si queremos defender el sentido común crítico, un instrumento vital para recuperar y volver a vivir la normalidad, debemos primero dejar de elogiar los supuestos beneficios o dones que nos dejó la pandemia. Ese es un requisito básico para empezar a entender todo lo nefasta que fue y que sigue siendo la autoimpuesta cancelación del espíritu crítico, así en la ciencia como en la vida cotidiana. +

FRANCISCO J. CONTRERAS / La pregunta por la existencia de Dios es la más importante que nos podemos plantear. De su respuesta depende si la vida tiene o no sentido, si todo acaba o no con la muerte física, si existen un bien y un mal objetivos, si lo razonable es la abnegación o el egoísmo, si debemos o no engendrar nuevas vidas…
+

ALDO MAZZUCCHELLI / Allí donde un fragmento de política woke asome la cabeza, uno que sepa mirar ve, simplemente, la imposibilidad de la modernidad oxidental de seguir imponiendo una unilateralidad hiperracionalista e hiperespecializada que se ha llevado al absurdo (el sueño de la Razón produce monstruos, ya dijo Goya), y ante esa imposibilidad, un negacionismo ilusorio+

ALDO MAZZUCCHELLI (x2) / Hasta tanto no nos permita crear e interactuar con nuestras creaciones hasta generar una simulación espiritual que realmente sea autónoma, la humanidad no habrá ido un paso más lejos de las novelas
+

ALDO MAZZUCCHELLI (x3) / Figuras de la “disidencia” uruguaya leen al revés una declaración oficial, y también el mundo contemporáneo. Siguen razonando como en la Guerra Fría y le hacen el juego al globalismo que sigue vendiendo el humo de los “derechos humanos” y la “democracia”+