ALDO MAZZUCCHELLI / Allí donde un fragmento de política woke asome la cabeza, uno que sepa mirar ve, simplemente, la imposibilidad de la modernidad oxidental de seguir imponiendo una unilateralidad hiperracionalista e hiperespecializada que se ha llevado al absurdo (el sueño de la Razón produce monstruos, ya dijo Goya), y ante esa imposibilidad, un negacionismo ilusorio+

MAURO BAPTISTA VEDIA / Primero, hay que decir lo obvio: la película de Juan Antonio Bayona es muy buena, cercana a la excelencia. Por varias razones: el hecho histórico en sí, con toda su singularidad y excepcionalidad, la honestidad de la propuesta cinematográfica, el libro de Pablo Vierci y un director español con experiencia y talento, que conduce un equipo de producción eficiente (el casting, la fotografía, el montaje, el arte, son excepcionales) y el dinero. +

ALDO MAZZUCCHELLI (x2) / Hasta tanto no nos permita crear e interactuar con nuestras creaciones hasta generar una simulación espiritual que realmente sea autónoma, la humanidad no habrá ido un paso más lejos de las novelas
+

ALDO MAZZUCCHELLI (x3) / Figuras de la “disidencia” uruguaya leen al revés una declaración oficial, y también el mundo contemporáneo. Siguen razonando como en la Guerra Fría y le hacen el juego al globalismo que sigue vendiendo el humo de los “derechos humanos” y la “democracia”+

ALDO MAZZUCCHELLI / La Transformación Educativa no puede resumirse, desde luego, a una crítica sumaria como esta. Pero lamentablemente su filosofía educativa está bien clara en los materiales exhibidos por ANEP, y no es muy arriesgado decir que, con esta enésima “Transformación” de lo mismo en lo mismo, los pésimos resultados educativos del Uruguay seguirán como hasta ahora.+

ALMA BOLÓN / Me referiré a dos pares, “imperialismo y globalización”, “resistencia y adaptación”. Mi tesis será que el desplazamiento terminológico -la caída en desuso de los términos “imperialismo” o “neocolonialismo” y su reemplazo por “globalización” o “mundialización”- constituye una manera de liquidar la resistencia y de forzar la adaptación a lo que fundamentalmente sigue siendo “imperialismo” y “neocolonialismo”+

FERNANDO ANDACHT / Nada es más dañino que el acto irracional o anti-racional de “obstruir el camino de la investigación”. Por ese motivo, no es exagerado calificar el extenso e insensato campo de los estudios de agravio y la nefasta cultura de la cancelación, que es su ominosa sombra, ambos auspiciados por la neo-religión woke disfrazada de conocimiento académico, como un conjunto de equivocadas formas de ejercer la obstrucción tenaz y mortífera del verdadero sendero de la investigación.
+

MARIELA MICHEL / En relación al futuro, no se incluye en ningún discurso institucional asociado a la infancia y a la adolescencia la explicación de cómo fueron generadas las patologías que se están observando hoy, no solamente en los bebés sino también en la infancia y la adolescencia. Son problemas de salud mental y física que están siendo estudiados, cuantificados, y descritos, para ser tratados con fármacos o psicoterapia por las propias instituciones que los generan. La prevención cayó en el agujero negro de sus discursos académicos y políticos y con ella la posibilidad de una auténtica reparación.
+

ALDO MAZZUCCHELLI / Los periodistas contra Bielsa, Casal contra Lugano, y un nuevo cisma imposible entre los grandes. A diferencia de lo que ocurrió en 1922, hoy los hinchas de Peñarol apuestan a Bielsa y la Selección Uruguaya, mientras que su dirigencia va en dirección contraria. Los de Nacional, por su lado, miran de reojo la selección de Bielsa, mientras su dirigencia objetivamente apoya la renovación ¿Cómo terminará esta paradoja?
+