NICK GIAMBRUNO / Junto con las ciudades de 15 minutos, los créditos de carbono, los CBDC, los documentos de identidad digitales, la eliminación gradual de los hidrocarburos y la carne, los pasaportes de vacunas, un sistema de crédito social ESG y la guerra contra los agricultores, los VE son probablemente una parte integral del Gran Reseteo, el futuro distópico que la élite global ha imaginado para la humanidad. En realidad, el llamado Gran Reseteo es una forma de feudalismo de alta tecnología+

SERGEI GLAZYEV / “La idea básica es que una nueva moneda debe introducirse en primer lugar sobre la base del derecho internacional, firmado por los países interesados en la producción de esta nueva moneda. No a través de algún tipo de conferencia, como Bretton Woods, sin legitimidad. En una primera etapa, no todos los países estarían incluidos. Las naciones del BRICS serán suficientes, más la OCS”+

“La gran conclusión sobre los vehículos eléctricos es que las innovaciones en tecnología son buenas, y eso incluye a estos coches. Pero una vez que el Estado y el tipo de gente que trabaja para él se involucran, lo estropean todo y crean el caos. Mi consejo es que te quedes con los coches de combustión interna y te mantengas alejado de los vehículos eléctricos hasta que la tecnología se ponga a punto en los próximos años”
+

NICK GIAMBRUNO / Junto con las ciudades de 15 minutos, los créditos de carbono, los CBDC, los documentos de identidad digitales, la eliminación gradual de los hidrocarburos y la carne, los pasaportes con vacunas, un sistema de crédito social ESG y la guerra contra los agricultores, los VE son probablemente una parte integral del Gran Reset, el futuro distópico que la élite global ha imaginado para la humanidad.
+

GEORGE FORD SMITH / No pasará mucho tiempo antes de que los gobiernos de todo el mundo, incluido el de Washington, se autodestruyan. Palabras fuertes, pero cualquier otra cosa sería ingenua. Como dijo  una vez  el economista Herbert Stein: «Si algo no puede continuar eternamente, tiende a detenerse». Un ejemplo: los regímenes políticos de dinero fiduciario. +

JEFF THOMAS / Un número cada vez mayor de personas se están dando cuenta de que la UE y EE.UU. se han convertido en trenes desbocados, trenes que se dirigen hacia un precipicio. Y lo que es más preocupante, los empleados están metiendo carbón en la locomotora a un ritmo alarmante, acelerando el tren en lugar de frenarlo.
+

MIGUEL ANXO BASTOS / Las turbulencias en el mundo de la banca, tanto norteamericana como europea, han demostrado una vez más los privilegios de los que disfrutan estas peculiares empresas privadas, si es que realmente merecen este nombre y no el, a mi entender, más correcto nombre de concesiones públicas o el de empresas públicas de gestión privada.
+

MURRAY ROTHBARD / En la banca, la línea era que era necesario un banco central para controlar los excesos inflacionistas de los bancos no regulados en el mercado libre. Y si los grandes banqueros fueron muy notorios y rápidos a la hora de defender esa medida, bueno, esto solo demostraba que eran más educados, más ilustrados y tenían un mayor espíritu público que el resto de sus colegas banqueros.
+

HUDSON, DUNFORD y DESAI / Ucrania tendrá que vender su agricultura a Monsanto. Venderá sus derechos de gas a Chevron. Estados Unidos ha contratado a BlackRock, la empresa de Wall Street, para que haga un repertorio de todos los activos que tiene Ucrania y ver cómo se venderán a los compradores estadounidenses. Mientras tanto, Europa sigue consumando su suicidio social y económico al elegir ponerse bajo una dependencia estratégica absoluta de Estados Unidos, y Rusia pivota hacia oriente y el resto del mundo
+

RYAN MCMAKEN / No hay ninguna desventaja económica en las monedas emitidas por bancos privados, unidades subnacionales o casas de la moneda privadas. Sin embargo, desde la perspectiva del Estado, las monedas nacionales tienen muchas ventajas políticas. Dondequiera que encontremos Estados fuertes, solemos encontrar que las monedas territoriales emitidas por el gobierno han surgido como un medio de dar al Estado cada vez más control sobre el dinero.
+