MANFREDO IRIGOYEN / Lo cierto es que, en oposición a los modelos climáticos que predicen un aumento de la temperatura global que han demostrado que se alejan cada vez más del registro real, el pronóstico más probable basado en el conocimiento de la evolución de los ciclos solares es que entre 2025 a 2050 nos estaremos enfriando, no calentando.+