MARIELA MICHEL / Cuanto más celebrado es el discurso imbuido de “buenismo” en los medios de comunicación, menos espacio queda para la expresión de sentimientos negativos en el plano simbólico. En estos últimos años en los que los discursos mediáticos se embanderaron con emblemas de la bondad, con las consignas de cuidarnos entre todos, se ofrecieron como modelos de anti-discriminación social se registró un aumento de la violencia y de la pobreza en el mundo entero.+