FERNANDO ANDACHT / ¿Quién no estaría de acuerdo en juzgar toda guerra como una inútil y salvaje carnicería? Mi objeción es que la maquinaria mediática encargada de llevar el conocimiento de ese escenario remoto de muerte y dolor ha optado de nuevo por seguir un camino que apenas roza la realidad+