INFORME ESPECIAL / Escándalo de BioLabs

Por Kyle Becker

Igor Kirillov, del Ministerio de Defensa ruso, y jefe de la Protección Nuclear, Química y Biológica de las Tropas, presentó supuestas pruebas sobre el programa de “Reducción de la Amenaza Biológica” financiado por el Pentágono en Ucrania. Ver:

 “Hemos descubierto detalles sobre el proyecto UP-4, ejecutado con la participación de laboratorios de Kiev, Járkov y Odesa, y previsto hasta 2020. El objetivo del proyecto era investigar el potencial de propagación de infecciones especialmente peligrosas a través de las aves migratorias, incluida la gripe H5N1 altamente patógena, cuya letalidad para los humanos puede alcanzar el 50%, así como la enfermedad de Newcastle“, dijo Kirillov.

Dmitry Polyansky, primer representante adjunto de la Federación Rusa ante la ONU, informó sobre la petición de los rusos.

La misión rusa pidió una reunión del Consejo de Seguridad para el 11 de marzo para discutir las actividades biológicas militares de EE.UU. en el territorio de Ucrania“, tuiteó Polyansky.

Polyansky citó documentos del Ministerio de Defensa que supuestamente muestran el funcionamiento de un programa de investigación de guerra biológica en Ucrania. Esos documentos han sido obtenidos por Becker News y a continuación se ofrecen extractos traducidos del original ucraniano y ruso.

Una carta proporcionada por los rusos pretendía mostrar “el riesgo de nuevas infecciones por murciélagos insectívoros en Ucrania y Georgia“.

Identificación de nuevos patógenos virales (coronavirus, filovirus, paramixovirus, ortomixovirus, lisavirus) bacterianos (Brucella, Leptospira, Yersinia) significativos para la salud humana y animal procedentes de murciélagos en Ucrania y Georgia; Investigación de cómo el cambio de la biodiversidad del paisaje afecta a la composición de los agentes virales y bacterianos endémicos en las poblaciones de murciélagos, así como una evaluación de su relación eco-evolutiva con la aparición de enfermedades en los seres humanos y los animales domésticos; Construcción de un sistema sostenible y armonioso para la detección temprana de agentes peligrosos de las poblaciones de murciélagos en Ucrania y Georgia y su posterior descripción genómica.

Método: Integración de una coalición interdepartamental multidisciplinar de institutos y universidades de salud y medicina veterinaria, que contribuirá a la creación de un grupo multinacional regional autosuficiente para la detección temprana y la tipificación de agentes, creando al mismo tiempo una sofisticada base analítica para su adecuada evaluación“, continúa el documento.

Aplicación: Este proyecto se aplicará e integrará a través del trabajo coordinado del Centro Nacional de Investigación Instituto de Medicina Veterinaria Experimental y Clínica, el Centro Nacional de Salud Pública y Control de Enfermedades, los Centros de Control de Enfermedades en cooperación con el Instituto Politécnico de Virginia, y el Servicio Geológico de los Estados Unidos“, añadió el documento.

Los resultados del trabajo científico serán útiles para la evolución de las enfermedades infecciosas bacterianas y víricas, los sistemas de alerta temprana y la salud de las personas y los animales de todo el mundo, así como para el medio ambiente“, señalaba.

Personal comprometido: Más de 60 científicos de EE.UU., Ucrania y Georgia con diversos títulos y experiencia participarán en la investigación de campo, el diagnóstico, la tipificación molecular, la secuenciación Sanger, la secuenciación de próxima generación, la bioinformática, el modelado de nichos ecológicos y la visualización de datos“, proseguía el documento.

Financiación: Total para Ucrania y Georgia para el período 2020-2023 – 1,6 millones de dólares estadounidenses, de los cuales 207-398 mil dólares al año para el IEKVM, 178-257 mil dólares al año para el NCHCHD, 53 mil dólares al año para el STCU, un total de 1.554.519 dólares para el CDC (512.000-527.000 dólares al año)“, señala el documento.

El documento original facilitado por el Ministerio de Defensa ruso puede verse a continuación.

Russian-Document-Submitted-to-UN-Security-Council-on-U-S-Funded-Biolab-Program-in-Ukraine

Una de las cartas mostraba la supuesta colaboración entre Estados Unidos y Ucrania y estaba dirigida a Brandt Siegel, que es director de proyectos internacionales en la Agencia de Reducción de Amenazas de Defensa.

Estimado Sr. Brandt Siegel Aprovechamos esta oportunidad para expresarle nuestro profundo respeto a usted y a la Agencia de Reducción de Amenazas del Departamento de Defensa de Estados Unidos por los muchos años de fructífera cooperación y apoyo a la ciencia veterinaria ucraniana“, dice la carta traducida. “En respuesta a su carta DTRO 21-016 de fecha 26 de enero de 2021, el Departamento de Medicina Veterinaria de la NAAS (Centro Nacional de Investigación ‘Instituto de Medicina Veterinaria Experimental y Clínica’ y el Instituto de Medicina Veterinaria de la NAAS) preparó breves descripciones de cinco propuestas de proyectos centrados en el estudio de microorganismos particularmente peligrosos:

1. Mejora de las posibilidades de cooperación regional y creación de capacidad para el sistema de vigilancia de las enfermedades emergentes de los rumiantes (fiebre aftosa, lengua azul, dermatosis nodular contagiosa y viruela ovina y caprina) en el nosoareal euroasiático.

2. Seguimiento regional de las enfermedades emergentes de las aves de corral (gripe, enfermedad de Newcastle) en las aves silvestres migratorias en el corredor migratorio euroasiático, y características de los patógenos circulantes.

3. Evaluación del riesgo e identificación de amenazas zoonóticas en reptiles como reservorio de patógenos zoonóticos mediante NGS (secuenciación del genoma completo).

4. Estudio de la formación de focos naturales de peste porcina africana en Ucrania.

5. Estudio de los riesgos de reemergencia del ántrax en Ucrania.

Le enviamos estas propuestas (Apéndice – 5 páginas)“, añade la carta. “También se enviarán por correo electrónico a la Dra. Megan Howard“.

Otra carta nombraba a los grupos que tenían acceso a los datos de la investigación.

Los siguientes grupos con sede en Estados Unidos pueden ver los datos de todos los sujetos del estudio incluidos en este protocolo, así como señalar los casos de incumplimiento de este protocolo: Departamento de Defensa de los Estados Unidos, Protección de Sujetos de Estudio de la UNMHSC y Comités de Bioética de la UTHSC“, decía la carta.

El Comité de Bioética de Ucrania también puede revisar los registros para asegurarse de que cumplen con las normas reguladoras ucranianas“, añadía la carta. “Además, cualquier dato obtenido de este estudio deberá estar disponible para su verificación a petición del Comité de Bioética de Ucrania y de los representantes del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Un miembro del equipo del estudio supervisará la calidad del mismo y aplicará medidas para garantizar que tiene el nivel requerido.”

Los rusos también mostraron documentos de OpentheBooks.com que mostraban la colaboración entre científicos estadounidenses y ucranianos, por ejemplo, en relación con la enfermedad de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo (CCHF). La visita estaba prevista para el 12 de noviembre de 2018.

Los documentos originales presentados por el Ministerio de Defensa ruso al Consejo de Seguridad de la ONU pueden encontrarse aquí.

Mientras tanto, el Congreso se está moviendo esta semana para descartar un recorte propuesto a un programa de bioseguridad financiado por el Pentágono, informó Roll Call.

La sección de defensa del paquete de gastos federales que se espera que el Senado apruebe tan pronto como el jueves por la noche asignaría 229 millones de dólares para el Programa de Reducción de la Amenaza Biológica en el año fiscal 2022, justo por encima del actual nivel de gasto de 225 millones de dólares – en lugar del recorte del 45 por ciento que la administración Biden había propuesto“, señaló el informe.

El presentador de Fox News, Tucker Carlson, recibió un desmentido sobre el programa de biolaboratorios financiado por el Pentágono en Ucrania y lo comentó en antena el miércoles.

El miércoles, sin embargo, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, acudió a Twitter para arremeter contra los medios de comunicación por informar sobre las “teorías conspirativas” respaldadas por Rusia y China.

Hemos tomado nota de las falsas afirmaciones de Rusia sobre supuestos laboratorios de armas biológicas de Estados Unidos y el desarrollo de armas químicas en Ucrania“, dijo Jen Psaki en Twitter. “También hemos visto a funcionarios chinos hacerse eco de estas teorías conspirativas“.

Esto es absurdo“, continuó.

Es el tipo de operación de desinformación que hemos visto repetidamente por parte de los rusos a lo largo de los años en Ucrania y en otros países, que han sido desmentidos, y un ejemplo de los tipos de pretextos falsos que hemos estado advirtiendo que los rusos inventarían.

Estados Unidos cumple plenamente con sus obligaciones en virtud de la Convención sobre Armas Químicas y la Convención sobre Armas Biológicas y no desarrolla ni posee este tipo de armas en ningún lugar”, afirmó. “Es Rusia la que tiene un largo y bien documentado historial de uso de armas químicas, incluso en intentos de asesinato y envenenamiento de enemigos políticos de Putin como Alexey Navalny“.

Es Rusia la que sigue apoyando al régimen de Assad en Siria, que ha utilizado repetidamente armas químicas“, continuó. “Es Rusia la que ha mantenido durante mucho tiempo un programa de armas biológicas en violación del derecho internacional. Además, Rusia tiene un historial de acusar a Occidente de las mismas violaciones que la propia Rusia está perpetrando.

En diciembre, Rusia acusó falsamente a Estados Unidos de desplegar contratistas con armas químicas en Ucrania“, continuó. “Todo esto es una estratagema evidente de Rusia para tratar de justificar su nuevo ataque premeditado, no provocado e injustificado contra Ucrania“.

Ahora que Rusia ha hecho estas afirmaciones falsas, y China aparentemente ha respaldado esta propaganda, todos deberíamos estar atentos a que Rusia posiblemente utilice armas químicas o biológicas en Ucrania, o cree una operación de falsa bandera utilizándolas“, añadió. “Es un patrón claro“.

Es irónico que los chinos comunistas estén propagando la “teoría de la conspiración” de las armas biológicas a pesar de la preocupación por la financiación por parte del Pentágono de un programa similar en Wuhan, donde se originó la pandemia del Covid-19.

El miércoles, el portavoz del Pentágono, John Kirby, también se refirió al asunto.

El martes, las sospechas de Rusia sobre el programa de biolaboratorio financiado por Estados Unidos en Ucrania aumentaron con las declaraciones de Victoria Nuland, subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos. Ver:

Ucrania tiene instalaciones de investigación biológica, que de hecho, ahora estamos bastante preocupados“, dijo Nuland “las tropas rusas, las fuerzas rusas pueden estar tratando de obtener el control de, por lo que estamos trabajando con los ucranianos en la forma en que pueden evitar que cualquiera de esos materiales de investigación caiga en manos de las fuerzas rusas.”

Ucrania ya había emitido una orden presidencial el 24 de febrero para esterilizar las instalaciones en caso de una ocupación militar imprevista, como revelaron los documentos obtenidos y traducidos en exclusiva por Becker News.

Los documentos escurridos de la embajada de Estados Unidos en Ucrania y obtenidos por Becker News confirman la existencia y la financiación por parte del Pentágono del programa de “Reducción de la Amenaza Biológica”.

El jueves, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, acusó a Estados Unidos de ayudar a los ucranianos a desarrollar “instalaciones de guerra biológica” en Kiev y Odessa. Lavrov formuló esta acusación en una rueda de prensa el jueves, de la que se hicieron eco los negociadores diplomáticos rusos de alto nivel en las conversaciones de paz entre Rusia y Ucrania celebradas el lunes en Bielorrusia. Ver:

Tenemos datos de que el Pentágono está preocupado por las instalaciones químicas y biológicas en Ucrania“, afirmó Lavrov. “El Pentágono construyó dos laboratorios de guerra biológica y han estado desarrollando patógenos allí, en Kiev y en Odesa“.

Y ahora les preocupa que puedan perder el control sobre estos laboratorios“, argumentó. “Y ya saben lo que puede pasar en el futuro. Y los estadounidenses se niegan rotunda y decididamente a poner en marcha un mecanismo de inspección como parte de la convención para la prohibición de las armas químicas. Y construyen nuevas instalaciones químicas y biológicas a lo largo de las fronteras rusas“.

Y, ya saben, ocurren muchos otros acontecimientos“, continuó Lavrov. “La CIA ha estado sobre el terreno en masa, y han estado entrenando al ejército ucraniano, para no librar una guerra con Polonia, aparentemente. Y cuando se produjeron los acontecimientos en Irak, cuando Estados Unidos afirmó que era una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos, ¿alguien se preguntó entonces por qué Estados Unidos decidió entonces poner en orden a un país situado a 10.000 kilómetros de su costa, porque Estados Unidos es una gran potencia?

Cuando Rusia dice que hay una amenaza para nosotros, empiezan a decirnos que no hay ninguna amenaza, pero ya saben, nosotros decidiremos lo que es necesario para garantizar nuestra seguridad“, declaró Lavrov. “Y está cerca y junto a nuestras fronteras, no nos alejaremos 10.000 kilómetros para hacer cumplir nuestras normas“.

Así pues, Rusia invoca la invasión de Irak por parte de Estados Unidos en 2003 como pretexto para invadir Ucrania. Después de la invasión resultó que los inspectores de armas apenas pudieron encontrar pruebas de que el entonces dictador iraquí Saddam Hussein mantuviera un programa activo de armas de destrucción masiva (ADM). Sin embargo, el New York Times informó de que Irak tenía antiguos arsenales de ADM que fueron descubiertos por soldados estadounidenses.

En mayo de 2020, Lavrov acusó a Estados Unidos de “oponerse categóricamente a la adopción de un protocolo de la convención de prohibición de armas biológicas y toxínicas, que establecería un mecanismo para verificar el cumplimiento por parte de los países miembros de su obligación de no producir tales armas“.

Como se informó anteriormente, un portavoz del Ministerio de Defensa ruso, el general de división Igor Konashenkov , dijo que el ministerio proporcionaría un “análisis de documentos” sobre un programa para crear componentes de armas biológicas en Ucrania.

Slutsky también señaló que, el 24 de febrero, según los documentos en ucraniano presentados por Rusia, el personal de los laboratorios de Ucrania recibió la orden de destruir inmediatamente los agentes patógenos especialmente peligrosos, incluidos los agentes causantes de “la peste, el ántrax, la tularemia, el cólera” y otras enfermedades mortales.

Cada vez tenemos más confirmación de que Rusia tenía más que buenas razones para llevar a cabo una operación militar especial para desmilitarizar Ucrania“, afirmó Slutsky en su canal de Telegram.

No hay prácticamente ninguna prueba de que un programa de biolaboratorio financiado por Estados Unidos en Ucrania estuviera trabajando en “armas biológicas“. Sin embargo, el dudoso historial de los medios de comunicación sobre el laboratorio de Wuhan no ayuda a disipar las preocupaciones de los estadounidenses.

Publicado originalmente aquí

Compartir