POIESIS / 44

Por Gonzalo Fonseca

Hay en Pereira una poes√≠a de la experiencia. A veces confesional, otras contemplativa, se detiene, referencial, en las vecindades y en las estancias vac√≠as de tiempos peliagudos. De esa ilegalidad estacional devino construcci√≥n de hermandades m√ļltiples: sujeto activo de las convulsiones pol√≠ticas donde a los desagraviados hab√≠a que buscarlos con espejos y lo imposible produc√≠a la sumisi√≥n en la irrealidad. Y ah√≠, en la resistencia, acciones po√©ticas colectivas. Como muestra: en solemne acto almorzarse al poeta de la patria en el Parque Hotel, en Sayago para no morder el polvo, con los Fabla, activismo social art√≠stico. Pero antes de ser ese poeta isabelino expulsado hacia la costa supo ser cronista deportivo del semanario La Idea, cronista de cancha de inferiores y baby f√ļtbol para CX 158 Radio Paso de los Toros y conductor de Tropical√≠simo en la misma radio. Dentro de su prontuario deber√≠a figurar que fue secretario de redacci√≥n del semanario pro moscovita Liberaci√≥n (suplemento del diario bolchevique La Hora); Directivo del CAUI, (Club Atl√©tico Universitario Industrial, de la Escuela Industrial de Paso de los Toros) y de la Iglesia Metodista de la Aguada, Montevideo; que estudi√≥ periodismo con Leonel Tuana y H√©ctor L√≥pez Reboledo; que realiz√≥ cursos de l√≠deres en la Asociaci√≥n Cristiana de J√≥venes y nadie maliciar√≠a que alguien tan circunspecto hizo expresi√≥n corporal en AEBU, teatro con Alberto Restuccia e Iv√°n Solarich de los que result√≥ su elegancia y graciosa figura. Anduvo por el Mar Negro cuando exist√≠a la URSS, se hizo periodista, fue redactor de Estediario, corresponsal en Maldonado de BRECHA y edit√≥ poes√≠a en abundancia. Tambi√©n fue el responsable de ciclos literarios como Cultura de Mi√©rcoles, en el Montevideo de los 90‚Äô o Jodido Jueves, en el Maldonado de los 2000 y pico. Gestor cultural, director municipal y tocador de tambores en una comparsa. Y es, c√≥mo no, el number one de la editorial civiles iletrados, que lleva, indisputablemente, un (su) sello distintivo.

Su po√©tica se remonta a 1980, donde arriesga imprimir abreviadamente la palabra compa√Īeros en su libro inaugural ‚ÄúMurallas‚ÄĚ: a los cros. de / experiencia III / y IV / cuando toda la maquinaria del miedo estaba en pleno funcionamiento. Sugerir ‚Äúcompa√Īeros‚ÄĚ en esa √©poca donde por momentos (much√≠simos, casi todos) lo dominante era el p√°ramo, toda inspiraci√≥n pod√≠a ser liquidada dichosamente y enterrada sin ser admitida. Entre hondonadas surge un lenguaje que comienza a ser elaborado con pobreza espartana consciente, la palabra ocupa dimensiones precisas: cajas de resonancia efectivas como signo ante la angustia de esas murallas reales. Ante la pomposidad militar, un retorno a la humildad en la escasez de recursos como instrumento intencional. 

Antes los poetas eran buenos / escribían al alba / sobre Ia vida / orinaban / escrupulosamente ocultos / comulgaban / beatíficamente los domingos. // Ahora invocan con urgencia un lápiz / esgrimen Ia derrota por los poros / son sucios y arrugados / sus poemas.

Pero entre esos tabiques de encierro y resignaci√≥n ya se entrev√© en la pastoral de Pereira el encanto por lo femenino, que, de ah√≠ en m√°s, ser√° una constante. La mirada de ese montevideano adoptivo, veintea√Īero, marcada por el humo de perros agonizantes y el carraspeo enfermo de los √≥mnibus, traduce el nacimiento de los d√≠as / desde cero / con una almohada en el grito / y √°ngeles en fuga / y mujeres rojas de cansancio, pese a todos los pesares

Los dominios de las angustias y las reprimendas est√°n presentes, luego caer√° Berl√≠n y  renacer√°n los amores torrenciales: / mujeres como inviernos / o mujeres / como primavera. Se√Īales con ilustraciones de bares sure√Īos, ambientes reminiscentes, peque√Īas historias sin altavoces y el abrazo de mujer, como alarido. Ante la parca, la solidaridad constante, el derecho al amor compartido con los desheredados de la tierra y en esa coexistencia el amanecer rompiendo olas // aunque la humanidad se venga encima. Lo anteriormente no dicho por imperativo gubernamental se hace expl√≠cito en una catarsis de nombres, siglas, partidos en manuales par√≥dicos, en contrase√Īas de la memoria trasvasando las crueldades, que, como bien se√Īal√≥ Alfredo Fressia en su momento, sirven ‚Äúm√°s bien para se√Īalar y ordenar un mundo de seres y objetos olvidados por la sociedad de consumo‚ÄĚ. Evocaciones de los mares este√Īos conviven con parroquias y mujeres de m√ļltiples nombres que, tajantemente, se corporizan en fotos en blanco y negro, vitrolas, gram√≥fonos, banderas, recortes de diarios, s√°banas de pensiones con la sombra de Onetti planeando zaguanes de un sutil azul parcamente sugerido y los trenes que part√≠an para montevideo. Fascinado ante pantallas proyectoras de im√°genes llenas de color al ritmo de distintas melod√≠as va abandonando un gris de √©poca para hacerse m√°s fuerte la relaci√≥n imagen ‚Äď m√ļsica ‚Äď graf√≠a, la luz y su proyecci√≥n en los sonidos y su combinaci√≥n arm√≥nica, aerosoles naranjas // tu voz en / el contestador autom√°tico. // a√ļn no tengo video / no he le√≠do a Balzac: Poemas de acci√≥n de un omn√≠voro sin l√≠mites en su perseverante vampirizar alj√≥fares del cine, la pintura, la performance, el c√≥mic, la moda, la radiodifusi√≥n, uniendo las experimentaciones con lo digital y lo mundano, ahora tocan otra m√ļsica / matan palestinos ahora // ¬Ņes que no tienes al menos un boleto de avi√≥n? / ¬Ņno podr√≠as enviarle un fax? (tambi√©n matan jud√≠os beb√©) / ¬Ņno habr√° al menos un clip / que trate de la inmortalidad? poemas que extra√Īan, admiran y persiguen la lengua original y la rompiente mientras las fm me aturden // las fm trituran mi cabeza / la diosa de pepsi me excita // las fm est√°n programadas

Como en un caos ilusorio Pereira ronda sin hacerse el distra√≠do por la realidad que le ha tocado vivir, asume culpas del pasado, carga con nobleza sus sue√Īos cuarteados sin abdicar de creencias muy lejos del panfleto pero s√≠ con profusi√≥n reivindicatoria de los habitantes del olvido, pasajeros de la nada, para citar a uno de los Fabla. O Como dice otro compinche (ERB) ‚ÄúEl mundo que describe es siempre austero, la solidaridad con los ‚Äúpobres del mundo‚ÄĚ, una constante. Una pobreza conmovedora y una ausencia de cualquier riqueza, ostentaci√≥n y a veces pareciera que hasta desprovista de cualquier necesidad material‚ÄĚ. 

√ďyeme / no tengo dinero siquiera una tarjeta de cr√©dito / (pero es imprescindible que pase la noche contigo / d√©jame mostrarte mi / silueta / de antiguo estalinista). // Jam√°s vayas a la cama con un poeta // no te convengo nena / oye / ¬Ņno has aprendido a adeudar / cinco meses de alquiler?

La iron√≠a, al aticismo pacen junto al descriptivismo: Ella cuelga en casa la foto del / nueve de defensor sporting / ¬°santo dios, / huyamos a alguna parte! // ella se acuesta con el hombre que fue su amante veinte a√Īos atr√°s / ¬Ņalguna chance para m√≠? /// hospitales siqui√°tricos p√ļblicos / yerba mate, mate cocido, corvinas / yerba mate, mate cocido, cuareim / yerba mate, mate cocido, la onda / yerba mate, mate cocido, parrillas / yerba mate, mate cocido, y puentes.

intento seducir poetisas / es m√°s sano que ser gendarme o profesor / seducirlas y que / me escriban poemas y as√≠ / pasar a la inmortalidad. /// la granizada sobre las chapas / el chaper√≠o el kennedy el barrio la / humed√° / el caser√≠o cart√≥n piedra la / chapa de perdedor / los que nunca, fueron, propietarios /ni de la palabra / propietarios. 

Contra el origen agonal y aristocr√°tico de la aret√©, la meritocracia antigua, podemos anteponer la perduraci√≥n de la obra del poeta como resultante de la √©tica y est√©tica que trasciende la mera interiorizaci√≥n del m√©rito y del merecimiento. 

Tal como dice Fernando Cabrera acerca de la obra po√©tica de Pereira, ‚Äúen ella se aprecia una permanente llaneza y enigma al mismo tiempo, tanto en los temas como en lo formal o estil√≠stico. Que esas dos cosas vayan juntas creo que es el mayor logro de cualquier manifestaci√≥n art√≠stica‚ÄĚ. Como un contempor√°neo H√∂lderlin, Pereira alcanza su madurez creativa desprendido de toda constricci√≥n formal.


SZYMBORSKA PARRA MARGARIT
Paladas de tierra arena escombros bosques
minerales
Capas y capas de
vegetación
Es lo que queda
El sonido del verso de
Ajmatova
Alumbramientos
"Agradezco haber estado ahí en el 17".
"Conocerte fue una maravilla".
"Fuimos felices en el 83".
Capas y capas de escritura
Tabernas
Calles intrincadas
Quebradizas
Riachos
Afluentes de riachos
Cuencas
El poema de Circe
Agradecer

¬ŅLA POBREZA es algo que se pueda narrar? ¬ŅLa fritanga con grasa de vaca la fari√Īa el queros√©n la l√°mpara a queros√©n la chapa?¬†
Piedras en las chapas destartales piedrerío canales por donde la lluvia canaletas gotas ruidosas el chocar de lo goteo 
Se narra así mojado los colchones la gotera cama turca lo gris de lo frazada hospital municipal se narra sin nombre sin futuro se narra la sequía borrachera lo perdido los ajuares

Hay además portones y trancas y fideos y perros y jaurías y fiambreras y agujeros botines usados charque ropa usada en general 

No hay fotograf√≠as ni Bach ni Beethoven  ni sinf√≥nica ni globos de aniversario ni pascuas navidades solo circo m√ļsica bailable la lista de los hits que pasan por la radio¬†

¬ŅSe narra as√≠ la fabriquera la peorcita la sin nicho se narra la jerga la payada la d√©cima la polca se narra? ¬Ņcomo es lo de tirar el anzuelo las carnadas el oficio de carnada apetitosa para el buche? 
También botes y ríos que buclean boquerones zanjas yuyerio el desorden de los yuyos en general y otra vez botes vadear la correntada.

LA MARCA DEL CASTELLANO POLU√ćDO
La raspa de lo hablado 
Raspaje 
La melanye 
El Paran√° la Pampa Paysand√ļ
Osobuco zaino la baguala
El lenguaje de la fonda la herrería lo manya los vagones 
Conjugar la franja 
tricolores
Rampla
¬ŅLo que raspa el medio campo?¬†
¬ŅLos defensas?¬†
Lo que raspa es el lenguaje 
Marcadores
Las tiras del asado en la parrilla

(ejercicio / arte poética) 

SE LE OCURRE 
algo muy gr√°fico
¬ęLlueve sobre el camposanto¬Ľ
¬ŅPoes√≠a civil como Raimondi?
Cuaderno viajero, es el nombre de 
Eso que escribe
El corte del verso determinado por la pantalla del Nokia
finlandés.
¬ŅSe oye la lluvia desde el tercer piso? ¬ŅC√≥mo desde Emilia Grassi, las barreras? ¬ŅPasa con retraso el motocar de las cinco?
Es gráfica la expresión
¬ęllueve sobre el campo santo¬Ľ 
¬ŅUn tipo de santuario la 
Poética?
El corte del verso determinado por lecturas de Levertov.
Lo que respira en la superficie
El goteo primoroso sin
apresuramiento
sobre el campo
santo

EL OBJETO ES LA PAMPA
No darlo por perdido
Nombrar el horizonte caballadas perros
Salvajes

Lo pampeano es el objeto
Río Grande
Paysand√ļ
Santa Rosa
Las praderas 
Las costillas del animal a las brasas

No darlo por perdido
El objeto del viaje la bordona
Guitarreadas fogones troperías
Nada 
Es lo que parece en la 
Pampa

QUINCHO PERRADA RANCHER√ćO¬†
Quincho aripuca vendaval 
Quincho la perrada jauría los baguales 
Yeguas los ovinos carros
Plantación. 
¬ŅLa neutralidad del lenguaje? Raigambre.
Naranjas peladas de Mangini 
C√°scara la farsa pimpollitos 
tiernos.
Un parto por vez
Una patria 
un sitio con jardín 
un territorio 
una canción por vez
una partuza 
una manera de alumbrar 
cada vez
chisporroteos 
la parturienta de a una la
Alumbrada
(Polvo sin gracia chica arrabalera angurriamojarritas
O preço do feijão não cabe no poema/ 
O preço do arroz não cabe no poema.
Ferreira Gullar

LA¬†INUTILIDAD¬†DE¬†LA¬†POES√ćA¬†ES¬†OBVIA
nadie recurre ya a los poetas
por cartas de amor o cosa semejante

por un abandono 
por nostalgia de cari√Īo
ahora todos sintonizan el canal de los
apóstoles

la inutilidad de la poesía es evidente
ya nadie necesita esa lengua
abstrusa
desconocida
de una frontera que no es
esta

la ciudad completa
pertenece a los  días

la inutilidad de la poesía es obvia
no es √ļtil para cambiar el cariz de las cosas
no lleva alimento a la mesa de las personas
es incapaz de regresarte esta noche a mi cama

(Dialogando con Elder Silva, 2020).

CITAS DE BAJT√ćN BOURDIEU CHARTIER
insertas en el curso del poema 
¬Ņtransforman el poema en un objeto delicioso?
¬Ņlo que cruje o la aspereza del lenguaje se torna en maravilla?
¬Ņel poema se escribe para las chicas de Humanidades?
¬Ņo para la que baila plena o para las egresadas de la carrera de letras o
para quienes han fundado el club de fans de la
Sonora?
¬Ņcitas de Bajt√≠n Bourdieu Chartier embellecen estilizan el poema?
¬Ņcontrabandean lo que cruje la aspereza de lo
hablado?
lo poderoso de la m√©trica la rima ¬Ņmilagrosos objetos? ¬Ņel
suburbio?
¬Ņtodo lo que tocan oro?
lo cacofónico ripioso 
la aspereza 
¬Ņsoneto
endecasílabos ripios
lo que queda? 
¬Ņel perfume palaciego es la milonga?
¬Ņcruje estalla bordea
bardo
la palabra cruje?
"He visto el futuro, es un crimen" 
Leonard Cohen 
‚ÄúTengo clase de religi√≥n el lunes‚ÄĚ.

TRABAJO PRECARIO 
Marcador de pobreza
Lo negro lo pichi 
Dubńćek

Los rusos están aquí 
Los mencheviques no lloran beybi

¬ŅHabr√° otra vida en la que bailar Gilda en El Hacha?¬†
¬ŅOtra vida en la que viajar a Migues comer tallarines caseros?¬†

Otra vida en el boliche de General Flores. 
Otra en la ruta a Sauce, el país del 
General.

Pobres contra pobres mi amor 
Lucen satisfechos en las
Selfies

:Todos al Centro Comercial 

Es la marca mi amor del ganado 
Es lo sabroso amor de la 
Fritanga 
Los ruidos del freír
Aceite caro

Es la góndola amor
Del Super Márquet 

Amores incorrectos
Barullentos 
Zozobrantes
Enfermos

La noticia es el tsunami 
El desbarranque

Tanquetas de carabineros en Plaza Italia
PASEO CON MI CHICA POR EL SUBSUELO DEL 
centro comercial
 
esquivamos los vehículos 
un Peugeot 
un Chevrolet del 83
un fitito azulado
 
pienso en las góndolas del 
supermercado 
en la compra del mes 
en la brótola 
lejos del puerto 
 
pienso en los mariscos y 
otros objetos alimentarios
 
el texto se despoja de sentido
 
ahora escribo en el bloc de notas 
a bordo del taxi 78
apuntes de cuando estuvimos 
con mi chica 
en el subsuelo del 
centro comercial

adherencias del texto del lenguaje de
lo hablado
 
grisura
 
textura de la lengua en los que habitan el
subsuelo del
shopping
 
hemos ido con mi chica de compras
merluza pesca del día fideos una copa de vino
 
todo tiene remedio en el centro comercial
 
las palabras conservan las marcas
vehículos que derrapan
navegaciones inciertas
cacharros objetos luminosos
 
alguna luminosidad en las cosas del
lenguaje
 
el texto se despoja de sentido

Luis Pereira Severo naci√≥ en Paso de los Toros, Uruguay,  en 1956.

Autor, entre otros, de Poemas para ser le√≠dos en una pantalla de 5‚Äô‚Äô, Intendencia de Montevideo, 2019 (Primera menci√≥n Onetti 2019); Poemas para mi novia extranjera, milonga rioplatense,  VOX, Bah√≠a Blanca, 2015, civiles iletrados, 2018, (Premio Nacional de Letras poes√≠a √©dita 2017), Pabell√≥n Patrio, serie de relatos √≠ntimos (Yaugur√ļ, 2009); Manual para seducir poetisas (civiles iletrados, 2004); Retrato de mujer azul (civiles iletrados, 1998); Poemas de acci√≥n y mujeres delgad√≠simas (Ediciones de Uno, 1992). 

Integra las antolog√≠as La noche amarilla. 33 + 1 voces de la poes√≠a uruguaya actual, C√≠rculo de poes√≠a, 2020,  (https://circulodepoesia.com/2020/03/33-1-voces-de-la-poesia-uruguaya-actual-luis-pereira-severo),  La confabulaci√≥n de las ara√Īas (Detodoslosmares, C√≥rdoba, Argentina, 2018), y Nada es igual despu√©s de la poes√≠a, cincuenta poetas uruguayos del medio siglo, 1955-2005 (Centro de Difusi√≥n del Libro, MEC, 2005).

En 2022 form√≥ parte de Calandrios, plaqueta de poes√≠a con manuscritos en borrador editada por Yaugur√ļ. En 2020 particip√≥ de las antolog√≠as ‚Äú1956. When I¬īm Sixty Four‚ÄĚ (Yaugur√ļ), Confines, antolog√≠a en tiempos de riesgo (Pixel, La Plata, Argentina), y Fest√≠n Mutante (www.festinmutante.com.ar). En 2018 integr√≥ Los hijos de Putin, Cartonerita ni√Īabonita, Zaragoza, Espa√Īa.

Entre otras publicaciones en línea, una selección de textos inéditos ha sido publicada en el Periódico de Poesía de la UNAM (CDMX, México, mayo 2020). En 2018 textos suyos fueron publicados en Op.cit, http://www.opcitpoesia.com/luis-pereira-severo. En 2021 algunos poemas fueron publicados en Cuadernos del Hipogrifo de Italia, http://www.revistaelhipogrifo.com/wp-content/uploads/2022/01/104-112-1.pdf.

Desde 2005 a 2015 fue Director de Programaci√≥n Cultural de la Intendencia de Maldonado, y como tal coordinador de las ferias del libro de la ciudad y de las primeras ocho ediciones del Encuentro de Escrituras (2006 – 2014).  

Otros poemas sucios, manual de castellano est√°ndar, in√©dito a ser publicado en 2022 por Yaugur√ļ, result√≥ finalista en 2021 del I Premio de Literatura ‚ÄúCasa Vac√≠a‚ÄĚ ‚Äď Poes√≠a 2021. 

Especialista en Gestión Cultural, (Diploma en Gestión Cultural UDELAR), maestrando Políticas Culturales CURE РUDELAR. Es parte del proyecto editorial civiles iletrados, (civilesiletrados.blogspot.com). Integra actualmente la directiva de la Casa de los Escritores del Uruguay, de la que fue fundador en 2003.

Fotos de Paola Scagliotti

Compartir

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.