* Le presentamos un nuevo resumen, hecho en Alemania, de quiénes son las organizaciones y personas principales impulsando las medidas y narrativas ortodoxas sobre la “pandemia” a nivel global

* Incluimos el documento original completo (en inglés)

* El lector de eXtramuros no se verá sorprendido por estas investigaciones. Hace casi dos años que los actores principales vienen siendo analizados y expuestos en diversas notas en esta revista

INFORME ESPECIAL

Un video realizado por el Club alemán Der Klaren Worte, o el Club de las Palabras Claras, se adentra en la red de individuos y organizaciones responsables de la estafa COVID.

Tanto si es visible como si no, se puede identificar casi cualquier red conectando puntos entre individuos y organizaciones. ¿Quién trabaja con quién, dónde y por qué? ¿Quién paga a quién? Y una vez hecho esto, se pueden identificar más claramente las motivaciones que hay detrás de las distintas decisiones.

La Fundación Bill y Melinda Gates parece estar cerca de la cima, o del centro, de esta red ‘plandémica’ del Covid. Gates es también uno de los principales financiadores de los medios de comunicación, y su red se extiende a la política mundial de alimentación y cambio climático.

La Fundación Gates, a través de su financiación del FEM, también desempeña un papel importante en El Gran Reseteo, que se dio a conocer oficialmente durante una cumbre del FEM en mayo de 2020.

Todos los aspectos imaginables de la vida y la sociedad están programados para ser “restablecidos” de acuerdo con su plan. En última instancia, ahí es donde esta empresa criminal de Covid está tratando de llevarnos.

Por Rhoda Wilson (resumen de la investigación alemana)

La revisión está dirigida por el periodista y cineasta Markus Langemann. Como señala Langemann, no son necesariamente las personas con las mejores ideas las que ganan en la vida. Más bien, los ganadores son los que están en la red “correcta”: una red con personas en los lugares adecuados. Nunca subestimes el poder de una red. Algunas redes son visibles. Un ejemplo sería una red de antiguos alumnos a la que puedes unirte y utilizar para promocionar tu carrera. Otras redes son más ocultas, secretas y exclusivas, y sólo se puede entrar en ellas por invitación selectiva de otro miembro. Tanto si es visible como si no, puedes identificar casi cualquier red conectando puntos entre individuos y organizaciones. ¿Quién trabaja con quién, dónde y por qué? ¿Quién paga a quién? Y una vez hecho esto, se pueden identificar más claramente las motivaciones que hay detrás de las distintas decisiones.

Una red global revelada

En este vídeo, Langemann presenta “un documento sobre la red que es único en el mundo y que por primera vez muestra la compleja red de relaciones, desde organizaciones no gubernamentales (ONG), empresas, documentos y personas“. El documento, de 170 páginas, detalla más de 7.200 vínculos entre 6.500 entidades y objetos, incluyendo flujos de pagos e inversiones.

En el caso de la Fundación Bill y Melinda Gates, ya en la página 4 del documento, se ve que esta fundación gastó 43.000 millones de dólares [nótese que es mil millones con “b”] sólo en Estados Unidos en el periodo comprendido entre 1994 y 2001, y distribuyó alrededor de 500 millones de dólares en Alemania durante este periodo“, dice Langemann.

Puede consultar y descargar el documento original aquí. Lo brindamos también como PDF al pie de este resumen. 1 

El documento está en su mayor parte en inglés. Su alcance es increíblemente amplio y detalla una red mundial que trabaja entre bastidores para influir en la salud, las finanzas y la gobernanza mundiales. Como curiosidad, el documento se creó utilizando un software que los investigadores y detectives utilizan para ayudarles a identificar las conexiones ocultas entre posibles sospechosos. Todos los puntos de datos, documentos, datos de pago, etc., están disponibles públicamente. En todo el documento se utilizan flechas rojas para indicar los flujos de dinero, como subvenciones, donaciones y otros pagos. Como ejemplo, tal y como se muestra en la página 3 del documento, al menos 21 universidades estadounidenses están financiadas por y a través de sólo tres organizaciones clave:

1. La Fundación Bill y Melinda Gates

2. El proyecto Open Philanthropy, una fundación de investigación y concesión de subvenciones, que está vinculada al FEM

3. El Wellcome Trust, la segunda fundación sanitaria del mundo, con sede en el Reino Unido.

Un pequeño grupo muy unido

Según el informático anónimo que elaboró el documento, el núcleo de esta “red criminal COVID”, en torno al cual gira casi todo, no supera las 20 o 30 personas. Varios de ellos aparecen en la página 36. Se reunieron el 8 de mayo de 2019 en un evento de la CDU/CSU en el que discutieron cómo fortalecer la salud mundial y aplicar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. La CDU/CSU es una alianza política de dos partidos políticos alemanes, la Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU) y la Unión Social  Cristiana de Baviera (CSU). Entre los asistentes se encontraban:

* Hermann Gröhe, miembro de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y ex ministro de Sanidad

* Ralph Brinkhaus, líder parlamentario de la CDU

* Dra. Angela Merkel, ex canciller de Alemania y miembro de la CDU

* Ilona Kickbush, doctora del Instituto Universitario de Estudios Internacionales y de Desarrollo de Ginebra

* Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS

* Dr. Christian Drosten, virólogo alemán que a principios de 2020 creó la prueba COVID PCR

* Dra. Clarissa Prazeres da Costa, microbióloga y especialista en enfermedades infecciosas

* Joe Cerrell, director general para Europa, Oriente Medio y Asia Oriental de la Fundación Gates

* Profesor Jeremy Farrar, director del Wellcome Trust

* Dr. Georg Kippels, miembro de la CDU

* Jens Spahn, miembro de la CDU y ex ministro de Sanidad

A partir de esa reunión de mayo de 2019, estas personas se encuentran una y otra vez, en grupos de trabajo que se solapan. También se les encuentra codeándose en el pasado. Por ejemplo, Farrar, Drosten y Kickbush estuvieron presentes en un ejercicio de mesa del 14 de febrero de 2019 sobre la Respuesta Internacional a Eventos Biológicos Deliberados, celebrado en la Conferencia de Seguridad de Múnich, como se muestra en la página 124. También estuvieron presentes personas del Instituto Robert Koch, el CDC chino y la Fundación Gates. En 2017 y 2018, Kickbush, Drosten y Farrar se incorporaron como miembros del Consejo Asesor Internacional de Salud Global. Farrar y Kickbush también se unieron a la Junta de Supervisión de la Preparación Global, un brazo conjunto de la OMS y el Banco Mundial, lanzado formalmente en mayo de 2018. (El Dr. Anthony Fauci es otro miembro de esta junta). Otras dos personas clave dentro de esta red son: 

* El doctor Chris Elias, presidente del Programa de Desarrollo Global de la Fundación Gates. Él también forma parte de la Junta de Seguimiento de la Preparación Global y de la Junta Consultiva Internacional sobre Salud Global, junto con Kickbush, Drosten y Farrar.

* El Dr. Peter Piot, microbiólogo belga-británico conocido por sus investigaciones sobre el ébola y el sida, profesor de salud global, director de la London School of Hygiene and Tropical Medicine, miembro principal del Programa de Salud Global de la Fundación Gates y antiguo subsecretario general de las Naciones Unidas.

Organizaciones clave

Debido a la complejidad de las conexiones de la red, no hay una manera fácil de resumirlas aquí. Simplemente hay que recorrer el documento, página por página. Dicho esto, las organizaciones clave, cuyas conexiones de red se detallan, incluyen:

* La Fundación Bill y Melinda Gates 

* El Wellcome Trust, una organización financiada por GlaxoSmithKline (un fabricante de vacunas en el que Bill Gates tiene inversiones financieras) y estratégicamente vinculada a ella

* La Organización Mundial de la Salud 

* La Fundación Rockefeller

* El Grupo del Banco Mundial 

* El Foro Económico Mundial (FEM)

* GAVI, la Alianza para las Vacunas, fundada por la Fundación Gates Coalition for Epidemic Preparedness Innovations 

* (CEPI), fundada por los gobiernos de Noruega e India, la Fundación Gates, el Wellcome Trust y el FEM

* El Foro del Fondo Mundial de Jóvenes Líderes Mundiales, fundado por el FEM en 2004

* FIND, la alianza mundial para el diagnóstico, pretende garantizar un acceso equitativo a un diagnóstico fiable en todo el mundo 

* Big Pharma

* Universidad Johns Hopkins 

* Charité, Universitätsmedizin Berlin

* Instituto Robert Koch 

* Comisión Europea

* La Agencia Europea de Regulación de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) 

* La Agencia Suiza de Productos Terapéuticos

* El Centro Alemán de Salud Global 

De todos ellos, la Fundación Bill y Melinda Gates parece estar cerca de la cima, o del centro, de esta red criminal, dependiendo de cómo se visualice. Gates es también uno de los principales financiadores de los medios de comunicación convencionales, lo que, por supuesto, es importante si se quiere asegurar una buena prensa unilateral.

El control de los medios de comunicación de Gates

En el pasado, la Fundación Bill y Melinda Gates financió la colocación de mensajes “educativos” en populares programas de televisión como “ER”, “Law & Order: SVU” y “Private Practice”, incluyendo temas como la prevención del VIH, la seguridad quirúrgica y la propagación de enfermedades infecciosas, es decir, las vacunas.2 Pero eso fue sólo el principio. A través de más de 30.000 subvenciones, Gates ha aportado al menos 319 millones de dólares a los medios de comunicación, como CNN, NBC, NPR, PBS, The Atlantic, Texas Tribune (EE.UU.), BBC, The Guardian, The Financial Times, The Daily Telegraph (Reino Unido), Le Monde (Francia), Der Spiegel (Alemania), El País (España)y emisoras mundiales como Al-Jazeera.3 También se han destinado más de 38 millones de dólares del dinero de Gates a centros de periodismo de investigación. La mayor parte de ese dinero se ha destinado a desarrollar y ampliar los medios de comunicación en África4. 

Como informa la Columbia Journalism Review:5

Cuando Gates da dinero a las redacciones, restringe la forma en que se utiliza el dinero -a menudo para temas, como la salud global y la educación, en los que trabaja la fundación- lo que puede ayudar a elevar su agenda en los medios de comunicación.

Por ejemplo, en 2015 Gates donó 383.000 dólares al Instituto Poynter, una autoridad ampliamente citada en materia de ética periodística… destinando los fondos a “mejorar la exactitud en los medios de comunicación de todo el mundo de las afirmaciones relacionadas con la salud mundial y el desarrollo“. La vicepresidenta senior de Poynter, Kelly McBride, dijo que el dinero de Gates fue entregado a sitios de verificación de hechos de los medios de comunicación …

Desde el año 2000, la Fundación Gates ha concedido a NPR 17,5 millones de dólares [ahora 24,6 millones de dólares6] a través de 10 subvenciones benéficas, todas ellas destinadas a la cobertura de la salud y la educación mundiales, temas específicos en los que trabaja Gates.”

¿Quién más controla los medios de comunicación?

El poder de Gates sobre los medios de comunicación es inmenso, pero no es un actor único. Otros actores en el control de los medios de comunicación son BlackRock y el Grupo Vanguard, las dos mayores empresas de gestión de activos del mundo, que también controlan la llamada Big Pharma.7 Están en la cima de una pirámide que controla básicamente todo, pero no se oye hablar de su aterrador monopolio porque también son dueños de los medios de comunicación. Como se señala en el vídeo “Las carteras de los titiriteros”, Vanguard y Blackrock:8

… son dueños de las noticias que se han creado, son dueños de la distribución de las noticias que se han creado, son dueños de las vidas de los reporteros que están reportando las noticias que se están distribuyendo que se están creando en tu pantalla de televisión. CBS, FOX, ABC, no importa cuál estés viendo“.

Tal y como están las cosas, es importante ser consciente de que los medios de comunicación convencionales están bajo el control de poderosas influencias -ya sea Bill Gates, BlackRock o Vanguard- y su intención principal no es ofrecerte una información objetiva sino, más bien, promover las agendas de esas influencias.

¿Quién es realmente el dueño del mundo?

BlackRock y Vanguard también poseen acciones en una lista imposiblemente larga de prácticamente todas las empresas importantes del mundo. Aparte de los medios de comunicación mundiales, las empresas controladas por Blackrock y Vanguard abarcan todo, desde el entretenimiento y las aerolíneas hasta los medios sociales y las comunicaciones9 – literalmente todo lo que se pueda pensar, y mucho de lo que no se pueda. Juntos, forman un monopolio oculto sobre las tenencias de activos globales, y a través de su influencia sobre nuestros medios de comunicación centralizados, tienen el poder de manipular y controlar una gran parte de la economía y los acontecimientos del mundo, y cómo el mundo lo ve todo. En total, BlackRock y Vanguard son propietarios de unas 1.600 empresas estadounidenses, que en 2015 tuvieron unos ingresos combinados de 9,1 billones de dólares. Si se añade el tercer mayor propietario mundial, State Street, su propiedad combinada abarca casi el 90% de todas las empresas del S&P 500.10 Curiosamente, Vanguard también posee una gran parte de Blackrock. A su vez, Blackrock ha sido llamada la “cuarta rama del gobierno” por Bloomberg, ya que son la única empresa privada que tiene acuerdos financieros para prestar dinero al sistema bancario central.11 Entre los propietarios y accionistas de Vanguard se encuentran Rothschild Investment Corp,12 Edmond De Rothschild Holding,13 la familia italiana Orsini, la familia estadounidense Bush, la familia real británica y las familias du Pont, Morgan, Vanderbilt y Rockefeller.14,15

Gates también dicta la política alimentaria mundial

Además de su control sobre la salud mundial y los medios de comunicación, la red de Bill Gates también incluye la política alimentaria y agrícola mundial. Incluso es uno de los mayores propietarios de tierras agrícolas de Estados Unidos.16 Si Gates fuera un defensor de los productos orgánicos, su propiedad de tierras probablemente se vería como algo bueno, pero es cualquier cosa menos eso. Por el contrario, no sólo es un viejo defensor de los OGM y de los productos químicos agrícolas tóxicos, sino que también ha dejado constancia de que insta a los países occidentales a cambiar a la carne de vacuno de imitación 100% sintética cultivada en laboratorio, y ha arremetido contra los intentos legislativos de garantizar que las carnes falsas estén debidamente etiquetadas, ya que eso frenaría la aceptación del público.17 No es de extrañar que Gates haya invertido económicamente en la mayoría de las “soluciones” que propone para los problemas del mundo, ya sea el hambre, las enfermedades, las pandemias víricas o el cambio climático.18 Son este tipo de esfuerzos interesados los que le han valido a Gates el título no oficial de filántropo más peligroso del mundo. Como señalan la organización AGRA Watch,19 la doctora Vandana Shiva y otros, la filantropía de Gates crea varios problemas nuevos por cada uno que promete resolver, y puede describirse mejor como “filantrocapitalismo”. Una y otra vez, el enfoque globalista de la agricultura de Gates ha tenido consecuencias devastadoras para la sostenibilidad alimentaria y medioambiental en general y para la seguridad alimentaria local en particular. Sin embargo, es rentable para Gates y sus aliados corporativos, y fomenta el plan tecnocrático de controlar el mundo mediante la propiedad de todos los recursos mundiales.

El FEM, fundado por el tecnócrata Klaus Schwab, es sólo una de las agencias globales no gubernamentales que ayudan a promover la destructiva agenda agrícola y alimentaria de Gates.

El gran reseteo de la vida tal y como la conocemos

La Fundación Gates, a través de su financiación del FEM, también desempeña un papel importante en El Gran Reseteo, que se dio a conocer oficialmente durante una cumbre del FEM en mayo de 2020. Como informó The Defender, el Gran Reajuste:20

… es una visión para transferir el mundo a un estado de vigilancia totalitario y autoritario manipulado por tecnócratas para gestionar poblaciones traumatizadas, para desplazar la riqueza hacia arriba y servir a los intereses de los oligarcas multimillonarios de élite“.

Todos los aspectos concebibles de la vida y la sociedad están programados para ser “reseteados” de acuerdo con el plan – incluyendo las políticas alimentarias mundiales. A la cabeza de esa carga específica está una organización llamada Foro EAT, cofundada por el Wellcome Trust, que se describe a sí misma como el “Davos de la alimentación”. La mayor iniciativa del Foro EAT se llama FReSH, que pretende transformar el sistema alimentario en su conjunto. Entre los socios de este proyecto se encuentran Bayer, Cargill, Syngenta, Unilever y Google. EAT también colabora con casi 40 gobiernos municipales de Europa, África, Asia, Norteamérica, Sudamérica y Australia, y ayuda al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), financiado por Gates, a crear directrices dietéticas actualizadas. Como puedes ver, no importa qué red estés mirando, ya sea la salud global, las finanzas, los medios de comunicación, la política medioambiental o la alimentación, la Fundación Gates, el FEM y el Wellcome Trust están ahí, y atando todo ello está el plan The Great Reset, con su Cuarta Revolución Industrial (otro invento de Schwab), que es la transformación de la propia humanidad en ciborgs conectados a Internet. En última instancia, ahí es donde esta empresa criminal COVID está tratando de llevarnos. Para evitar que esa pesadilla distópica se convierta en nuestro destino, necesitamos ver las redes ocultas que trabajan entre bastidores. Tenemos que reconocer que las decisiones no se toman por casualidad. Hay un plan, y las decisiones en áreas aparentemente dispares tienen en realidad el mismo objetivo. Esto no se puede ver si se piensa que las personas, las organizaciones e incluso los países trabajan de forma independiente. De hecho, están conectados en red, que es lo que los hace tan poderosos. Lo que puede interrumpir o romper ese poder es la comprensión pública de estas redes, y entender que el objetivo final de todas ellas es “resetear” y “reconstruir” la civilización (“Volver a construir mejor” o “Build Back Better” para decirlo con un término de su propia creación). 

Publicada originalmente aquí.


Referencias 

Club Klaren Worte, Public-Private Partnership (PDF)
Philanthropy News Digest April 3, 2009
3, 4, 6 MintPress News November 15, 2021
Columbia Journalism Review August 21, 2020
7, 11 Humans Are Free May 5, 2021
8, 9 The Puppet Masters Portfolios July 31, 2021
10 The Conversation May 10, 2017
12 Fintel Rothschild
13 Fintel Edmond De Rothschild
14 SGT Report May 6, 2021
15 Lew Rockwell April 21, 2021
16 New York Post February 27, 2021
17 Technology Review February 15, 2021
18, 20 The Defender February 4, 2021
19 Third World Network, Philanthrocapitalism: The Gates Foundation’s African Programs Are Not Charity

Netzwerkanalyse-Corona-Komplex

Compartir