POIESIS / 40

Por Gerardo Ciancio

La poesía de Gustavo Wojciechowsky (Maca) ha construido y desarrollado, a lo largo de cuarenta años, un complejo proyecto estético que singulariza su producción en el concierto de la literatura uruguaya contemporánea y en el campo poético de la región y el continente. Con sus orígenes muy arraigados en la propuesta oral del poema, en la puesta en escena del texto poético, en performances donde se combinan las artes visuales y teatrales en multiplicidad de formatos, su quehacer poético fue desbordando la “página” y, en particular, la linealidad del lenguaje. Es decir, el poeta continuamente ha explorado en las posibilidades del poema más allá de la doxa (“escribo los poemas / que puedo”). Para ello, leyó bien la poesía de Baudelaire, Rimbaud, Mallarmé, las propuestas de la vanguardia histórica, de la antipoesía de Nicanor Parra, de los poetas del concretismo brasilero, de los beatniks, la de sus contemporáneos uruguayos y argentinos, por citar algunas fuentes que alinean la obra de Wojciechowsky con una genealogía de la Modernidad artística en su gestualidad de búsqueda, experimentación, exploración, ensayo y riesgo: “el poema que escribiera un día /el otro me decepciona”. 

No obstante, su producción poética da cuenta de una firma autoral muy original que no se agota en un gesto de novedad, en un embarcarse en determinada tendencia estética, en un (neo) ismo. Wojciechowsky ha cultivado, sin descuidar el cauce de la forma más “tradicional” de componer un poema, el poema oral (un sinnúmero de lecturas en vivo y varios registros discográficos lo confirman), el poema visual (práctica que, de una forma u otra, está presente en todos sus libros) y el poema tipográfico, género en el que Wojciechowsky es pionero en el ámbito latinoamericano (especialmente en sus libros Tipografía, poemas&polacos, aquí debería ir el título y Tipoemaca). Su afán de priorizar su tarea con la “materialidad” del poema, con su plano expresivo, lo ha conducido a elaborar un sostenido trabajo con el significante, tanto en el plano acústico (la poesía puesta en voz) como gráfico. 

Una reflexión intensa sobre el poema, la poesía (“lo serio / de la realidad de la poesía”), el acto de escritura (“tránsito complejo la escritura”), el sentido de ese acto, en suma, la elaboración de una poética en el propio cuerpo del texto poético, caracteriza la producción de Gustavo Wojciechowsky. Y eso ha sido una constante durante décadas de su trabajo escritural. Prefiero no hablar aquí de metapoesía, porque desde el momento en que el poeta hace de su poema una reflexión sobre el mismo, está sencillamente reconociendo el ‘lugar’ del poema, su emplazamiento en el lenguaje, en una cierta forma de concebir el lenguaje, su espacio otro de producción de sentido. O como lo expresa en el poema “Poemar”:

“El poema que habla del poema  / en realidad no es un poema. / El que lo es es un poema que poema del poema”.


ya se ha escrito demasiado con el lápiz, ahora habría 
	[que buscar nuevas formas 
: escribir con una goma por ejemplo
no es que sea negativo : no le presto oídos al resentido, no lo siento, ni tiene sentido
la mía                  es una cuestión conceptual : hay que eliminar

                                             ((en)AJENA/ACCION, 1982)

ustedes pensarán que esto es el descrédito total, la desconfianza, pero no se olviden que esto es literatura y por tanto, un poco de mentira

yo no soy siempre así, a veces disimulo   

                                             ((en)AJENA/ACCION, 1982)


cuando la inactividad me sobrepasa una mosca
dos moscas volando el aburrimiento
me vuel(v)o porfiado
tan testarudo 
que quisiera resolver la vida
de un sólo acto insecticida

el atropello
es una forma de inactividad
. . . 

estoy reventado de cabo a rabo

lo valiente es no irritarse
continuar tranquilamente con el aburrimiento

el aburrimiento es la actividad más noble de nuestro siglo

                                            ((en)AJENA/ACCION, 1982)


esta salud de saber que estamos muy enfermos
Juan Gelman 

escribo desganadamente
sin tener más remedio que esta enfermedad
–sin pedir permiso ni atención, escribo–
gratuitamente
me lleno y me vacío en una palabra

soy un cable pelado tendido al lector desprevenido

                                            ((en)AJENA/ACCION,1982)
 
IMPRESI(CI)ONES SOBRE EL 25 DE SEPTIEMBRE DE 1983

¿no te alegra la alegría?
abrazarte a vos mismo
en cada otro
es difícil
		ya lo creo
más difícil que estar triste
compartir la muerte
algo así me decía el negro que
tenía un tractor en el pecho, citaba
el tato también triste triste

celébrote de aquí
a pie de la angustia
toda la alegría

P.D.:
Te devuelvo el saludo, Julio: “Ainda sou estudante da vida que eu quero dar”/ belchior  

                                     (Segundas Impresi(ci)ones, 1984)

LAMENTO DEL HIJO ÚNICO

alguien me tira del saco / no me deja caminar / para que no se me arruguen las solapas / mientras camino o me quedo / por ahí / y no me hace daño aunque se quejen las costuras de mi vientre / porque me está llamando / porque sabe que no volveré / porque me hace dolor tanto doler / porque es mi madre aquella modista/

yo no tengo otro saco ni ella
tiene de dónde tironear

así que me lo saco / lo dejo sobre su pollera / y salgo sin piel

                                            (Sobras completas, 1986)

ARTE POÉTICA

reluciente como una gota de sangre en medio de la vereda a las cinco de la mañana / molesta como otra de sudor en plena barba / social como toda maravilla / maravillosa como otra sociedad / sorpresiva como estornudo / desconcertante como tropezón / redundante como este poema

                                             (Sobras completas,1986)

las cosas
		las palabras
se nos caen
desafiando al equilibrio
–se hacen pedazos los besos
sin registro
		los rostros–
la medio que me robó el perro
el libro que extravió la mudanza
el saludos
	     el sombrero
el vecino provisorio

las cosas no son
ni nuestras
muestras de existencia

                                             (Sobras completas,1986)


AFECCIONES IV

un muchachón perdido en el desierto de caravansera y sólo sabe que lo ensañarán otra vez, que todo es inútil cenizas mal tiempo.
era un cazador de zafiros, un contrabandista de palabras estupefacientes matracas dilucidatorios blancuras de marfil.

la mayor valentía es la renuncia, quiso pensar antes de sumergirse, pero ya era demasiado tarde.

rimbaud –es verdad– no murió de sida, pero yo ví su hepatitis hace poco el pánico negarse a la jeringa descubierta.
su carita era la de Rimbaud.

se picó el viento atroz y seguirá muriendo.

todo todo todo está permitido muchachotes, hasta las renuncias más imposibles como SER ser bello enamorarse dar a luz cambiar de siglo de canal de sexo escribirse las venas con la yilet.
todo puede uno dejar de ser, menos hijo.

fiero trabajo ganarse un lugarcito en el infierno

                                   M (textículos & contumacias), 1994)


LO QUE DEBE SER HECHO POR TODOS

El plagio es necesario, dijo Ducasse.

El plagio es una forma adúltera de la literatura. Una traición, un engaño, una representación, una máscara.

Existo, luego no soy otro, dijo Lautréamont.

El plagio es una forma adulta de la literatura.

                                  (M (textículos & contumacias), 1994)

solita
una niña esta parada en medio de la inmensidad de una silla
sus piernitas apenas sostienen aquel peso tiem
blan creo esas piernitas tienen la fortaleza de las columnas trajanas
de las astas de la bodoni 
		               entonces porque mira hacia abajo
todo el mundo esta abajo
todo esta a
	    bajo
como diciendo la frase sigue avanza avanza
por la aspereza del texto en busca de que
un salto de renglón otra frase un enter otra cosa
...
esa niña es judía puedo pensar
que es argentina puedo pensar polaca que es
mi tía o acaso una vecina o que nunca voy a conocer
a alguien que la haya conocido puedo pensar sin 
embargo ella esta paradita en mi memoria

un punto 
...
una i siempre derechita con su puntito
en la cabeza como un aro estoy tentado a decir
el respaldo de la silla sus dos alitas no
lo voy a decir juro que no
pienso
...
claro... uno mira hacia abajo cuando se le cae algo pienso 
en las manos del tipógrafo distraído
ese espacio frágil como la torpeza entre 
la tinta de sus dedos y la caja baja es un salto 
al vacio una letra dando vueltas por el aire un golpe
unos piquecitos inquietos el platillo de la batería
tan campante sonando sonando tan cam pa nnnn te pero
no se desprendió esa letra en dos el punto
el cuerpo
...
no quiero hablar de miedo ni hacer mas comentarios
cuando toda reflexión es irreflexiva el olvido 
un disparate el recuerdo como pararse en medio de que
...
ella tiene los pies metidos en unos calcetines i los calcetines
en unos botines pero en realidad no se
donde esta ella
mas allá del mundo irreal de una foto
es decir en la certeza brutal de un papel tan frágil
tan duradero como el cuerpito de una niña
...
ahora esa niña esta parada en su silla mirando insistentemente 
hacia abajo 
siempre estará en su silla
no puedo separar la niña de la silla 
				           de la silla
como los indios que creían que el español a caballo
					          eran una sola cosa
yo ya no puedo ver la niña sin la silla o la silla
la letra con su punto minúsculo inevitable preciso brutal 
brutalmente
	        es que 
yo nunca había visto una niña así
...
lo quiero decir
lo digo 
lo digo para entenderme
para entender la brutalidad de una niña parada en una silla mirando hacia abajo     pero no logro entenderlo
no logro siquiera acercarme a ella
ella       esta ahí
seguirá insistentemente la memoria viéndola y no viéndola
si es cierto
que la madera de esa silla cuatro patas 
la pueden sostener        tanta ternura 
es difícil de sostener tanta soledad es difícil
de comprender

                                    (Tipografía, poemas&polacos, 2002)

PATRIA
(fragmento)

patria
todos firmes
mientras los bueyes arañan la tierra
el pampero la acaricia

patria
pedacito interminable de cielo / viento
viento que trafica nubes y pájaros
pájaros llenos de pájaros / todos
sin pintar / y lluvia cuando llueve /
que te garúa finito / por cada ojo / llanto prematuro
llantito
que te importa un pito

patria

libre de culpas  / pedrada en la primer vidriera
festejo clásico / macho / de puro mucho
aquí está estos son los colores del cagón
patriotera
esperá el tumulto para pegar de atrás
patria / no te llevarán por delante / pero cuidate la espalda
te darán un boleo en el culo / calculo que
matemáticamente tenés changuí / ni qué 
ocho cuartos de patria
patria / no me das la espalda / simplemente
porque no tenés / olímpico hijo de vidriero
/ patria / sos el ropero donde cada quien guarda sus traiciones
patria mía / sin mísera espalda ni respaldo
¿no será que sos un ángel? angelito angelita
mientras tuitos hacen el amor / encarás
un solitario / solita patria solito /
sin sexo pero promiscua / andrógino qué
no ni no / ¿travestido? / en bolas
todos los géneros bailan bajo el mismo sol
los generales bailan firmes / quién haiga visto
bailar a un general que arroje la primer chancleta

patria
no te nubles

¿qué vas a hacer con tu solito sol?
es el único que te queda / uno guachamente uno 
/ patria
uno son todos / podrá decir la consigna
del partido anarcontradictorio
unánime patria

patria levemente ondulada

                                  (Patria y otros poemas electorales, 2014)


todos los poemas son un poema todos los poemas
conforman el poema que va a dar a la mar que es el decir
por ejemplo “tía” y queda tía resoplando en la penumbra
sin que nadie sepa si Irma o Margara o cual de todas mis tías
me mira desde todos los poemas 
.	.	.

todos los poemas son incomprensibles
chapuzones en un idioma desaparecido 
¿cómo podríase comprender una botella que 
lleva adentro todos los mares 
flotando 
en medio del mensaje?
.	.	.

cada pequeña isla es errónea
le llegan poemas como si fueran salvaciones
frías botellas sin descorchar
y se sabe las islas no toman
.	.	.

nuevas interpretaciones nos llevan 
a afirmar que donde dice “poema” debe decir “otra cosa”
donde dice “isla” “pedacito de tierra” 
o “lugar donde apoyar 
los pies” o “continentarse” /  puede ser
una isla un continente
“grande” donde “pequeño”
siempre estuvo rodeada de agua la poesía 
nos deja secos

                                              (De entonces acá, 2015)

MANOS
I
Mis manos son de otro cuerpo. Recién me doy cuenta. Tienen otra piel, otra edad, son más grandes, más maduras, esas, que dicen ser mis manos. No es un tema médico (qué carajo podrán saber los médicos de unas manos que no son ni mías). A nadie se lo puedo decir. Nadie me creería. Mis manos son autónomas, unas extrañas que andan por ahí, por mujeres, teclados, tazas, teteras, llenitas de víboras como venas, y uñas que le crecen solas, sin control, sin importarte un comino mi opinión.
II
Estoy solo, completamente desnudo frente al espejo. Veo esas arañas y no hay duda, no son mías mis manos. Puedo tocar y sentir cada textura a travez de sus cinco tentáculos o patas, pero sé que no me pertenecen… tengo miedo de que me engañen., que tergiversen la información, y siento algo deformado, manipulado, lo que esas arañas de mierda quieren que yo sienta. Son unas traductoras.
III
Ahora soy una gallina desplumada que es recorrida por dos arañas digitando una terrible melodía que no logro comprender.

                                 (Esto no es un libro de poemas, 2018)

Si mal no recuerdo, Ni siquiera, empezaba así:

		extrema riqueza / extrema pobreza:
		poesía social

		extrema dura / extrema blanda:
		poesía erótica

		extrema sí / extrema no:
		poesía experimenta

		extrema:
				la poesía

                                                 (Ni siquiera, 2017)

1.
me madran y me padran leguas de lenguas

2.
a una le pica tarántula tela talada la
parentela tarantela tan tana tan tanto tan cammm
pana 
que me suena 
que me suena 
que me suena 	sueña 
		americarse 
		atrabesó tuitos los atlánticos
		a bordo de su colifata maleta pazza y fané
(usté no es de por aquy)
		como un surubí desnortiao a contra pelopinccio 
		tras una estrella fugaz
   			 	sur
(por aquy no es de usté)
				íbame a madrar

l i n g u a

3.
en medio del costillar tengo varado un barco
naides se explica cómo fue a jeder ahí
ay 	si apenas era un viento que desnucaba las gaviotas

será un astillero acaso el vientre de la tana más rubia?
y mi alma una botella que alberga un barco imposible?
atarazana
		mi chamuyo 	   ¿qué fala?
estrella falaz

cielito

                                               (LENGUA A RAZ, 2020)

por el queguay o el arapey
al hambrado el guacho
carneando
su sombra
fueguito muerto el indio
indomesticado
indigema
indi
       gente
–abolición del aborigen–

se vació el caracú

por el cuareim o el daymán
lengua púrpurea
cielito lindo
terral

chircaje
yuyo
yu
  lelé

por el tacuarí o el yí
nos sigue la luna
pasa su blanca lengua
por tuitas as noites
nos sigue la luna

se ol
vida

un toco e cielo

                                            (LENGUA A RAZ, 2020)


PURO

el potrero                      esa franja libre
campito de la magia
                                      desfachatada
atada al pie/ la doble jopeada del pollo en el área
peralta que encaja do penales uno con cada gamba/ el chino
y lo olímpico / socita revoleando la alegría como una bandera
/ qué será de la vida del pompa borges?.

                                            (Dié y uno má)

Gustavo Wojciechowsky (Maca)  nació en Montevideo en  1956. Poeta, ilustrador, diseñador gráfico, editor. Ha publicado:

Ciudad de las bocas torcidas, editado en forma conjunta con Vidrio para cronomapas de realidades nuda de Agamenón Castrillón, Montevideo, edición de los autores, 1980

Deuda de Phatos, plaqueta de poesía, Montevideo, Ediciones de UNO, 1982(en)AJENA/ACCION, Montevideo, Ediciones de Uno, 1982

-Segundas Impresi(ci)ones, Montevideo, Ediciones de UNO, 1984

Sobras completas, Montevideo, Ediciones de Uno, 1986

M (textículos & contumacias), editorial YOEA, 1994¸ edición ampliada, Yaugurú, 2021

Tipografía, poemas&polacos, Buenos Aires, Ed. Argonauta, 2002

aquí debería ir el título, caja de poesía visual, Yaugurú, 2008

Abisinia (entre otras cosas que pude haber escrito y hoy ya no recuerdo) (traducción de Witold Borcich. Yaugurú, 2009

30 (plaqueta de poesía, en colaboración con Agamenón Castrillón)Yaugurú, 2010

Trasiego, Yaugurú, 2012

En breve, plaqueta de poesía, Yaugurú, 2013; y otra edición, Trabalis, Puerto Rico, 2016

Tergiversaciones. Antología poética, Bogotá, Gamar Editores, 2013

-Patria y otros poemas electorales, Montevideo, Irrupciones grupo editor, 2014

-De entonces acá, Montevideo, Yaugurú, 2015

TIPOEMACA (poesía visual y tipográfica), Buenos Aires, Wolkowicz editores,  2017

           –Ni siquiera, Montevideo, Yaugurú, 2017

Esto no es un libro de poemas, Montevideo, Yaugurú Amordemisamores, 2018

Malversaciones (antología) , Ediciones Una Temporada en Isla Negra, Chile. 2020

            -LENGUA A RAZ; Montevideo, Yaugurú, 2020

-Dié y uno má, Montevideo, Yaugurú, 2021

Fotos: Mariela Benítez

Compartir