Zelenko clasifica los riesgos de las inyecciones COVID-19 en tres categorías: agudos, subagudos y a largo plazo. En esta conversación se revisan los principales riesgos encontrados en cada una de estas categorías

ENTREVISTA

Por JOSEPH MERCOLA

Ver el video aquí.

Este artículo forma parte de una serie semanal en la que el Dr. Mercola entrevista a varios expertos sobre diversos temas de salud. 

En esta entrevista, el Dr. Vladimir Zelenko habla de una preocupación muy seria, que comparte con al menos otros dos expertos de gran credibilidad: el Dr. Michael Yeadon, investigador de ciencias de la vida y antiguo vicepresidente y científico jefe de investigación de alergias y enfermedades respiratorias en Pfizer, y el profesor Luc Montagnier, virólogo de renombre mundial que ganó el premio Nobel por su descubrimiento del VIH.

Tanto Yeadon como Montagnier y Zelenko creen que las inyecciones de COVID-19 podrían reducir la esperanza de vida en varias décadas, dependiendo de varios factores, como la necesidad de recibir inyecciones de refuerzo. De hecho, puede haber razones para sospechar que muchos de los que reciben las vacunas y los refuerzos posteriores podrían perder la vida en dos o tres años, como resultado del cebado patógeno.

No estoy afirmando de forma inequívoca que se vaya a materializar un resultado funesto, tal y como se aborda en mi entrevista de la próxima semana con el Dr. Peter McCullough. Sin embargo, parece prudente tener un buen protocolo en las manos en previsión de un escenario de lo peor.

Así que, en ese sentido, Zelenko y yo nos adentramos en lo que se puede hacer para prevenir ese destino. Zelenko clasifica los riesgos de las “vacunas” COVID-19 en tres categorías: agudos, subagudos y a largo plazo, así que empecemos por revisar los principales riesgos encontrados en cada una de estas categorías.

Categoría de riesgo nº 1 – Riesgos agudos

La fase aguda del daño comienza en el momento de la inyección y probablemente dure unos tres meses. Según los informes registrados en el Sistema de Notificación de Efectos Adversos de las Vacunas (VAERS) de EE.UU., está claro que muchos no pueden sobrevivir más allá de la fase aguda.

Hasta ahora se han notificado unas 6.000 muertes, que suelen producirse en las 48 horas siguientes a la inyección. Muchos eventos incapacitantes graves también se producen con bastante rapidez, normalmente en unos pocos días o semanas. Sin embargo, Zelenko tiene una perspectiva muy sombría sobre la precisión de la base de datos del VAERS. Lo explica:

Según un documento publicado por el Instituto Salk de San Diego, han descubierto que la proteína de la espiga que se genera a través de la propia vacunación tiene efectos negativos para la salud. Es tóxica … por sí misma“.

“Hay muchas pruebas que demuestran que se propaga desde el lugar de la inyección y pasa al torrente sanguíneo, y básicamente llega a todas las células del cuerpo”.

“El ARNm tiene una vida media de entre una y dos semanas, dependiendo del ARNm, y durante ese intervalo, cada molécula de ARNm produce entre 2.000 y 5.000 proteínas de espiga. Por lo tanto, estamos hablando de trillones y trillones de proteínas de espiga”.

“Todo el cuerpo se convierte en una fábrica de proteínas de espiga. Varias órdenes de magnitud más que si usted fuera a obtener COVID, porque COVID infecta las vías respiratorias superiores e inferiores principalmente. Esas son las células que se infectan y comienzan a producir proteínas de espiga. Pero aquí estamos inyectando la vacuna y realmente viaja a cada célula de tu cuerpo y convierte cada célula de tu cuerpo en una fábrica de proteínas de espiga”.

A medida que el ARNm se disemina por el sistema vascular, las células que recubren los vasos sanguíneos comienzan a producir la proteína de la espiga. Por eso estamos viendo un número tan asombroso de informes de personas que experimentan coágulos de sangre por estas inyecciones.

Según Zelenko, el 40% de estos sucesos se producen en los dos primeros días tras la inyección. El riesgo disminuye entonces, pero los eventos vasculares, como los infartos de miocardio, los accidentes cerebrovasculares, los infartos renales y los infartos pulmonares, no desaparecen por completo hasta unos tres meses después de la última inyección.

Pero estos acontecimientos de los últimos tres meses no se notifican al VAERS. Por supuesto, es posible que la gente simplemente no los relacione con la inyección de COVID que recibieron varios meses antes.

¿Cuántas personas han muerto realmente a causa de las inyecciones de COVID?

Como señaló Zelenko, la falta de notificación es parte del problema al que nos enfrentamos. El número real de efectos secundarios es imposible de determinar, dado el hecho de que la Administración de Alimentos y Medicamentos no insistió en un sistema robusto de recogida de datos después de la vacunación, pero es sin duda más alto que lo que VAERS está listando.

“Si miramos el VAERS [sistema de notificación de efectos adversos de las vacunas], que en mi opinión es una basura… a día de hoy, digamos que dice que hay 6.000 muertes asociadas a la toma de la vacuna. Bueno, tenemos que entender lo que eso significa realmente”, dice Zelenko.

“Si miras el estudio de Harvard de 2009 sobre el sistema VAERS, dijeron que sólo el 1% de los eventos son realmente reportados. Así que… sea cual sea la cifra, no son 6.000. Tal vez sólo se notifique el 10%. No lo sé. Pero definitivamente no se está reportando todo.

Y luego hay dos grandes problemas [adicionales]. Hay pruebas de que los informes del VAERS que se han presentado están siendo borrados del servidor, número 1. Número 2, conozco personalmente dos docenas de casos de muertes asociadas a la vacuna, y cuando el médico y/o los miembros de la familia trataron de presentar un informe VAERS, sus informes fueron rechazados debido a algún tecnicismo.

El hecho de que todos ellos no pudieran hacer un informe, me hace levantar las cejas. ¿Qué porcentaje de información estamos viendo realmente? La respuesta es que, según mis cálculos, ya hay unos 200.000 estadounidenses muertos, directamente relacionados con las vacunas.”

Para llegar a esa cifra, Zelenko parte de la base de que sólo se notifican el 10% de los efectos adversos. Los estudios han indicado que podría ser tan bajo como el 1%. Eso nos da una cifra de muertes de alrededor de 60.000, a la que él añade otras 140.000 dado el hecho de que los informes están siendo borrados y rechazados.

La cuestión es que esto debería hacernos levantar las cejas, hacer que el público empiece a gritar y a decir: ‘Queremos saber la verdad. Queremos saber las cifras exactas. Dejen de ocultar la verdad… Quiero poder elegir con conocimiento de causa si quiero o no ponerme esta inyección’. Y eso no se le está dando a la gente.

Mi problema no es con la vacuna. Mi problema es con el gobierno, los órganos de gobierno y ciertas personas que están obstruyendo el flujo de información que salva vidas y suprimiendo la verdad de la gente, y luego utilizando la coerción para obligar a la gente a darse esta vacuna. Esa es la parte nefasta.

La supresión es tan flagrante y tan abierta, que médicos con credenciales impecables están siendo atacados por sólo expresar una opinión. Y esto se combina con que hay enfoques y protocolos de tratamiento prehospitalario probados que han demostrado reducir la hospitalización y la muerte en un 85%, y esa información está siendo suprimida.

Así que aquí tenemos una doble censura en la que se suprime la información positiva, esperanzadora y que salva vidas, y se suprimen los peligrosos resultados del enfoque de la vacunación. Es una configuración perfecta para el genocidio”.

Categoría de riesgo nº 2 – Riesgos subagudos

La fase de riesgo subagudo, que comienza alrededor de tres meses después de la inyección, es muy difícil de cuantificar. Como mínimo, es probable que dure entre varios meses y un par de años. La principal preocupación ahora es la potenciación dependiente de anticuerpos (ADE), también denominada cebado patogénico y/o potenciación inmunológica paradójica (PIE), ya que describe con mayor precisión el mecanismo de la enfermedad.

Zelenko cree que el ARNm se habrá degradado en ese momento, y es de esperar que sus células ya no produzcan la proteína de la espiga. Yo creo que el Dr puede estar siendo demasiado optimista en este punto, ya que el ARNm sintético ha sido modificado genéticamente para ser menos perecedero, además de estar envuelto en un nanolípido para resistir la degradación.

Sospecho que este ARNm modificado puede permanecer viable mucho más tiempo de lo que se cree, gracias a su naturaleza sintética. Es más, existe un mecanismo por el cual el ARNm puede transcribirse de forma inversa a su ADN, lo que haría que la producción de la proteína del pico fuera permanente, y probablemente intergeneracional. Describo este proceso en “Las muchas maneras en que las vacunas COVID pueden dañar su salud”.

Si Zelenko está en lo cierto, entonces el principal agente de la enfermedad ahora cambia de la proteína de la espiga a los anticuerpos producidos en respuesta a la proteína de la espiga. No sabemos cuánto tiempo durarán estos anticuerpos, pero lo más probable es que permanezcan durante varios meses, o años.

Aunque la producción de anticuerpos es el objetivo principal de estas inyecciones, y la respuesta que se dice que le proporciona un beneficio inmunológico, en realidad puede ser la fuente de problemas.

Los ensayos con animales en los que se probaron las vacunas convencionales contra el coronavirus han demostrado que las vacunas contra el coronavirus causan habitualmente ADE, por lo que cuando los animales son desafiados con el virus real contra el que han sido inmunizados, pueden enfermar gravemente e incluso morir. Si los hospitales empiezan a llenarse de individuos vacunados este otoño, sabrán por qué. Están sufriendo los efectos de la ADE. [Esta entrevista se realizó el 5 de julio de 2021; Mercola refiere al otoño boreal, coincidente con la aparición de la variante Omicron. N. de R.]

“En otras palabras, esos anticuerpos que se produjeron con la vacunación eran patológicos”, dice Zelenko. “Eran letales y provocaban una respuesta inmunitaria exagerada. Eso es lo que significa la potenciación dependiente de anticuerpos. Es una potenciación de la respuesta inmunitaria de forma que te mate…

La pregunta es, ¿cómo de segura es esta vacuna a largo plazo, o en la [fase] subaguda de tres meses a tres años? Es un gran interrogante. Según los modelos animales -y esto es lo que dice el Dr. Mike Yeadon- podría ser absolutamente genocida. Es la mayor puesta en riesgo de la supervivencia de la humanidad en la historia”.

Sin embargo, en contra de esta opinión, el Dr. Peter McCullough, que está completamente de acuerdo con la ingeniería de este evento y con que es uno de los crímenes más atroces contra la humanidad, no está convencido de que vaya a haber una mortandad masiva en otoño.

Está bien entrenado en la ciencia y esencialmente ha completado una beca en COVID-19 junto con ser el editor principal de dos prestigiosas revistas médicas, por lo que su opinión también merece consideración. Publicaremos su entrevista el próximo domingo 11 de julio de 2021. Entonces, ¿Por qué se está arriesgando la supervivencia de la humanidad?

Las preguntas que se hacen muchas personas en este momento son: “¿Por qué se suprimen los enfoques de tratamiento temprano que salvan vidas?” “¿Por qué se suprimen los efectos secundarios tóxicos y las tasas de mortalidad de las vacunas?” y “¿Por qué se está coaccionando a continentes enteros para que tomen una vacuna que es innecesaria desde el punto de vista médico y que no está probada en términos de seguridad y eficacia?”

En conjunto, nada de esto tiene sentido, por lo que personas como Yeadon, Montagnier, Zelenko y otros están planteando la preocupación por el genocidio global. ¿Se trata de eso? ¿Existe una interpretación alternativa de lo que está ocurriendo? Cuando se consideran los datos reales, la vacunación masiva simplemente no es necesaria, así que ¿por qué el impulso frenético para conseguir una aguja en cada brazo? Zelenko lo explica:

Hay algo que se llama necesidad médica. Así que analicemos si hay alguna necesidad médica para esta vacuna, y hay que hacerlo de forma sistemática basándose en la demografía.

Si miras los datos de los CDC, cualquier persona de 18 años o menos tiene un 99,998% de posibilidades de recuperarse del COVID-19 sin tratamiento. [El riesgo de morir es de 1 entre un millón. Es más seguro que el virus de la gripe. Si me dieran a elegir, preferiría que mis hijos tuvieran COVID-19 que la gripe. Entonces, ¿por qué iba a inmunizar a un grupo demográfico que tiene casi un 100% de posibilidades de recuperación con una vacuna experimental que ya ha matado a más niños que el virus?]

Si nos fijamos en el grupo demográfico de entre 18 y 45 años, las personas que están sanas tienen un 99,95% de posibilidades de recuperación sin tratamiento… según el CDC. La misma pregunta: ¿por qué vacunar a un grupo demográfico que se recupera por sí mismo sin tratamiento?

Tercera pregunta, si alguien tiene anticuerpos – y hay una plétora de pruebas [que demuestran] que los anticuerpos producidos de forma natural son mucho más eficaces para eliminar futuros virus que los inducidos por la vacuna … La inmunidad natural es mucho mejor, más eficaz y más segura, que la inducida por la vacuna. Entonces, alguien que ya tiene anticuerpos por haber tenido COVID antes, ¿por qué habría de vacunarlo? …

El miedo es una herramienta extremadamente útil para manipular el comportamiento de las personas. Y ese miedo se ha utilizado para crear una motivación psicológica para vacunarse con una vacuna que, en mi opinión, no tiene ninguna necesidad médica, tiene una enorme cantidad de riesgos reales y potenciales, y una eficacia muy cuestionable.”

Categoría de riesgo nº 3 – Riesgos a largo plazo

Más allá de los dos o tres años están los riesgos a largo plazo, que son aún más difíciles de predecir. Un riesgo especialmente difícil de predecir o cuantificar es la infertilidad. Pasarán décadas antes de que tengamos datos sobre los efectos reproductivos. Las mujeres de 20 años que reciban la vacuna podrían no tomarse en serio el intento de quedar embarazadas hasta los 30 años.

Los adolescentes y los niños pequeños tendrán que esperar décadas antes de que se pueda determinar la fertilidad. Por supuesto, para entonces será demasiado tarde. El daño estará hecho, y cientos de millones estarán en el mismo barco.

Zelenko cita una investigación publicada en The New England Journal of Medicine, que concluye que la vacunación con COVID durante el embarazo no aumenta el riesgo de aborto. Sin embargo, un examen más detallado del conjunto de datos reveló que esto sólo era cierto para las mujeres que se vacunaron durante el tercer trimestre. Las mujeres que se vacunan contra la COVID en el primer y segundo trimestre tienen un riesgo 24 veces mayor de sufrir un aborto.

También se ha informado de la disminución del recuento de espermatozoides y de la inflamación testicular en los hombres, así como de alteraciones del ciclo menstrual en mujeres de todas las edades. “Existe un efecto absoluto sobre la fertilidad”, afirma Zelenko. Sólo que aún no sabemos hasta qué punto”.

Es probable que la esperanza de vida general se vea afectada en todos los casos, pero, de nuevo, es muy difícil predecir cuántos años o décadas se perderán”. Zelenko, al igual que muchos otros médicos, sospecha que las enfermedades autoinmunes y los índices de cáncer aumentarán como consecuencia de las vacunas. Como señaló Zelenko:

Ya sea que usted considere la muerte inducida por la proteína espiga, los abortos involuntarios, o la miocarditis en los adultos jóvenes; o usted considere el problema de cebado patógeno subagudo;, o usted mire los efectos potenciales a largo plazo de la infertilidad, la enfermedad auto inmune y el cáncer… usted tiene la configuración absoluta para un genocidio. Y es por eso que estos líderes del pensamiento mundial, los científicos, están advirtiendo a la gente …

Hagamos un experimento mental. Si el COVID-19 infectara a todos los seres humanos de este planeta y no se tratara, ¿cuál sería la tasa global de mortalidad? La respuesta es menos del 1%, y no estoy promoviendo eso, por cierto. Eso es ya mucha gente.

Ahora, ¿cuál va a ser la tasa de mortalidad de la vacunación global? Eso va a ser varios órdenes de magnitud mayor. Y en realidad depende de lo lejos que se mire. Porque si alguien está destinado a vivir 80 años y vive 60 años, ¿cómo cuantificar eso? …

Estamos hablando de 1.500 a 2.000 millones de personas [que mueren] sin ninguna razón, salvo las agendas de unos pocos psicópatas o sociópatas. ¿Por qué lo digo? Porque hay gente que aboga por la reducción de la población desde hace décadas. Acabo de ver un vídeo del padre de Boris Johnson [el primer ministro del Reino Unido] … abogando por la reducción de la población de Inglaterra a 15 millones …

Este tipo de ideología existe, y en esta generación, no es realmente antisemita. Lo que es, es que hay un pequeño grupo de sociópatas que creen … que han evolucionado hacia un [estado] iluminado sobrehumano que les da derecho a dictar el curso de la historia.

Por ejemplo, Bill Gates en 2015 dijo que la población mundial debe reducirse en un determinado porcentaje debido al calentamiento global, o lo que sea. Así que mi pregunta es muy sencilla. Él es uno de los principales partidarios y aprovechados de la vacunación mundial. ¿Por qué iba a vacunarme por mi salud alguien que aboga por la reducción de la población mundial?

Otro individuo que da miedo es Klaus Schwab, el fundador del Foro Económico Mundial. Es muy influyente. Escribió el libro COVID-19 The Great Reset. En 2016, en una entrevista en Francia … Schwab hizo el anuncio de que dentro de 10 años, toda la humanidad será etiquetada con un identificador. Si miras el plan 2030 de la ONU, que fue elaborado por el Foro Económico Mundial, dice ‘América ya no será una superpotencia.’

Esa es una agenda declarada. Luego, mi favorito es: ‘No tendrás nada y serás feliz. No comerás carne. Los combustibles fósiles estarán prohibidos. Habrá mil millones de refugiados, que tendrán que integrarse en vuestras sociedades’. Entonces, mi pregunta es, ¿qué sociópata se siente con derecho a hacer una declaración como ‘No poseerás nada y serás feliz’?

¿Qué es lo que da derecho a este tipo de individuos, o grupo de individuos, a pensar así? Bueno, creen que están iluminados mucho más allá del humano o subhumano medio”.

Guerra contra Dios

Zelenko, un judío devoto, cree que la raíz de esta toma de posesión global es realmente una guerra contra Dios. La implicación es que la vida tiene santidad, y si la vida tiene santidad, tenemos derechos humanos, “ganados” sólo por nuestro nacimiento. Esta es la fuente del derecho natural. Y, si tenemos derechos humanos, otorgados por Dios, entonces nadie tiene derecho a decidir cuánto tiempo debe vivir cada uno de nosotros, o cuántas personas debe haber en el planeta.

“Esa es una prerrogativa de Dios”, dice Zelenko. “Sin embargo, si se quita eso y se considera a la persona como un animal, una perspectiva darwinista o eugenésica, y básicamente la supervivencia del más apto es la vara con la que se mide la jerarquía de dominio de la humanidad, en ese caso, estas personas sienten que están en la cima de la pirámide, y eso les da derecho a decidir si usted y yo debemos vivir …

Yo llamo a la vacuna [COVID] ‘Zyklon-V’. Es el gas que los nazis utilizaron para matar a mis parientes. Así que para expresar mis sentimientos, la llamo Zyklon-V. Es un arma de destrucción masiva absoluta. Se está mintiendo a la gente y ellos mismos corren a las cámaras de gas por el miedo al patógeno”.

Cómo proteger su salud después de la inyección

Si tú o alguien que conoces o quieres se vacunó contra la COVID y ahora se arrepienten, hay estrategias concretas que puedes utilizar para proteger tu salud.

Al parecer, si uno ha superado bien los tres primeros meses, es probable que su riesgo de sufrir coágulos sanguíneos haya disminuido radicalmente. Para contrarrestar la coagulación excesiva, un anticoagulante puede ser apropiado. Una alternativa natural muy prometedora es la n-acetil cisteína (NAC), ya que tiene efectos tanto anticoagulantes como trombolíticos, lo que significa que puede prevenir los coágulos y romper los que ya se han formado. Evidentemente, uno no debe recibir más inyecciones de refuerzo.

En la fase subaguda, el objetivo número 1 será evitar los ADE. La clave para ello es evitar que se desencadene una reacción inmunitaria patógena, y la única manera de hacerlo es aplicar algún tipo de protocolo profiláctico, es decir, un protocolo de prevención del resfriado común y la gripe.

Esto es especialmente importante para cualquier persona que haya recibido la inyección de COVID, ya que tiene un alto riesgo de sufrir complicaciones y tiene la falsa impresión de que está “protegida”, cuando en realidad tiene un mayor riesgo ahora que ha recibido la inyección, y debe tomar precauciones extraordinarias.

Cualquier síntoma de infección de las vías respiratorias superiores debe tratarse inmediatamente, no más tarde. La COVID es una enfermedad multifásica. La primera fase es la viral, que dura de cinco a siete días. Es cuando se trata más fácilmente. Después del séptimo día, la enfermedad suele pasar a la fase inflamatoria, que requiere un tratamiento diferente.

La administración de suplementos de zinc es un componente importante para la prevención y el tratamiento temprano en la fase vírica, ya que impide la replicación del virus. Sin embargo, hay que tomarlo con un ionóforo de zinc, como la quercetina, el EGCG (extracto de té verde), la hidroxicloroquina o la ivermectina.

“La mayoría de los protocolos de COVID se centran en la inhibición de la replicación de nuestro virus de ARN. Esto significa que para que un virus haga copias de sí mismo, necesita entrar en la célula humana. En el caso de los virus de ARN, todos los COVID, los coronavirus e incluso los virus de la gripe, utilizan una vía común llamada ARN polimerasa dependiente de ARN. Es una enzima muy importante.

Esa enzima es la que hace copias del material genético viral, que luego permite que se formen nuevos virus y se propaguen. Por lo tanto, si se inhibe el proceso de replicación del ARN viral, se eliminará la propagación viral, el crecimiento viral. Lo bonito de lo que hemos descubierto con el zinc es que éste inhibe muy bien esta enzima, si hay una [molécula] de zinc dentro de la célula.

Pero el zinc no puede entrar realmente en la célula por sí solo. Ahí es donde entra el concepto de los ionóforos de zinc. Los ionóforos de zinc abren la puerta de la membrana celular y permiten que el zinc vaya desde el exterior de la célula al interior de la misma. Y cuando se aumenta la concentración de zinc en el interior de la célula, se puede inhibir eficazmente esta enzima, impidiendo la replicación de la mayoría, si no de todos, los coronavirus y los virus de la gripe”.

Si te has vacunado, considérate de alto riesgo para el COVID y pon en práctica un protocolo de profilaxis diaria. Esto significa optimizar la vitamina D y tomar vitamina C, zinc y un ionóforo de zinc a diario, al menos durante la temporada de gripe y resfriados.

Además del zinc y de un ionóforo de zinc, también debe optimizar su nivel de vitamina D. El rango que debe buscar es de 60 ng/mL a 80 ng/mL durante todo el año. La dosis adecuada de vitamina D3 por vía oral es la que le permite estar dentro de ese rango.

La vitamina C es otro componente importante, especialmente si está tomando quercetina, ya que tienen efectos sinérgicos. Para actuar eficazmente como ionóforo del zinc, la quercetina necesita vitamina C.

El mensaje final es que si se ha vacunado, considere que tiene un alto riesgo de contraer COVID y aplique un protocolo de profilaxis diario. Esto significa optimizar la vitamina D y tomar vitamina C, zinc y un ionóforo de zinc a diario, al menos durante la temporada de resfriados y gripe.

Si tiene un riesgo bajo de contraer COVID y no se ha vacunado, asegúrese de tener estos artículos a mano y empiece a tratarse ante los primeros síntomas de resfriado o gripe.

Peróxido de hidrógeno nebulizado al 0,1%.Diariamente o con más frecuencia si es necesario
NAC (N-acetil cisteína)500 mg una vez al día
Zinc15 mg una vez al día
Vitamina C500 mg una vez al día o 250 mg dos veces al día
Eliminar TODOS los aceites vegetales (de semillas)El objetivo es cero
Vitamina DLa mayoría de los adultos necesitan 8000 UI al día, pero es imprescindible comprobar los niveles en sangre 60-80 ng/ml o 100-150 nmol/l
Sauna diaria20 minutos a 170 grados Farenheit ayudarán a destruir las proteínas de los picos
Alimentación restringida en el tiempoAyuda a eliminar las proteínas de los picos a través de la autofagia
Trate de comer sólo alimentos orgánicos, especialmente evitar la docena suciaEsto ayudará a limitar la ingesta de glifosato.

____________

Resumen de Mónica Lozano, publicado originalmente aquí

Compartir