* En el frente los soldados ucranianos subsisten comiendo una papa por día, y se les lleva agua cada dos días.
* Unidades ya perdieron la mitad de sus miembros a manos rusas
* No tienen armamento, y ya parte de las tropas en el frente no son soldados profesionales, sino personas comunes sin entrenamiento militar previo

INFORME ESPECIAL/ VISIONES NORTEAMERICANAS

Por Tyler Durden

Con la guerra de Rusia en Ucrania en su cuarto mes, los consumidores de los principales medios de comunicación han sido alimentados con titulares y análisis aparentemente interminables sobre extensas pérdidas militares de Rusia. Al mismo tiempo, las fuerzas ucranianas han tendido a ser ensalzadas y su destreza en el campo de batalla ha sido pintada con tonos románticos, sin que hasta ahora se haya dado ninguna información pública que detalle las bajas de las fuerzas ucranianas, los contratiempos y las pérdidas de equipo.

Pero, por primera vez, The Washington Post ha publicado una evaluación sorprendentemente negativa de la situación de las fuerzas ucranianas respaldadas y equipadas por Estados Unidos. Ya no existe la lente idealizadora de color de rosa a través de la cual se suelen retratar todos y cada uno de los encuentros con los rusos. El corresponsal del WaPo y autor del nuevo informe, Sudarsan Raghavan, subraya que “los líderes ucranianos proyectan una imagen de invulnerabilidad militar frente a Rusia. Pero los comandantes ofrecen un retrato más realista de la guerra, donde los voluntarios superados describen haber sido abandonados por sus jefes militares y enfrentarse a una muerte segura en el frente“.

Como muchos observadores cuidadosos y menos idealistas sospechaban todo el tiempo, un flujo constante tanto de propaganda bélica como de comentarios unilaterales en las redes sociales, en los que parece que los únicos tanques que explotan son los rusos, ha servido para presentar una imagen muy sesgada del campo de batalla al público occidental. Aunque quizás sea más fácil dejarse llevar por este sesgo pro-Ucrania basándose en los innumerables “expertos” autoproclamados por los servicios de inteligencia de fuente abierta en Twitter, no lo es tanto si uno se adentra en Telegram, donde una avalancha de vídeos sin censura de ambos bandos ofrece una imagen más real, como parece sugerir también el nuevo informe.

El informe del Washington Post admite tardíamente la avalancha de propaganda basada en una narrativa pro-Kiev y pro-Occidente desde el principio: “Los vídeos de los asaltos a los tanques o posiciones rusas se publican a diario en las redes sociales. Los artistas crean carteles patrióticos, vallas publicitarias y camisetas. El servicio postal incluso ha lanzado sellos que conmemoran el hundimiento de un buque de guerra ruso en el Mar Negro“.

A continuación, el informe pivota hacia la realidad de una fuerza poco entrenada, mal comandada y equipada, de trapo, en su mayoría voluntarios, en el este, que se encuentra cada vez más rodeada por el ejército ruso, numéricamente superior, que ha penetrado en casi toda la región de Donbás. “Ucrania, al igual que Rusia, ha proporcionado escasa información sobre muertos, heridos o pérdidas de equipo militar. Pero después de tres meses de guerra, esta compañía de 120 hombres se ha reducido a 54 debido a las muertes, las lesiones y las deserciones“, se lee en el informe que sigue a un batallón en particular.

Las fuentes del informe hablan a pesar de la amenaza de ser sometidas a un consejo de guerra en medio de un flujo de información muy controlado:

La guerra quiebra a la gente“, dijo Serhiy Haidai, jefe de la administración regional de guerra en la provincia de Luhansk, reconociendo que muchos voluntarios no estaban debidamente entrenados porque las autoridades ucranianas no esperaban que Rusia invadiera. Pero sostuvo que todos los soldados están atendidos: “Tienen suficientes suministros médicos y alimentos. Lo único es que hay gente que no está preparada para luchar

El informe hace referencia a un vídeo que ha circulado ampliamente por Internet esta semana en el que un grupo del tamaño de un pelotón declara que simplemente no puede luchar por falta de armamento, munición, alimentos y apoyo de mando adecuado:
Nos están enviando a una muerte segura“, dijo un voluntario, leyendo de un guión preparado, y añadió que un vídeo similar fue filmado por miembros del 1er Batallón de la 115ª Brigada. “No estamos solos así, somos muchos“.
Los militares ucranianos refutaron las afirmaciones de los voluntarios en su propio vídeo publicado en Internet, diciendo que los “desertores” tenían todo lo que necesitaban para luchar: “Pensaban que habían venido de vacaciones“, dijo un miembro del servicio. “Por eso dejaron sus puestos“.
A raíz del vídeo, las tropas ucranianas presentadas están siendo acusadas de “deserción“.

Han aparecido otros videos similares: las unidades se quejan incluso de que se les deja luchar en condiciones ya imposibles con rifles de la época de la Primera y Segunda Guerra Mundial, que poco pueden hacer frente a la potencia de fuego muy superior de Rusia.
El asombroso informe del WaPo documenta además que grupos de voluntarios que antes eran técnicos de pozos petrolíferos, vendedores u otros trabajos ordinarios, como agricultores, fueron enviados a posiciones de primera línea en el sur y el este, a pesar de que pensaban que primero estaban destinados a simples puestos de seguridad en entornos mucho menos intensos como Lviv. 
Disparamos 30 balas y luego nos dijeron: ‘No podemos darles más; es demasiado caro’“, describió un voluntario. Y más: “Cuando llegamos aquí, nos dijeron que íbamos a estar en la tercera línea de defensa“, dijo Lapko. “En lugar de eso, llegamos a la línea cero, a la primera línea. No sabíamos a dónde íbamos“.
La situación se ha vuelto más grave, ya que incluso el agua escasea en medio del más intenso empuje ruso para rodear las posiciones ucranianas en el Donbás hasta la fecha:
Y en las últimas semanas, dijo, la situación ha empeorado mucho. Cuando sus cadenas de suministro se cortaron durante dos días por el bombardeo, los hombres se vieron obligados a conformarse con una papa por día.
Pasan la mayor parte de los días y las noches en trincheras excavadas en el bosque en los límites de Toshkivka o dentro de los sótanos de las casas abandonadas. “No tienen agua, no hay nada“, dijo Lapko. “Sólo agua que les traigo cada dos días“.
Entretanto, el cambio de retórica de destacados funcionarios y expertos que se ha producido últimamente sugiere claramente que no todo es bueno para los militares ucranianos…

El twit dice: “Nótese el cambio en la retórica.
Ahora tanto el Consejo Editorial del New York Times como Henry Kissinger y el Foro Económico Mundial están todos llamando a una paz negociada para Ucrania, incluso si eso significa cederle territorio a Rusia.”

El WaPo incluye además el siguiente testimonio y evaluación devastadores:

Muchos fueron bombardeados. No sé cómo contarlos“, dijo Lapko.

Las bajas aquí se mantienen en gran parte en secreto para proteger la moral de las tropas y del público en general.

En la televisión ucraniana vemos que no hay bajas“, dijo Lapko. “No hay verdad allí“.

Muchas de las bajas sufridas por la citada unidad de voluntarios se debieron a la falta de logística disponible para transportar a los heridos a los hospitales situados detrás de las líneas del frente. El informe subraya que el conjunto de las condiciones catastróficas de las fuerzas de primera línea ha llevado a los oficiales y a los alistados a negarse cada vez más a seguir las órdenes de los mandos superiores.

Con este nuevo e inesperado informe del Washington Post, la corriente principal parece admitir ahora, con retraso, lo que hace sólo unas semanas podía hacer que se eliminara una persona de Twitter…

El twit dice: “Ahora están haciendo avanzar metódicamente su infantería movilizada por sobre las ruinas desvastadas, bajo un paraguas de apoyo aéreo cercano de baja altura, y golpes de precisión de artillería corregidos con drones. Consiguientemente, los soldados ucranianos desmoralizados se están rindiendo en masa.

Los medios mainstream occidentales han, a esta altura ya por tres meses, alimentado a sus audiencias con un desfile de payasescos “expertos analistas militares” que han esparcido cuentos de hadas acerca de super héroes ucranianos “luchadores de la libertad” y conscriptos rusos cómicamente ineptos.”

Lapko y sus hombres están cada vez más frustrados y desilusionados con sus superiores. Su solicitud de premios no ha sido aprobada“, señala el informe. “Su comandante de batallón le exigió que enviara a 20 de sus soldados a otra línea del frente, lo que significaba que no podía rotar a sus hombres desde Toshkivka. Rechazó la orden“.

Publicado originalmente aquí

Compartir