* Una correspondencia publicada en la revista científica explica que “los vacunados siguen teniendo un rol relevante en la transmisión”.

* Citando estudios realizados en Estados Unidos, concluye que los vacunados tienen “una alta carga viral”.

* En Alemania un 55%  de los casos entre mayores de 60 años correspondieron a totalmente vacunados, “y esta proporción aumenta cada semana”. 

* Llama a “no estigmatizar” a los no vacunados

CONTRARRELATO

COVID-19: estigmatizar a los no vacunados no está justificado

Por Günter Kampf

Publicado en The Lancet, CORRESPONDENCE:  VOLUME 398, ISSUE 10314, P1871, NOVEMBER 20, 2021

DOI:https://doi.org/10.1016/S0140-6736(21)02243-1

En EE.UU. y Alemania, funcionarios de alto nivel han utilizado el término pandemia de los no vacunados, sugiriendo que las personas que han sido vacunadas no son relevantes en la epidemiología de COVID-19. El uso de esta frase por parte de los funcionarios podría haber animado a un científico a afirmar que “los no vacunados amenazan a los vacunados por el COVID-19”.1 Pero esta visión es demasiado simple.

Cada vez hay más pruebas de que los individuos vacunados siguen teniendo un papel relevante en la transmisión. En Massachusetts, EE.UU., se detectaron un total de 469 nuevos casos de COVID-19 durante varios eventos en julio de 2021, y 346 (74%) de estos casos fueron en personas total o parcialmente vacunadas, 274 (79%) de las cuales eran sintomáticas. Los valores del umbral del ciclo fueron igualmente bajos entre las personas que estaban totalmente vacunadas (mediana 22-8) y las personas que no estaban vacunadas, no estaban totalmente vacunadas o cuyo estado de vacunación era desconocido (mediana 21-5), lo que indica una alta carga viral incluso entre las personas que estaban totalmente vacunadas.2 

En los EE.UU., se notificaron un total de 10.262 casos de COVID-19 en personas vacunadas hasta el 30 de abril de 2021, de los cuales 2.725 (26-6%) eran asintomáticos, 995 (9-7%) fueron hospitalizados y 160 (1-6%) murieron.3 

En Alemania, el 55-4% de los casos sintomáticos de COVID-19 en pacientes de 60 años o más correspondían a personas totalmente vacunadas,4 y esta proporción aumenta cada semana. En Münster, Alemania, se produjeron nuevos casos de COVID-19 en al menos 85 (22%) de 380 personas totalmente vacunadas o que se habían recuperado de la COVID-19 y que acudieron a un club nocturno.5 

Las personas vacunadas tienen un menor riesgo de padecer una enfermedad grave, pero siguen siendo una parte relevante de la pandemia. Por tanto, es erróneo y peligroso hablar de una pandemia de los no vacunados. Históricamente, tanto Estados Unidos como Alemania han generado experiencias negativas al estigmatizar a parte de la población por su color de piel o su religión. Hago un llamamiento a los funcionarios de alto nivel y a los científicos para que dejen de estigmatizar de forma inapropiada a las personas no vacunadas, entre las que se encuentran nuestros pacientes, colegas y otros conciudadanos, y para que hagan un esfuerzo adicional para unir a la sociedad.


Referencias

Compartir