Blowin` in the wind. El presente texto surge a partir de la publicaci√≥n de la respuesta de Francisco Faig (en adelante, F) titulada Sobre la ca√≠da del relato y zurdas respuestas. Parafraseando a La trahison des images de Magritte, esto no es una respuesta; simplemente pretende ahondar en alguna perspectiva adicional sobre las cr√≠ticas planteadas por F, problematizando algunos otros aspectos que hacen al tema. Como proemio, quisi√©ramos mencionar (o quiz√°s denunciar al gigante empresarial Google) que nuestros perfiles y trayectorias laborales-acad√©micos son m√°s vers√°tiles que el recorte arbitrario de sobre algunos puestos de trabajo que desempe√Īamos o hemos desempe√Īado y que aparecen en la b√ļsqueda; de forma similar. Si busc√°ramos a F, seguramente simplificar√≠amos en demas√≠a si solo se√Īal√°ramos sus columnas de un medio de prensa que son disponibles s√≥lo para suscriptores. No obstante, hemos tenido que investigar un poco m√°s, ya que a diferencia de nuestro texto anterior no es una persona por nosotros tan conocida en el espacio acad√©mico, p√ļblico y/o social (como lo es qui√©n amerit√≥ nuestra referida respuesta). S√≠, vamos a incluir un comentario en este proemio sobre el tono del texto de F: por respeto a √©l mismo y su propio relato, el tono y sus interpretaciones posibles no ser√°n objeto de esta r√©plica.

En esta nueva oportunidad el art√≠culo se estructura en tres partes que pretenden arrojar luz o profundizar, seg√ļn sea el caso, en diferentes aspectos presentados.      

En primer lugar, uno de los aspectos m√°s curiosos que se√Īala F. en su respuesta, es una caricaturizaci√≥n sobre uno de los mecanismos organizativos del Frente Amplio. Los comit√©s de base son esencialmente espacios de encuentro con otros para la discusi√≥n pol√≠tica, con una fuerte vocaci√≥n hacia la organizaci√≥n desde el territorio y la participaci√≥n de sus integrantes en la toma de decisiones en forma descentralizada. Si bien es probable que F. solamente se sirva de cr√≠ticas realizadas por propios y ajenos para elaborar y dar sustento a su percepci√≥n, tambi√©n parece que las modalidades y l√≥gicas de funcionamiento de los espacios colectivos le fueran ajenos. Aprovechando la oportunidad de reflexionar acerca de las modalidades de organizaci√≥n territorial de los partidos pol√≠ticos, es necesario se√Īalar que la estructura de los comit√©s de base del Frente Amplio tienen un rol protag√≥nico y decisivo dentro de la toma de decisiones del partido, poniendo en valor y capacidad de incidencia en su conducci√≥n (aspecto que trataremos con mayor profundidad m√°s adelante).  

Asimismo, perm√≠tasenos recordar que esta funci√≥n es justamente lo que diferencia a los comit√©s de base de los ‚Äúclubes pol√≠ticos‚ÄĚ de los partidos ‚Äúde las divisas‚ÄĚ. Con una amplia cobertura en todo el pa√≠s, la red de clubes pol√≠ticos de mediados del siglo XX se aventuraba desde las casas partidarias en las ciudades hasta los garages m√°s rec√≥nditos del interior del pa√≠s y en la campa√Īa, construyendo ciudadan√≠a pol√≠tica y siendo la piedra angular de una estructura montada cuyo resultado m√°s visible era el clientelismo pol√≠tico, que reprodujo l√≥gicas perversas pero funcionales en ese momento hist√≥rico, (1) (para lo que tambi√©n le dejamos algunas lecturas recomendadas). En la actualidad, estos espacios de los partidos de las divisas se vaciaron por diferentes motivos, pero un d√≠a s√≠ y otro tambi√©n vemos una multiplicidad de reuniones pol√≠ticas de los ahora partidos de la coalici√≥n multicolor; por esto, quedamos estupefactos ante la respuesta de F (procuramos por todos los medios evitar calificar su opini√≥n sobre este punto) y nos atrevemos a llevar adelante el recurso ret√≥rico de la utilizaci√≥n de algunas preguntas que favorezcan la reflexi√≥n, entre las que se nos ocurren las siguientes: ¬Ņacaso en las reuniones de los clubes pol√≠ticos hablan de resultados de f√ļtbol o turf, comparten recetas de cocina y comentan los D+ y D- de Revista Galer√≠a? (2) ¬ŅAcaso realizan caf√©s literarios sobre el relato de la izquierda, mientras elaboran an√°lisis sesudos sobre el derrotero de la novela turca del momento? Hicimos nuestro mayor esfuerzo para encontrar otros motivos de reuni√≥n de los partidos pol√≠ticos, pero no se nos ocurre otro que el mismo: participar, discutir, generar y difundir ideolog√≠as o sl√≥ganes, o ¬Ņacaso la expresi√≥n ‚Äúdignidad arriba, regocijo abajo‚ÄĚ es m√°s v√°lido porque tiene un origen lenguelenguizado pero de poncho blanco?¬†

En segundo lugar, la risible expresi√≥n del ‚Äúlengue lengue zurdo‚ÄĚ nos interpela desde varios lugares. En primer lugar, no descartamos que nuestra pluma haya carecido de la fineza de un bistur√≠ para delinear conceptos que son profunda y esencialmente pol√≠ticos (poder, ciudadan√≠a, democracia, entre otros) y hayamos tomado prestado significados de diferentes vertientes epistemol√≥gicas y filos√≥ficas para apoyar nuestro discurso, y esperemos que en esta oportunidad podamos lograrlo. Poniendo el foco en el fondo del asunto, nos gustar√≠a compartir con F que partimos de una concepci√≥n de las relaciones de poder pol√≠tico que se ‚Äúdistribuye‚ÄĚ de diferente manera en la sociedad y la ciudadan√≠a (que es la parte constituyente de la asociaci√≥n pol√≠tica de los Estados modernos en sus diferentes variantes); el poder para la acci√≥n pol√≠tica que se construye desde la discusi√≥n, an√°lisis y organizaci√≥n de personas viviendo en la sociedad, es la base sobre la que se sostiene cualquier asociaci√≥n pol√≠tica: por lo tanto, cada individuo se vuelve sujeto pol√≠tico al ejercer los diversos roles posibles dentro de la distribuci√≥n m√°s general de las relaciones de poder de esa coyuntura. Algunas de estas acciones que podr√≠amos englobar como la propuesta, la respuesta o la resistencia organizadas en tanto sujetos pol√≠ticos, son centrales para entender esta forma de hacer pol√≠tica. Huelga decir que esta perspectiva tiene como sustento que la toma de decisiones, la representaci√≥n pol√≠tica, las oportunidades de voz, as√≠ como la construcci√≥n y la proyecci√≥n de liderazgos van circulando en los diferentes niveles de la organizaci√≥n, con una profunda convicci√≥n acerca de los mecanismos democr√°ticos definidos para la toma de decisiones y la validaci√≥n de liderazgos, con el objetivo de participar dentro del sistema pol√≠tico democr√°tico. A partir de lo anterior, consideramos que aportamos una profundizaci√≥n de las ideas presentadas con anterioridad, por lo que alentamos a F que pueda volver a interpretar el contenido de la idea debatida con nuevas capas de sentidos e informaci√≥n. 

En tercer lugar, F nos desaf√≠a ( con mucho tino) a profundizar la reflexi√≥n acerca de la idea √©tica que manejamos en nuestro art√≠culo original, y de las implicancias que tiene eso para la pr√°ctica pol√≠tica. Primeramente es necesario explicitar que partimos de la consideraci√≥n de la √©tica como aquel conjunto de costumbres y normas que dirigen o valoran el comportamiento humano en una comunidad, dejando deliberadamente por fuera los an√°lisis de la disciplina filos√≥fica. Luego, a estos efectos creemos que es necesario diferenciar y delimitar lo referente al plano de los fundamentos frente al de los contenidos; esto es importante para considerar que los contenidos de las acciones pueden estar basados en diferentes fundamentos o principios morales -dir√≠amos que son formas de entender el mundo-. Entendemos que ahondar en la disputa pol√≠tica que existe en el √°rea de las pol√≠ticas educativas en general, ser√≠a menospreciar la capacidad de an√°lisis de la realidad que tiene nuestro interlocutor; por lo tanto, nos limitaremos a profundizar en el posicionamiento de la gesti√≥n de la pol√≠tica de educaci√≥n universitaria p√ļblica, donde podemos diferenciar con claridad los fundamentos que se esgrimen desde un posicionamiento de izquierda/progresista y desde el posicionamiento m√°s liberal/conservador, as√≠ como los contenidos de la acci√≥n p√ļblica. La funci√≥n que tiene la educaci√≥n universitaria en la sociedad, se puede ver en t√©rminos individuales o del colectivo. Desde la mirada individual, el acceso a la educaci√≥n universitaria genera posibilidades de movilidad y prestigio social, conocimiento t√©cnico especializado, as√≠ como la posibilidad de mejorar las oportunidades de integraci√≥n al mundo del trabajo; a nivel del colectivo social, mejora los niveles de desarrollo humano y genera capacidades para la resoluci√≥n de los problemas colectivos. Desde la perspectiva de la izquierda, el fundamento √©tico para impulsar las funciones universitarias provienen de la consideraci√≥n de la mejora en la calidad de la vida de la comunidad y de la importancia de su conexi√≥n con las necesidades sociales estrat√©gicas; para eso, los contenidos √©ticos se traducen en inversi√≥n en la educaci√≥n, la territorializaci√≥n/descentralizaci√≥n de los servicios, el apoyo a la investigaci√≥n, y en especial el cogobierno de la instituci√≥n.    

Por √ļltimo y a modo de ap√©ndice, en estos d√≠as hemos podido asistir a la posibilidad de mejorar las condiciones para conseguir financiamiento e inversiones en los mercados internacionales gracias a la institucionalidad e indicadores econ√≥micos del pa√≠s desde hace varios a√Īos. ¬ŅSer√° tal vez el inicio del derrumbe de ‚Äúsu relato‚ÄĚ de campa√Īa sobre la situaci√≥n calamitosa en que se encontraba el pa√≠s? Para eso, tomamos prestadas las palabras del autor galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 2016.

‚ÄúYes, ‚Äôn‚Äô how many times can a man turn his head / Pretending he just doesn‚Äôt see? / The answer, my friend, is blowin‚Äô in the wind / The answer is blowin‚Äô in the wind‚ÄĚ [Bob Dylan, 1962]

Juan Aldaba y Nohelia Mill√°n

  1. ¬†A efectos de ilustrar este punto, lo invitamos a visitar la obra ‚ÄúLa pol√≠tica desde el llano‚ÄĚ de Juan P. Luna, Ediciones de la Banda Oriental, 2004. Recientemente, recomendamos leer tambi√©n How Party Activism Survives: Uruguay‚Äôs Frente Amplio de Ver√≥nica P√©rez Bentancur, Rafael Pi√Īeiro, Fernando Rosenblatt de 2019, galardonado por el premio Leon Epstein 2020 de la American Political Science Association.
  2. Columna que se publica en Revista Galer√≠a emitida por¬† Semanario B√ļsqueda

Compartir